RAFA SASTRE, EL ARTE DE LO BREVE

 

   A ver, a ver… El café, el recopilatorio de divas del jazz preparado, ¿Billie Holliday o Sarah Vaughan? Bueno, hay ocasiones en las que no hay decisión mala. Pongo la caña en la boquilla del saxo y lo dejo apoyado en el sofá por si se anima. ¡Ah! Se me olvidaban los ejemplares de Jazzesinato y Sueños y desatinos. Los dejo en la mesita de centro y ¡listo!

   Os he de confesar que el escritor que nos visita hoy es alguien muy especial para mí. Nos conocimos en la red de Falsaria allá por el 2012, cuando ambos comenzábamos a caminar en el mundo de las redes literarias. Así que lo considero como un amigo del colegio.

   ¡Oh! Escucho el timbre así que ¡damas y caballeros! os invito a una tarde de café y letras con uno de los escritores de microrrelatos más sorprendentes que he leído: RAFA SASTRE.

   Viste de manera casual, que es la forma chic que utilizamos quienes nos movemos en las tiendas de ropa como peces fuera del agua. Enseguida sus ojos se posan en el saxo. Le comento que es su aportación a la casa de invitados de RELATOS EN SU TINTA. Me reconoce que solo lo toca de oídas, así que me pide que no le insista. También me habla de una profesora de música con cierta tendencia a confundir las clases con la instrucción militar. Le invito a tomar asiento mientras voy a buscar el café a la cocina. En ese momento comienza a escucharse a Sarah Vaughan cantando Summertime. Sonríe.

  Mientras preparo el café dejadme que os hable un poquito de este escritor que nació de nalgas, algo que él siempre utiliza para justificar su disconformidad innata, sobre todo ante las situaciones injustas. Pese a comenzar hace relativamente poco su actividad literaria, su trayectoria es meteórica. Su primera publicación en papel fue en 2012 con una obra colectiva y solidaria de la editorial ACEN, titulada Bocados sabrosos II. Desde entonces, ha colaborado en 25 antologías más, la mayoría de ellas publicadas por los colectivos valencianos Generación Bibliocafé y Valencia Escribe. En este último colectivo literario edita mensualmente, desde marzo de 2014, una revista digital de lectura y descarga gratuita, en la que se recogen tanto relatos como poemas de quien quiera libremente participar. A nivel individual, en 2015 publicó con la editorial madrileña ACVF sus libros de microrrelatos Jazzesinato y Sueños y desatinos. En 2016, Weeble Books publica su cuento infantil Peppoff y Kampeón.

  Desde luego, es una trayectoria admirable.

  Vuelvo al comedor. Rafa está hojeando uno de sus libros. Con cuidado de no derramar las tazas me siento junto a él.

  Rafa, siempre me ha fascinado el título de tu blog, Los restos del naufragio. No solo me parece ocurrente, sino toda una declaración de intenciones. ¿Estamos abocados al naufragio? ¿Qué merecería la pena rescatar de las aguas?

  Me parece que la sociedad actual se parece mucho a un barco a la deriva que lleva camino de impactar antes o después con un enorme iceberg. Nos educan en la adoración a lo material y tangible, nos miden (o medimos) por lo que tenemos y no por lo que somos. Si no hay un golpe de timón y rescatamos la sensibilidad, la solidaridad, la empatía y la cultura, el naufragio será inevitable. Pero no me hagas mucho caso, porque aunque siempre intente llevar la sonrisa pegada a la cara, reconozco que soy pesimista por naturaleza.


Aunque, últimamente, no publicas demasiado en él…

  Me planteé la creación del blog para salvar algunos escritos de un posible naufragio en sus travesías de editorial en editorial, je, je, je... Luego advertí que mantener un blog precisa interactuación, es decir, una dedicación casi obligada (leer y contestar comentarios de los seguidores, fundamentalmente). Y como no me agradan demasiado las obligaciones, a menos que sean inevitables o me subyuguen hasta el tuétano, he ido desatendiéndolo. No obstante, de vez en cuando todavía estreno alguna entrada.

Así, entre nosotros, aprendí lo que es un microrrelato leyéndote en Falsaria.

  Bueno, David, la verdad es que nos leíamos mutuamente y ambos aprendimos del otro y también de los compañeros que compartían sus textos en aquella plataforma, con la que me considero en deuda por varios motivos.

  Dejo que le dé un sorbo al café mientras reflexiono sobre sus palabras. En aquella red conocí a muchos de los compañeros con los que he transitado en internet hasta hoy. Apoyándonos, dándonos aliento. Me pregunto si hubiera seguido escribiendo de no ser por ellos.

  A lo que iba, me parece curioso que siendo el microrrelato el género estrella en la red ello no se traslade a las librerías donde la novela monopoliza el mercado. ¿Los lectores compran a peso?

  Tienes mucha razón. Los tochos, aunque muchos sean insufribles, disfrutan de un escaparate privilegiado en las librerías. Pocas, pequeñas y heroicas editoriales apuestan por el cuento o el micro. Lo mismo pasa con la poesía. Se nos tiene por autores marginales, incapaces de generar negocio, y aquí y ahora lo que priva es el puñetero negocio. De ahí que muchos compañeros hayan de recurrir a la autoedición.


  ¿Puede cambiar esta situación?

 Lo veo difícil. Excepto unos pocos casos, los cuentistas (término que siempre se usa peyorativamente) somos escritores malditos a pesar de que la literatura, lo quieran o no, nació del cuento.

  Cojo uno de sus libros y leo la biografía. A él lo conocí a través de sus micros y reconozco que me sorprendió bastante conocer cual era su profesión: economista.


  ¿Tienen magia los números? Y no me refiero a la contabilidad creativa.

 Trabajo en una entidad financiera para poder subsistir, pero nunca he tenido vocación de economista. Ahora mismo no sabría responder por qué cursé esos estudios. Influencias familiares, supongo. Con el paso del tiempo me habría gustado ser músico (a nivel de aficionado), pero he comprobado que no tengo dotes para el solfeo.

  Da un sorbo a la taza antes de continuar.

  Te aseguro que a los números no les encuentro ningún encanto. De hecho, a las matemáticas les denominan ciencias exactas porque no dejan resquicio a la imaginación, que es donde nace la verdadera magia.

  Al escuchar su respuesta la he sentido como un eco de mis pensamientos. ¿Por qué el sistema educativo nos obliga a elegir nuestro futuro con tan corta edad?

  Me parece que somos muchos los que pertenecemos al club de los que empezamos a escribir con más años por detrás que por delante. ¿Te acuerdas del momento en el que te sentaste a una mesa y escribiste tu primer micro?

  No puedo decirte, probablemente en torno a los primeros años de este siglo. Pero visto desde mi perspectiva actual, fueron auténticos bodrios.


Con Rafa Sastre en la presentación de Relatos con Banda Sonora
  Aparte de tus libros, de tus escritos, maquetas y editas la revista digital de VALENCIA ESCRIBE, ayudas a organizar sus actividades y concursos, mantienes presencia en las redes… ¿El escritor de la era digital puede permitirse el lujo de encerrarse bajo cuatro paredes y dedicarse solo a escribir?

 Puede permitírselo, sin duda; pero el contacto con personas afines que tienen inquietudes semejantes, acaba por enriquecerte. De todas formas, he de confesarte que esa autoexigencia de mantenerte siempre conectado, me provoca a menudo la tentación de cortar por una temporada y centrarme en mis propios asuntos, ignorando la actualidad de los demás. No te extrañe que el día menos pensado desaparezca del mapa de las redes por ese motivo.

  Y además de tu trabajo, casado, con dos hijas… ¿cómo viven ellas tus necesarios momentos de soledad?

  Marisa me comprende, porque también ella escribe y además, muy bien. Mis hijas ya son mayores y, como se dice ahora, «van a su bola».

 ¿Eres escritor de brújula o de mapa? ¿Se puede aprender a narrar?

  Diría que soy escritor de «aquí te pillo y aquí te mato», lo cual no significa que luego no revise mis creaciones hasta la saciedad. Tengo la costumbre de ponerme a escribir solo cuando me asalta una idea o una historia, no intento forzar si no me siento inspirado. Me imagino que eso es lo que marca la diferencia con los grandes escritores, parece que ellos siempre están dispuestos a crear cosas maravillosas partiendo de la nada.

  Entonces, ¿sirven los talleres de escritura?

  Solo he asistido a un par de talleres, en los que aprendí más bien poco. Seguir siempre unas pautas técnicas lo considero aburrido hasta decir basta y creo que es un atentado contra la creatividad, contra el admirable estímulo de romper moldes. Y además de emplear la imaginación y la improvisación, has de creer en tu propia narración, el estilo ha de salir de tus entrañas; cuando no sucede así, me temo que el lector -a poco avispado o exigente que sea- enseguida lo nota y rechaza.

  Y cómo escribes, ¿con música o en silencio?

  Indistintamente. Pero si es con música, prefiero que sea jazz. Por cierto, me encanta Sara Vaughan.

  Ya os he dicho que no había error posible. Como ya ha terminado el CD le suplico que nos lea uno de sus micros mientras busco el de Billie Holliday. Accede encantado.


  Ja, ja, ja... Fabuloso micro, Rafa. Me encanta esa fina ironía tan tuya. Y puestos a ser originales, ¿cuáles son tus referentes literarios? 

  Me he leído casi todo Auster, es uno de mis autores preferidos. Millás también me fascina; nadie como él para crear, a partir de situaciones absurdas, historias verosímiles y atrapantes.

  ¿Algún libro te ha llegado a emocionar?

  Solo un libro me ha hecho llorar en esta vida (películas, muchas). Se trata de Viaje al fin del mundo, de Henning Mankell. Una cuatrilogía que muchos califican de literatura juvenil, pero que me atrapó desde el primer título (El perro que corría hacia una estrella). Como no podía ser de otra forma, recomiendo su lectura.

 Desde luego habrá que tomar buena nota. Rafa no es de lágrima fácil.


  Hasta ahora, has publicado dos libros de microrrelatos, pero me llevé una sorpresa cuando vi que llegaste a publicar un cuento infantil ¿Cómo fue?

  Pues en un taller de escritura creativa al que asistí en la Universidad de Valencia y que impartió Fernando Delgado nos dio una charla Carles Cano, que es uno de los principales autores valencianos de literatura infantil. Nos pusieron como deberes escribir un cuento para niños, y me salió Peppoff y Kampeón, una historia de serendipia cuyos protagonistas son un inventor ruso que vive en un pueblecito de Burgos y su perro anaranjado. Gustó tanto a quienes la leyeron, que me atreví a enviarla a la editorial Weeble, la cual tuvo a bien publicarla con unas magníficas ilustraciones de Carmen Ramos.

  Jazzesinato. No puedo imaginarme un título con más sabor a lo negro. Evoca a clubs nocturnos, pólvora, perfume de mujer… Medio en broma, medio en serio, ¿crees que ante la duda lo mejor es apostar al negro y el humor en literatura?

  Una vez leí que un conocido autor clásico (no recuerdo ahora el nombre) había dicho que si quieres que tu historia tenga éxito, has de meter a un muerto en ella. Y creo que no andaba demasiado desencaminado. Si lo administras bien, un muerto puede dar mucho juego literario. Tal vez por eso abundan tanto los autores de novela negra pero personalmente apuesto por el humor. Cualquier historia triste, incluso trágica, puede ser abordada con humor. Cualquier denuncia social «penetra» mejor si le impregnas algo de humor.

  Totalmente de acuerdo.

  Hablando de muertos y humor, recuerdo una novela de Robert L. Stevenson que me subyugó cuando la leí: Aventuras de un cadáver. La recuerdo con mucho agrado.

Me la apunto. ¿La vida es una sucesión de Sueños y Desatinos?

  Sí, con toda seguridad. Como humanos que somos, ni debemos dejar de soñar ni podemos dejar de cometer desatinos. 

Pronto vas a ser padre literario por cuarta vez, ¿puedes avanzarnos algo de ese proyecto?

  Muy pronto publicaré con la editorial ACEN otro libro de cuentos, microrrelatos y poemas, que quiero titular El ciego es el rey. Un libro en el que la mayoría de sus personajes se desenvuelven (como nosotros) en una sociedad de tuertos, en la que el ciego adquiere rango de majestad. En sus textos intento promover una reflexión sobre el misterioso glamour del fracaso, pero también acerca de la necesidad de conservar siempre la esperanza, único salvavidas para enfrentarnos a esta realidad y al inquietante futuro que (bajo mi funesta opinión) se avecina.

Jo, me parece un planteamiento genial. ¿Crees que la sociedad en la que vivimos tiene arreglo?

  Dicen que la esperanza es lo último que se pierde. Pero hay que cambiar tantas y tantas cosas, que resulta muy complicado confiar en que podremos. Aún así, hemos de intentar mantener la ilusión a toda costa.

  Le lleno de nuevo la taza de café y, como quien no quiere la cosa, le suelto el macro cuestionario de Marcel Proust, ese del que alguien dijo que todo escritor debería responder alguna vez en su vida. Arquea las cejas mientras cuenta las preguntas. Le acerco un bolígrafo y mientras responde me tomo la libertad de leer otro de sus micros.




CUESTIONARIO DE MARCEL PROUST

1. ¿Principal rasgo de tu carácter?

¿Jovialidad? No estoy seguro, igual es la inseguridad, vete tú a saber.

2. ¿Qué cualidad aprecias más en un hombre?

En una persona cabal, la lealtad a sus propias ideas.

3. ¿Y en una mujer?

Igual. ¿Por qué debería ser otra?

4. ¿Qué esperas de tus amigos?

Fidelidad, sinceridad, comprensión… Lo mismo que ellos esperan de mí, supongo.

5. ¿Tu principal defecto?

Como dije antes, soy pesimista por naturaleza, lo que no me priva de ser también demasiado confiado. Otro defecto es que, a veces, soy bastante bocazas.

6. ¿Tu ocupación favorita?

El dolce far niente en todas sus modalidades.

7. ¿Tu ideal de felicidad?

La felicidad la mido por pequeños momentos, nunca es (ni puede ser) permanente. Compartir un buen rato con personas a quienes aprecias y quieres, podría ser ese ideal por el que preguntas.

8. ¿Cuál sería tu mayor desgracia?

La pérdida de mis seres queridos.

9. ¿Qué te gustaría ser?

Aunque parezca mentira, nunca me lo he planteado. Solo quisiera que quienes me conocen me reconozcan o recuerden como una buena persona. Lo demás, para mí, resulta aleatorio.

10. ¿En qué país desearías vivir?

Pues dicen que Valencia ha sido elegida por tercer año consecutivo la mejor ciudad del mundo para vivir. Pensar en cambiar de residencia no sería demasiado inteligente.

11. ¿Tu color favorito?

Negro, tal vez. Nunca me lo he planteado.

12. ¿La flor que más te gusta?

Jazmín y azahar. Soy muy mediterráneo.

13. ¿El pájaro que prefieres?

Cualquier pájaro que pueda volar porque no está encerrado en una jaula. 

14. ¿Tus autores favoritos en prosa?

Oscar Wilde, Edgar Alan Poe, Paul Auster, Mario Benedetti, Juan José Millás, Philippe Claudel…

15. ¿Tus poetas?

Benedetti, García Lorca, Antonio Machado, Elvira Sastre, incluso Bukowski. Uno para cada estado de ánimo.

16. ¿Un héroe de ficción?

Tarzán.

17. ¿Una heroína?

En general, todas las mujeres protagonistas de las novelas de Jane Austen me parecen grandes heroínas.

18. ¿Tu compositor favorito?

Si hablamos de clásicos, Mozart. De los contemporáneos, me quedo con Leonard Cohen.

19. ¿Tu pintor preferido?

Muchos. Aunque me chifla Monet, por cuestión de paisanaje diré Joaquín Sorolla.

20. ¿Tu héroe de la vida real?

Cualquier persona de carne y hueso que lucha por sus derechos, que no se conforma con que se los arrebaten gratuitamente.

21. ¿Tu nombre favorito?

Ninguno en particular.

22. ¿Qué hábito ajeno no soportas?

La egolatría y pedantería, en todas sus variantes.

23. ¿Qué es lo que más detestas?

La injusticia. Si absolutamente nadie la tolerase, otro gallo nos cantaría.

24. ¿Una figura histórica que te ponga mal cuerpo?

Muchas. Pero a bote pronto y como encarnación del mal en una de sus máximas expresiones, elijo a Hitler.

25. ¿Un hecho de armas que admires?

Ninguno. Soy pacifista convencido. Aunque en determinados momentos se haya recurrido a ellas como medio defensivo, las armas siempre han sido un instrumento utilizado por opresores para asesinar ideas y someter a personas libres e inocentes.

26. ¿Qué don de la naturaleza desearías poseer?

Ningún ser humano debería poseer ni un solo don reservado a la naturaleza. Lo que hemos de intentar es no arrebatarle ninguno de los que aún conserva.

27. ¿Cómo te gustaría morir?

Sin dolor y mientras duermo.

28. ¿Cuál es el estado más típico de tu ánimo?

Aunque parezca contradictorio con ese pesimismo interno mío, procuro transmitir alegría a los demás siempre que puedo.

29. ¿Qué defectos te inspiran más indulgencia?

Todos los que nacen de la bondad humana, que no son pocos.

30. ¿Tienes un lema?

No, pero ahora se me ocurre uno: Vive y deja vivir.

   Amen a eso, Rafa. Ha sido un verdadero honor contar con tu visita y quedamos a la espera de ese EL CIEGO ES EL REY que seguro será genial. Podéis leer más micros suyos en el blog LOS RESTOS DEL NAUFRAGIO, y si estáis interesados adquirir sus libros en Amazon.


   Rafa Sastre, un escritor y compañero de letras fantástico que nos ha dejado un saxo de recuerdo que se une a las paredes coloridas de Adella Brac y la estantería de Aurora Losa. ¿Quién será nuestro siguiente invitado?

   Otros entintados:


AURORA LOSA, podéis acceder a su visita AQUÍ








ADELLA BRAC, podéis acceder a su visita AQUÍ







  ¡Saludos tinteros!

Comentarios

  1. ¡Buen día de Domingo! David
    Me ha encantado la entrevista. Eso siempre ayuda a conocer mejor a una persona.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Éowyn. Me alegra que te haya gustado, siempre me ha parecido mágico conocer a la persona que está detrás del libro. Un abrazo y Feliz Domingo!!

      Eliminar
    2. después de media hora de buscarte te encontré.
      hacémela mas fácil querido compañero
      me enncantás

      Eliminar
    3. Gracias, Recomenzar. Ja, ja, ja... es que suelo compartir muchos artículos de compañeros. Con escribir en el Google Relatos en su tinta ya sale el blog. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Fantástica, David, tu entrevista y magnífico tu entrevistado. Voy a ver si me copio algo para una labor que tengo pendiente. ¡¡¡Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Lu. Bueno, en estas entrevistas intento que parezcan un diálogo mientras nos tomamos un café, y un poco de ficción para que no parezca un interrogatorio. Un secreto que a lo mejor te hará reír, cuando visualizo la situación me imagino ser Bertín Osborne en su programa de entrevistas. Un abrazo!!

      Eliminar
    2. Me ha gustado mucho la entrevista. Responde el Rafa Sastre que yo conozco.
      Muy acertada, David.
      Aquí Sifre Puig

      Eliminar
    3. Gracias, Isabel. Alguien como él sin duda hace muy fácil este tipo de entradas. Un abrazo!!

      Eliminar
  3. Magnífica presentación y entrevista, David. Un lujo el gran escritor y mejor persona que nos has traído hoy, juntos formáis un tándem de lujo. Enhorabuena a los dos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Manoli. Me alegra que te haya gustado. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  4. Hola David, que encanto de entrevista y cuanta inteligencia se desprende tanto de las preguntas como de las afortunadas respuestas. Me gustaría destacar algunas perlas que no tienen desperdicio y que que pueden fundamentar una manera de pensar, escribir y de estar ubicado en el mundo en general y en la literatura en particular.

    _Nos educan en la adoración a lo material y tangible, nos miden (o medimos) por lo que tenemos y no por lo que somos.

    _Si no hay un golpe de timón y rescatamos la sensibilidad, la solidaridad, la empatía y la cultura, el naufragio será inevitable.

    _Tienes mucha razón. Los tochos, aunque muchos sean insufribles, disfrutan de un escaparate privilegiado en las librerías.

    -Solo un libro me ha hecho llorar en esta vida (películas, muchas). A mí también, ja,ja,ja.

    En definitiva, un autor muy interesante como se demuestra en los microrrelatos que has introducido en la entrada, feliz hallazgo por lo tanto. Felicidades a los dos por esta presentación y entrevista tan especial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Miguel. La verdad es que con Rafa no puedo ser objetivo, lo conozco desde que apenas gateaba en la red y no contaba ni con diez relatos escritos. Es de esos compañeros del colegio que conoces desde infantil. Me alegra que la hayas disfrutado. Un abrazo!!

      Eliminar
  5. Gracias por acercarnos a un escritor inteligente pero también muy muy humano y eso dice mucho de una persona, es admirable que todavía a día de hoy te puedas encontrar a gente así, creo que a la sociedad esta que vivimos, cada vez mas convulsa, le hace falta gente así.
    Me han encantado los micros que has puesto junto a la entrevista y en cuanto tenga un rato me pasare por su blog y le echaré un vistazo, y por supuesto que tiene tanto mérito un micro que un tocho de libro, estoy de acuerdo, pero el negocio es el negocio para un editorial supongo.
    Un abrazo y gracias por traernos esta entrevista tan tan interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Teresa. ¡Y además valenciano de pura cepa! Si te acercas a su blog seguro que vas a pasar un rato de lecturas maravilloso. Un abrazo!!

      Eliminar
  6. Antes de nada, muchas gracias, David, por ofrecernos estas entrevistas tan interesantes que nos acercan a escritores buenos. Más que entrevistas, a mí me parecen una charla entre amigos ante una taza de café. Me gusta mucho cuando intercalas comentarios y acotaciones. Eres muy bueno entrevistando y eligiendo escritores. Lo dicho, muchas gracias y un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ana. La verdad es que elegir escritor no tiene mérito. Son tantísimos los escritores geniales que tengo el gusto de disfrutar que es difícil equivocarse. En el caso de Rafa se puede decir que somos compañeros de viaje casi desde que empecé a escribir. Me alegra que te haya gustado esa ambientación, creo que un poco de ficción siempre viene bien para evitar que la entrevista se convierta en un interrogatorio. Gracias a ti, Ana. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  7. Me ha encantado esta entrevista, David, así como los micros de este autor, al que no conocía. Me han parecido geniales. Este género, si así puede calificarse, es realmente difícil, o al menos así lo creo. No es nada fácil expresar tanto en tan pocas palabras.
    Por otra parte, coincido con muchas de sus/tus afirmaciones y gustos: que son escasísimas (y raras, tanto que yo no he encontrado ninguna, jeje) las editoriales interesadas en publicar microrrelatos y cuentos, que hay quien cuando empieza a escribir tiene ya más pasado que futuro (sobre todo yo), que los talleres de escritura creativa tiene un valor relativo y que muchas veces coartan la libertad de expresión (jajaja), y que uno de mis escritores favoritos es (o fue, por desgracia) Henning Mankell.
    Un abrazo y enhorabuena a los dos, entrevistador y entrevistado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Josep. Me parece que si repartiéramos carnets de ese club podríamos tirarnos un buen rato, je, je, je... Bueno, siendo un poco zen: las cosas llegan cuando deben. Hay muchas opiniones en la entrevista que son eternos debates en la escritura y sobre los que cada uno tenemos nuestra opinión. ¿Te acuerdas lo que escribió King sobre los talleres de escritura? Lo maravilloso es que cada uno aporte su punto de vista particular para enriquecernos de ellos. Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  8. Estupenda entrevista y excelente micro. Agradecido por ser yo también un amante irredento de la música de jazz.
    Un abrazo, David

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Doctor. ¿Pero existe otra música? Un abrazo!!

      Eliminar
  9. Gracias por traernos una entrevista tan interesante de un escritor que no conocía. Visitaré su blog. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carmen. Seguro que disfrutarás de los micros de Rafa. Un abrazo!!

      Eliminar
  10. Muy buen reportaje, muy completo David. Me encantaron los microrrelatos que seleccionaste del autor. Merecen la difusión. un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Neogéminis. Agradecido por ello. Un abrazo!!

      Eliminar
  11. Muy completa la entrevista, no es habitual ver en medios escritos entrevistas tan largas y de tanto calado, que tocan temas literarios y personales a la vez. De tu mano hemos conocido más de cerca a este escritor, cuyas reflexiones por cierto me han parecido muy interesantes y muchas de las cuales comparto. Afortunadamente el espíritu crítico suele ser más común entre gentes con inquietudes.
    Me ha llamado la atención eso de que sobrevive con un trabajo en el que no se siente realizado. Creo que es algo muy común, una cosa es la vocación y otra la obligación. Un abrazo David.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Jorge. Creo que tenemos que fundar dos clubes: el de quienes empezamos a escribir pasada la cuarentena y los que sobrevivimos a nuestras obligaciones laborales. Muchas de las cuestiones planteadas son de esos debates eternos en los que nunca hay una única conclusión, e incluso cada uno cambia la opinión varias veces. Me alegra que te haya gustado esta conversación. Un abrazo!!

      Eliminar
  12. Interesante entrevista la que nos traes, David, eres todo un hombre del Renacimiento pues te mueves por muchas disciplinas y todas las haces muy bien.
    No soy una gran amante de los micro relatos, prefiero las historias largas siempre y cuando no estén rellenas de páginas innecesarias, claro.
    Me ha gustado saber de este escritor, aunque en algunas de sus opiniones disiento. Los talleres de escritura, y lo digo por propia experiencia, sí sirven bastante. Al menos en el que yo estoy esas técnicas a las que hace alusión Rafa no son normas a seguir, sino a conocer, luego cada uno, llevándose por su propia creatividad, hace lo que le da la gana.
    Gracias por tan buena labor periodística con el tema de la literatura de protagonista, algo que no suele abundar, dicho sea de paso.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Paloma. La verdad es que ahora que lo dices es verdad que las distintas secciones del blog me obligan a interpretar varios papeles... Bueno, esa es la magia de la Literatura permitirte ser alguien distinto al que se levanta por la mañana.
      Lo que comentas de los talleres es un debate clásico. Stephen King en Mientras Escribo era mucho más radical en este sentido. En mi opinión, creo que leer sobre técnicas, asistir a talleres o estudiar manuales es algo necesario... pero con efectos a largo plazo. Es como la gramática o la ortografía, nadie que escriba está repasando las reglas mientras redacta. Es algo innato. Con las técnicas pasa lo mismo. Es imposible aplicarlas después de entenderlas, eso mata la creatividad. Debes absorberlas poco a poco hasta que se conviertan en puro instinto.
      Creo que te comenté que pienso que es como contar chistes. Se nace con esa gracia y eso no se puede enseñar. Pero sí pulir. Un abrazo!!

      Eliminar
  13. "Jazzsesinato". Me parece un título genial. La verdad es que la realidad se está volviendo tan negra que basta con escribir pegado a lo cotidiano para que te salga una novela negra, pero negra de verdad.
    Dice el autor que es pesimista y que ese es su mayor defecto, pero es que hay que ser muy iluso para ser optimista en las actuales circunstancias en las que estamos perdiendo lo que tanto sufrimiento costó ganar: el estado de bienestar y la libertad de expresión.
    No me alargo más porque parecerá que doy yo otra entrevista, que este tema me provoca, ja, ja.
    Apunto el autor y sus libros.
    Un beso a ambos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rosa. Por eso leemos y, en mi caso, busco en la evasión en mis lecturas. No siento necesidad de que una novela me cuente lo que veo en las noticias, ni que denuncie lo que cualquiera ve a poco de que abra los ojos. Creo que el pesimismo es una excelente actitud frente a la vida. La Felicidad consiste en no tener nunca las expectativas demasiado elevadas. Un abrazo!!

      Eliminar
  14. Las ganas que tenía yo de leer la entrevista a Rafa. No sé por qué, pero me han sorprendido algunas de sus respuestas. Nunca imaginé que se considera pesimista, es un tío con mucha vitalidad y ganas de hacer cosas.
    Y tu elección para la música... chapeau.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Aurora. Me alegra que te haya gustado. Es que pesimismo y vitalidad no son conceptos antónimos. Te aseguro que conozco mucho optimista muy pero que muy vago y apocado. Pensar que las cosas no tienen arreglo no impide que hagamos cosas mientras llega el naufragio.
      Me alegra que te gustara la música, en esa casa virtual quiero que cada uno de los invitados deje su sello. Ahí permanece esa tenue luz y la estantería de roble de tu visita. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  15. !Wow! me ha fascinado esta entrevista. Que originalidad, mientras disfrutaba de la lectura me sentí allí en esa sala, disfrutando del aroma del café y de las respuestas de tu invitado especial. Que interesantes preguntas y respuestas, en especial la primera, que absoluta veracidad. Sin duda alguna es un gran escritor, me llevo anotado sus libros. Los micros son magníficos! Te felicito por tan grandioso trabajo.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Yessy. Me alegra haberte transportado a ese pequeño salón de café. Pienso que siempre debemos intentar construir esa atmósfera de ficción en todo. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  16. Excelente entrevista David y muy buena charla Rafa. Es emocionante conoceros en las letras y desde las letras saber un poquito más de los dos, del entrevistado, sobretodo, y del entrevistador por deducción. Abrazo fortísimo a los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pernando. Con gente como tú o Rafa todo es mucho más fácil. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  17. Me ha encantado la entrevista, así conozco un pocquito mas a Marcel. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Vicenta. Rafa es un excelente escritor sin duda alguna. Un abrazo!

      Eliminar
  18. Ha sido una entrevista de lo más interesante. Me encantan los microrrelatos y encuentro muy acertada la respuesta que da el autor sobre le mundo editorial actual, que da prioridad a unos géneros o estilos sobre otros.
    Ole por él que también le picó el gusanillo de la literatura con más años por detrás. Nunca es tarde si la dicha es buena ;)
    Un abrazo (para ambos).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sofía. Me parece que somos unos cuántos ya en ese club, je, je, je... Me alegra que te haya gustado la entrevista. Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  19. Gran entrevista David. Desde luego el protagonistas que nos traes parece la mar de interesante teniendo en cuenta muchas de sus respuestas a tus preguntas. Quizá me quedaría con eso de que escribir no se aprende en un taller..., a mí es que siempre me han echado para atrás (pero es una apreciación personal y sé que hay personas que les sirven). Bueno y qué decir que a mí el relato corto, el microrrelato e incluso el hiperbreve me encantan, intento no hacer distinciones entre los autores (que es verdad que hay gente que las hace) y muchos de mis favoritos son cuentistas.
    Enhorabuena por la entrada y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ziortza. Creo que los talleres literarios son una de las caras de la clásica pregunta sobre si el escritor se hace o se nace. Yo mismo paso de un extremo al otro como tres veces al día, je, je, je. He aprovechado la presencia de Rafa para incidir en un fenómeno que siempre me ha llamado la atención. ¿Cómo, siendo el micro o el relato lo que acapara internet, tiene tan poca presencia en las librerías? ¿Ceguera editorial o simplemente que compramos a peso? Un abrazo!!

      Eliminar
  20. Buena entrevista y me ha gustado conocer al autor y a sus micros. Es cierto que con frecuencia se habla del cuento como si fueran un género menor y me parece del todo injusto.
    Muy buenos esos micros.
    Felicidades por la sección y hacernos descubrir autores.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Conxita. La verdad es que esta sección me encanta, es una oportunidad única para tomar un café y conocer el lado más íntimo de quien escribe, conocer en definitiva a uno de los nuestros... Y, además, es una sección en la que nunca me quedaré en blanco, je, je, je. Un abrazo!!

      Eliminar
  21. Qué post tan original, a la vez que interesante. Me ha gustado conocer a alguien de mi tierra a través de tus letras.
    Las preguntas que le has formulado me han parecido fantásticas. Además de coincidir contigo en que casi todos empezamos a escribir con más vida por detrás que por delante, comparto lo que él dice de que cada cual tiene su estilo, ese "algo" que le caracteriza.

    Sus micros son buenísimos.

    Un beso, David.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Chelo. Estas entrevistas nos muestran cuánto nos parecemos todos los que dedican su tiempo a la escritura. En muchas de las respuestas he llegado a dudar de si era yo mismo quien contestaba. Un abrazo!!

      Eliminar
  22. Me estoy acostumbrando a leer muchas más entradas en tu blog, no solo los relatos (de antemano sabía que prometían ser interesantes) y la verdad es que resultan todas muy interesantes. Si se une la pericia del entrevistador y la personalidad del entrevistado, pues tiene que salir algo tan bueno como esto. También, como a Jorge, me llama la atención lo que comenta Rafa (no hay desperdicio en ninguna de sus respuestas) sobre lo de desarrollar un trabajo que no es lo que te gusta hacer, tan solo para sobrevivir. Los que vivimos esa situación, nos sentimos identificados, ja jaaaa
    Un abrazo compañero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isidoro. Le decía a Chelo eso mismo. Creo que cada uno que de los que llegamos a las letras somos más parecidos de lo que pensamos. Al menos los que lo hacemos pasados los cuarenta y con ciertas dudas laborales. Este año me propuse abrir el blog a distintas temáticas y a la participación de todos los que lo siguen. De momento lo estoy cumpliendo... aunque ya se cierne marzo como una amenaza. Un abrazo!!

      Eliminar
  23. ¡Pedazo entrevista!
    Gracias por presentarnos el autor a quienes lo desconocemos
    Enhorabuena a los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isabel. Me alegra que te haya gustado esta pequeña conversación. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  24. Gracias a David por haberme ofrecido este espacio en su magnífico blog. Y muchas gracias también a quienes habéis leído y comentado la entrevista, vuestros opiniones son un estímulo impagable para cualquier escritor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Rafa. Te agradezco muchísimo tu visita y tus respuestas tan inteligentes e inspiradoras. Amen de tu seriedad y colaboración, te aseguro que me lo has puesto muy, pero que muy fácil. Un fortísimo abrazo!

      Eliminar
  25. ¡Hola de nuevo!
    Pues yo también tuve la suerte de conocer a Rafa Sastre en persona. Me pareció una persona estupenda y encantadora, así como su esposa, Marisa. Creo que son el alma del grupo Valencia Escribe. Participé en un maratón de microrrelatos que organizaron y también asistí a Kafcafé para un recital de poemas y microrrelatos.
    Pero tuve la mala suerte de tener una mala pareja (el novio de las verrugas y que me decía cuando me presenté a un certamen que mi relato no ganaría y con el que le restregué después el tercer premio por las narices, ja, ja, ja) que era un tanto imbécil y siempre teníamos que salir corriendo de los eventos y, como me espiaba por facebook, hasta tuve que eliminar a Rafa de entre mis amistades de facebook. Voy a aprovechar que esta entrada me lo ha traído a la memoria para enviarle una solicitud de amistad, ya que me apenó tener que realizar esa acción.
    Y volviendo a tu entrada, ha sido una entrevista maravillosa. Y, desde luego, los micros de Rafa merecen muchísimo la pena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Noemí. Caramba, desconocía esta historia personal de la que me alegra mucho que pudieras pasar página porque desde luego era una relación tóxica que nada te aportaba. La verdad es que me encanta esta sección en la que descubro un poco más a los compañeros de viaje... y lo mejor es que siempre me sorprenden con sus respuestas brillantes. Desde luego, Rafa es alguien a quien admiro y me ha acompañado casi desde el principio. Un abrazo!!

      Eliminar
  26. Una entrevista que despertó hermosos recuerdos, de una casa llamada Falsaria, donde nos conocimos. Allí aprendí a creer en mí...
    Gracias David, por esa entrevista que nos hace llegar, no sólo al escritor sino al hombre, al padre. Rafa es un ser que comulga contigo, no sólo por ese amor a las letras, sino por el gran apoyo que brinda a todos los que cabalgan junto a ellas.
    A ´le le entregué mi primera colección de cuentos, que unidos hacen un relato, que es parte de mi vida.En sus manos se pulieron con su experiencia, para darle entregarle mi eterna gratitud, por creer en mi y apoyarme a través de la Revista Valencia Escribe.
    ¡Qué hermoso! Dos grandes amigos unidos en una extraordinaria entrevista.
    ¡Gracias! Un beso y un abrazado unido a una lágrima que tímida se escapa, para ti; para ambos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Eva. ¡Qué recuerdos de Falsaria! Creo que en aquella época nos reunimos algo más que aspirantes a escritor y de hecho, con los años que han pasado, seguimos en contacto. En unas épocas más que en otras, algo lógico porque cada uno toma distintos caminos secundarios, aunque todos compartamos la misma ruta. Pero siempre está ahí el recuerdo y la alegría del reencuentro.
      Un fortísimo abrazo, querida Eva! No dudes en decirme cualquier aventura literaria que emprendas, soy un desastre en FB.

      Eliminar

Publicar un comentario

Deja tu huella en el blog con un comentario. Y si te ha gustado puedes compartirlo en tu espacio social utilizando los botones sociales (las esferas enlazadas) que aparecen al inicio y al final. ¡Gracias!