domingo, 25 de diciembre de 2016

¡FELIZ (RE) NAVIDAD!

"BLOG DE RELATOS", "FELICITACION NAVIDEÑA", "COMO PASAR LA NAVIDAD EN SOLEDAD", "CURIOSIDADES DE LA NAVIDAD"


No tenía previsto publicar ningún post especial dedicado a la Navidad, de hecho ni siquiera he añadido algún gadget para la ocasión. Y sin embargo, a las dos y algo de la madrugada no he podido evitar abrir el Word y comenzar a teclear estas letras mientras veo por enésima vez ¡Qué bello es vivir!, de Frank Capra. Mis hijos y mi esposa se han acostado y James Stewart acaba de conocer a ese entrañable ángel que debe obrar una buena acción para ganarse las alas. Ha llegado justo a tiempo de evitar que el bueno de James decidiera suicidarse.
     No penséis que no soy navideño, lo soy. Adoro esta época del año como ninguna otra. Reúne el frío, los regalos
de Papa Noel, mi cumpleaños, la noche en la que mis padres me dejaban acostarme más allá de las doce de la noche y, por supuesto, los Reyes Magos. Para un niño que se niega a crecer, es imposible que esta época no la viva con ese gusanillo de los grandes momentos en el pecho.

Pero que me resista a dejar de ser niño no implica que pronto marcaré la muesca número cuarenta y cinco en el imaginario revolver de mi vida y, por fuerza, las sensaciones que siento por estos días se han transformado con los años.
Una de las escenas que se perciben con tristeza es la de un solitario personaje que en Nochebuena camine por las calles frías y vacías mientras observa a través de las ventanas cómo las familias celebran reunidas la cena navideña; entre cánticos, champán y demasiada comida. A mí no me lo parece, de hecho esa es una maravillosa forma de pasar la Nochebuena. Recorriendo un mundo que te pertenece a ti en exclusiva, disfrutando de ese instante eterno de la noche más larga del año. Solo para ti y tus pensamientos, conociéndote, repasando el año vivido y proyectando el venidero.
No digo que reunirse con la familia para celebrar la Nochebuena esté mal; sino que esa sería una excelente manera para captar en toda su extensión qué significa, al menos para mí, la Navidad. Por cierto, James Stewart ha empezado a comprobar cómo hubiera sido la vida de quienes le rodean si él no hubiera existido, nunca entendí que la guapísima Olivia de Havilland terminara siendo una bibliotecaria solterona, en fin, esta película es una obra maestra, permitamos ciertos tics de otras épocas.
Seguramente os habrá llamado la atención el título de la entrada. En concreto, ese RE delante de Navidad. Es una manera de llamar la atención sobre el significado de lo que de verdad estamos celebrando. A estas alturas, imagino que habrá pocos que piensen que Jesús de Nazaret nació el 24 de diciembre en Belén. Si es así, lamento el spoiler. Esta fecha tiene un significado previo al cristianismo aunque como en muchas otras ocasiones, la Iglesia fue inteligente al apropiarse de las tradiciones paganas. Esta fecha es el solsticio de invierno, como el 24 de junio es el solsticio de verano.
De todas las antiguas creencias (os recomiendo la entrada de Wikipedia), la que más me gusta es aquella que simbolizaba ambas fechas con la imagen de una puerta. Así la noche más corta del año se llamó La Puerta de los Hombres y la más larga, La Puerta de los Dioses. ¿Qué significa? Muy sencillo. El solsticio de verano es la noche más corta del año. A partir del día siguiente la oscuridad de la noche va ganando presencia en la Tierra, ¿dónde va la luz del sol, o de los dioses? Ni más ni menos que al interior de los seres humanos. Cruza la puerta de los hombres para iluminarlos, para purificar su interior. Se inicia una época de recogimiento, de intimidad. Hasta que llegamos al solsticio de invierno, donde esa luz, una vez nos ha purificado, regresa de vuelta a los dioses. Y ese es el momento en el que el ser humano renovado comienza una nueva andadura. Esto es lo que significa para mí la Navidad. Es la época de reflexión sobre quién soy y qué pretendo ser, es la época de borrar pesadillas y generar sueños. De iniciar un nuevo camino. De, en definitiva, RENACER.

Bueno, se acerca el final de la película. James Stewart al fin ha comprendido que cada ser humano es insustituible y regresa a su casa. Allí observa cómo todas las gentes del pueblo, aquellas a las que tanto ayudó a costa de su fortuna y de sus sueños, llegan a su casa con el poco o mucho dinero que han podido reunir para ayudarle. Pronto empezarán a cantar el villancico y su hija pequeña le preguntará por qué se escuchan campanas. James Stewart, con las mismas lágrimas que yo en este momento, le responde que es porque un ángel ha ganado sus alas. Sí, estaréis pensando que si adoro la soledad en Navidad por qué me emociona una película que es todo lo contrario a esa idea. Y tenéis razón. Así soy de contradictorio.
 Por supuesto, comparto el final de esta obra maestra:


Emocionante, ¿verdad?
Me ha salido poco literario este post, ya os he comentado que lo he escrito sobre la marcha. Me hubiera gustado escribir un cuento de Navidad, quizá el año que viene. Curioso género el iniciado por Charles Dickens con el clásico relato del señor Scrooge. ¿Os habéis dado cuenta de que solo se leen en esta época? Leerlos fuera de temporada es como comprarse un bañador o un ventilador en invierno. Su lectura parece guardarse en ese agujero negro de casa en el que guardamos el Belén o el árbol de Navidad.
Para compensar os dejo uno de los que más me gustan. Lo escribió nada más y nada menos que Paul Auster, para la película que coguionizó con Wayne Wang, Smoke. Es una película imprescindible. Pues bien, al final, Harvey Keitel se sienta en una mesa de bar junto a William Hurt y nos hechiza. Solo eso. Es la pura esencia de lo que significa narrar, contar una historia, sin alardes pseudoliterarios ni construcciones enrevesadas sin sentido. Se dice que una historia está bien contada cuando uno no se da cuenta de lo bien escrita que está. Este es un ejemplo. Los que no la hayáis visto disfrutad de este cuento de Navidad y de la canción de Tom Waits, Innoncent when you dream.

  Os deseo las mejores navidades, disfrutadlas en familia o en soledad. Pero, sobre todo, aprovechadlas para renovar ilusiones, para perdonaros los errores y para apreciar lo maravilloso que es estar vivo.

  ... y disculpad esta entrada tan personal.

¡Saludos tinteros!

11 comentarios:

  1. Davidcito, Feliz Navidad!!! Acá aún no son las 12 de la noche, asi que estamos aún 24 de diciembre y veo una comedia llamada Chicas Blancas por enésima vez, siempre me hace reír. Pero me di tiempo para leer tu post que me entretuvo y me enseñó cosas que no sabía. No te disculpes por haberlo publicado, al contrario, nosotros agradecemos por compartir esos sentimientos tan personales.
    Yo tampoco pensaba publicar nada sobre Navidad, pero dejé un poemita antiguo. Así somos de inesperados.
    Yo no soy muy navideña pero igual disfruto de la emoción de la gente por estas fechas. Y tienes razón, es una época de reflexión que debemos aprovechar.
    Bueno, voy a ver mi pavito que está en el horno. Eso si! Es la época en que mejor se come. Un gran beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que lo disfrutes, querida Mendiel! Un fuerte abrazo y mis mejores deseos de felicidad para estas fechas y el año que pronto comenzará.

      Eliminar
  2. Felicidades, David, por esos cuarenta y cinco (yo tengo uno más. Felicidades también por conservar la ilusión, por tu familia, por ese momento compartido con nosotros (el de las dos y pico de la madrugada viendo de nuevo esa película) no cambies ni dejes de soñar... ni de contárnoslo.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  3. Interesante todo lo que cuentas en esta entrada que como tu dices es muy personal.
    Si dejamos de lado la religión entonces no entiendo porqué tanta celebración . Si no atenemos entonces al cambio de estación deberíamos celebrar de igual forma el cambio de cualquier otra estación del año.
    Perdona David por este mitín pero las navidades son unas fiestas que tienen el auge que tienen porque la iglesia se encargó de ello.( es una opinión muy personal).
    Un abrazo .
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Puri. En realidad los ritos de celebración estacional son bastante más antiguos que la propia Iglesia. De hecho, la creencia que he mencionado se remonta a Grecia. No sé, ya has visto que tengo un concepto peculiar de estas fiestas. En todo caso, creo que siempre es bueno, sea Navidad o cualquier otro día, fijarse una pequeña etapa anual de reflexión, de hacer tabla rasa y volver a empezar. Un fortísimo abrazo querida amiga.

      Eliminar
  4. Una entrada efectivamente muy personal y además muy emotiva. Has sintetizado espléndidamente los sentimientos comunes y a veces contradictorios que encierran estas fiestas. Lamentablemente, en mi opinión, los bellos deseos que oímos y expresamos por estas fechas suelen quedar para el momento de alzar las copas y brindar, ahora por la paz y felicidad y dentro de unos días por un mejor año nuevo. Deberíamos procurar que todo ello no formara parte de uno más de los adornos navideños y se quedaran con nosotros todo el año.
    Felicidades por tu cumpleaños y gracias por brindarnos la oportunidad de ver estos fragmentos cinematográficos tan elocuentes.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Josep. La verdad es que me embargó el espíritu navideño esa noche. Tienes razón, ojalá ese espíritu no se lo llevara enero y permaneciera el resto del año. Un fuerte abrazo y un feliz año 2017.

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. que placer
    haberte hallado
    en este
    momento de mi vida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caramba, me has dejado mudo, Recomenzar. Creo que nadie me ha dicho algo tan hermoso en los casi 45 años que voy a cumplir. Que estas divagaciones te hayan servido como comentas es un verdadero regalo de Navidad. Te deseo muchísima felicidad para el año que comienza. Un fuerte abrazo.

      Eliminar

Deja tu huella en el blog con un comentario. Y si te ha gustado puedes compartirlo en tu espacio social utilizando los botones sociales que aparecen a tu izquierda. ¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LO + VISTO ESTA SEMANA