Entradas

PUNTO Y...

Imagen
Desde luego, el tres es un número mágico. Sin llegar a entrar en simbolismos cabalísticos, en Narrativa es algo que funciona. No solo por ser el número de partes de las que se compone cualquier historia (a saber: inicio, nudo y desenlace), sino porque si algo se repite dos veces en una novela o película tened por seguro que la tercera ocasión en la que se produzca será un golpe de efecto. Y ya no hablemos de las famosas trilogías, ¿cuántas historias se han estructurado en tres partes?

     Os cuento todo esto es porque con esta entrada termina la Tercera Temporada de RELATOS EN SU TINTA. Tres años que, de verdad, han sido apasionantes y por los que no me llegan las palabras para agradeceros el apoyo que le habéis dado en forma de lecturas, comentarios y difusión de sus entradas.
    Si os habéis fijado en el título habréis visto esos puntos suspensivos. Aunque me gusta ponerle suspense a todo, en este caso no tiene tanto que ver con atrapar la atención como en mostrar las dudas q…

LA LUZ DEL ALEJANDRÍA

Imagen
Cuando la Humanidad descendió de los árboles, aparecieron los nómadas; con los primeros asentamientos, llegaron los exploradores; más adelante, los marinos, los piratas... los colonos. Cada vez que cruzamos una frontera, los primeros que la atraviesan son los más intrépidos, o aquellos que no tienen nada que perder.

    El problema llega cuando a la osadía le añadimos la ignorancia.

    Y recordad que el Espacio es la última frontera.




28 de septiembre de 2136 
    Truman observó a los diez miembros de la tripulación alejándose por el pasillo y entró de nuevo en la sala de reuniones. Preparó un café. Sintió su aroma penetrando por los orificios nasales y visualizó cómo los componentes químicos eran detectados por los sensores de su piel artificial. Se había acostumbrado a esa rémora psicológica que padecían algunos humanos sintéticos: sentir su cuerpo como algo ajeno a él. Se dirigió al sofá donde el capitán Lars Stillson permanecía sentado con la mirada perdida en algún punto indete…

TODO DE MÍ

Imagen
Todo de mí, ¿por qué no te llevas todo de mí? ¿Acaso no ves que no sirvo de nada sin ti? Llévate mis labios, quiero perderlos; llévate mis brazos, no los volveré a usar. Tu despedida me dejó con los ojos llorosos. ¿Cómo puedo, cariño, vivir sin ti? Te llevaste la parte que alguna vez fue mi corazón. Así que, ¿por qué no te lo llevas todo de mí? (Letra de la canción All of me)

TODO DE MÍ
   Podría decirles mi nombre, pero, sinceramente, no creo que les importe. Yo tampoco tengo mayor interés en que lo sepan. No es nada personal. En realidad, solo existe una persona a la que desearía decírselo, pero ella ni siquiera me lo ha preguntado. Por eso llevo tres horas esperándola en mi taxi. Por si esta noche lo hace. 
   Como habrán comprobado, me acompaña Billie Holiday. Para disfrutarla de verdad es necesario escucharla de noche; con las luces parpadeantes de las farolas hipnotizando las aceras; con parejas desinhibidas mostrando amores apasionados, y otros ya consumidos; con borrachos de a…

COMO ESOS ANIMALES DE LA TELEVISIÓN

Imagen
La última etapa de nuestro paso por el mundo. Dicen que continuaremos vivos mientras alguien nos recuerde. Quizá de eso se trata: aprovechar nuestra vida para conseguir ser recordados durante mucho tiempo.
  Porque solo cuando llegas a la vejez es cuando te das cuenta de que vivir es un suspiro.

COMO ESOS ANIMALES DE LA TELEVISIÓN

Apagó el televisor.  Ya sabía lo que tenía qué hacer.  Lo mismo que esos animales tan grandes del documental.  Ahora no le salía cómo se llamaban.  Eso le pasaba con frecuencia.  Pero todavía se daba cuenta.  No como ella que, sin ni siquiera enterarse, llegó a olvidarse hasta de respirar.
Cogió el bastón y se apoyó en él para levantarse.  En realidad, no le hacía falta. Solo era para sentirse más seguro.  Pero podía andar perfectamente sin su ayuda.  Eso, al menos, era lo que decía a quien le preguntaba.

Fue al dormitorio.  Abrió el ropero.  Todavía olía a ella.  A cuando lucía los vestidos que aun colgaban del perchero.  No a cuando ni se levantaba de l…

PAPÁ, ¿PERO QUÉ TE HAS HECHO?

Imagen
Los años transcurren con su cómoda monotonía hasta que al fin llega el momento en el que termina nuestra vida laboral. ¡La jubilación! El fin de la condena por subsistir. El primer día del resto de nuestra vida, se nos abren todas las posibilidades de retomar lo que tanto tiempo nos vimos obligados a aplazar. Algunos llaman a esta etapa sexalescencia. Yo prefiero denominarla ¡a vivir que son dos días y ya pasó el primero!
  La pregunta es: ¿por dónde empezamos?


¡PAPÁ! PERO, ¿QUÉ TE HAS HECHO?

  —Pues sí que tarda papá en salir del baño —comentó Valeria mientras hojeaba una revista de moda.
  —No sé, hija —respondió Marta, su madre.
  Marta aguzó el oído hacia el pasillo. Se escuchaba el ruido de la máquina de afeitar. Era domingo por la tarde y su hija había venido de visita, junto a su yerno y sus nietos, que permanecían enfrascados con el periódico deportivo y los móviles, respectivamente.
  —La canguro nos ha pedido un aumento y he pensado que como papá se acaba de jubilar podrí…

LA HABITACIÓN

Imagen
Y de repente... ¡un extraño! Una personita que pone nuestro mundo patas arriba y que cuando lo tomamos en brazos por primera vez hace que olvidemos cómo era nuestra vida hasta ese instante. Como si todo la anterior fuera una espera hasta su llegada.

     Por supuesto, nada hay más hermoso en el mundo, pero también implica renuncias. El Yo o el Nosotros quedan atrás. A partir de entonces, el Ellos, nuestros hijos, será el eje de nuestra existencia.

      Incluso antes de que nazcan.

LA HABITACIÓN    Daniel se encontraba en su habitación. Era la suya no porque el resto del piso no lo fuera (y de Marta, claro), sino porque era allí donde guardaba los cómics, los libros, las revistas, el material de pintura y su colección de figuras de superhéroes y guerreros medievales. 
   Era la mañana de un jueves que iniciaba un puente festivo. Como siempre que llegaba ese oasis temporal, y con la excusa de limpiar el polvo, comenzaba el ritual de vaciar los estantes de su librería para reencon…

UNA TEORÍA ELECTROMAGNÉTICA DE LA INSPIRACIÓN

Imagen
Coges el bolígrafo, un folio, y nada. Te vas al ordenador y abres un documento nuevo de Word. Menos todavía. ¿Qué sucede entonces? Si consideras que eres de los que piensan en escribir cuando realmente tienes algo que contar, desde luego no hay problema. Pero si eres de aquellos para los que un día sin escribir es un día perdido sentirás un sudor frío, el sentimiento de culpa comenzará a corroerte y te enfadas. Sientes ira y es cuando te viene la frase de Star WarsEl miedo te lleva a la ira, la ira te lleva al odio; y el odio, al lado oscuro.
     En este caso, el lado oscuro es una página en blanco. 
    Lo reconocemos, ¡estamos bloqueados! Es el momento de elegir entre la pastilla roja y la azul:  La pastilla azul. Regocíjate en tu situación. El victimismo y la queja siempre es una excelente actitud frente a la vida. Clamar a los cuatro vientos tus desdichas suele despertar la compasión y solidaridad de los demás, y eso es algo adictivo. ¿Para qué cambiar?La pastilla roja. P…