martes, 22 de mayo de 2018

TINTA NEGRA: LOS CRÍMENES DEL SEÑOR POE


  Tinta Negra se viste de gala, llegamos a la primera estrella top del género: Edgar Allan Poe. Intentar resumir su vida y obra en una entrada no solo es imposible, sino casi pretencioso. Así que espero que estas pinceladas nos recuerden a uno de los autores más influyentes en la Literatura contemporánea.

  Alguien cuyo compromiso por la Literatura llevó a su propia destrucción. Aunque genios como él nunca pudieron elegir, para fortuna de sus lectores.

  Porque Edgar Allan Poe no solo nos legó su obra, sino que inspiró buena parte de las lecturas que seguro has leído.

LOS CRÍMENES DEL SEÑOR POE 

    El 19 de enero de 1809 nació un niño en el seno de un matrimonio de actores. Fue en Boston aunque podría haber sido en otro lugar. También podríamos decir, aunque suene cruel, que para ese pequeño tanto le hubieran dado esos padres como otros. Edgar y Elizabeth Arnold murieron muy pronto para él, para ser más exactos, antes de que cumpliera tres años. 

   El pequeño huérfano fue acogido por la caridad de unas admiradoras de su madre en Norfolk (Virginia) y entregado a un sureño, aburguesado y clasista matrimonio sin hijos de Richmond, formado por la señora Frances Allan, que lo adoraba, y un hombre de negocios duro y tiránico llamado John Allan. 

    Este podría ser el inicio de una buena novela, el origen de los conflictos de un personaje sin raíces al que la vida le había puesto a prueba demasiado pronto. Esa novela podría tener muchos finales dependiendo del autor que la hubiera escrito. En el caso de un escritor luminoso, ese niño de inteligencia asombrosa y altanera habría conseguido su sueño de ganarse la vida escribiendo poesía, habría fundado una revista literaria que habría revolucionado la cultura en Occidente y, quien sabe, hasta hubiera tenido descendencia con su amada esposa. 

  Pero esa novela fue escrita, y vivida, por un escritor que vio el infierno que se esconde tras las tinieblas. Y ese final se produjo cuarenta años después de manera trágica, amarga y humillante. El 7 de octubre de 1849 falleció en el Hospital Universitario de Washington después de haber sido encontrado en un parque vestido con harapos que no eran los suyos, ido, delirante, con evidentes síntomas de embriaguez. Murió solo, siendo un misterio las circunstancias concretas lo habían dejado en semejante estado. Repitiendo una y otra vez una sola palabra: “Reynolds”. ¿Qué significaba esa palabra? Habrá que esperar al final. 

  Así terminaron los días de uno de los autores universales y eternos de la Literatura como es Edgar Allan Poe. Su figura cumple con el clásico estereotipo del escritor atormentado, de vida inestable y trágica o como diría Cortázar: “Sus tendencias histriónicas de la madurez coinciden con las de tantos otros genios cuyos padres fueron médicos o fabricantes de tejas”

  En sus apenas cuarenta años nos dejó poemas como El Cuervo, relatos como La caída de la Casa Usher y otras joyas del terror y la aventura. En lo que nos importa ahora, hasta le dio tiempo a sentar las bases del género negrocriminal, al menos en su vertiente de novela enigma, aquella en la que se plantea un crimen, se nos ofrecen pistas y acompañamos al detective en su investigación y deducción.

Imagen tomada de la página de Grupo Li Po

ABRIL 1941, NACE LA NOVELA ENIGMA


  En las anteriores entradas de TINTA NEGRA ya vimos unos cuantos precedentes que, como semillas, se acumulaban a la espera de que un jardinero avezado las regara para dar origen a algo nuevo. Alguien con peso literario que fuera capaz de reunirlas, ponerlas en orden y marcar el camino. Ese alguien fue, claro está, Mr. Edgar Allan Poe y el relato Los crímenes de la calle Morgue

  Los crímenes de la calle Morgue se publicó en abril de 1841, en la revista Graham’s Magazine de la que Poe era el director literario y estrella. Y esto ya es de por sí curioso. ¿Recordáis que se suele fijar el origen del género en la Inglaterra victoriana? Pues esa revista no era inglesa, sino de Filadelfia (USA). Por otro lado, Poe había publicado hasta ese momento poesía y relatos de terror gótico o con elementos paranormales como Berenice, La caída de la Casa Usher o William Wilson. De hecho, ese mismo mes publicó Un descenso al Maelström, un curioso relato que casi parece avanzar los agujeros de gusano tan conocidos en la ciencia ficción. Así que la pregunta es casi obvia. 

¿Por qué escribió Poe Los crímenes de la calle Morgue

  Reconozcamos que Poe siempre fue rarito. Como apunta Cortazar, el saberse carente de padres y sentir que vivía de prestado, de la buena y caritativa voluntad de John Allan y su mujer, Frances, generó en Edgar cierta rebeldía y necesidad de autoafirmación que le llevaron a chocar dramáticamente con su “padre adoptivo” (John Allan aunque lo acogió, jamás lo adoptó) 

  De entre todos los desencuentros, el mayor fue la prematura devoción que Poe sintió por la Literatura y su férrea voluntad de convertir esa vocación en su profesión, algo que chocaba con la voluntad de John Allan de que se dedicara al Derecho o a cualquier otra profesión relacionada con el mundo de los negocios. ¿Veis ahora la aguda observación de Cortázar cuando se refería al genio hijo de un fabricante de tejas? 

  Edgar era un niño hermoso, inteligente e imaginativo, avispado, que aprendió pronto a leer y a recitar poesía para regocijo de su madre adoptiva y las amigas que acudían a su casa a tomar el té. Algo que sin duda fortaleció la vocación del pequeño al descubrirle que en ese mundo literario era valorado. Además, contó con la suerte de que John Allan representara revistas británicas para su venta en Estados Unidos, revistas que el pequeño Edgar devoraba. Magazines trimestrales escoceses e ingleses que le acercaron el mundo erudito y pedante, “gótico” y novelesco. El romanticismo de Lord Byron y las novelas y cuentos de terror. Esas lecturas le regalaban un lugar en el que se sentía más seguro, alejado de “la prosperidad común y corriente, del país sin sombra y antigüedad que era Estados Unidos". Venga, pregunta rápida ¿qué escenarios os vienen a la mente cuando hablamos de Poe? ¿Os suena que alguno se desarrolle en Estados Unidos? 

“Desde luego, Poe conocía las obras de la novela gótica inglesa (Monk Lewis, Ann Radclife) y la literatura romántica alemana de misterio y no encontrando en su patria “común y corriente” los escenarios de su imaginación, los situó a las orillas del Rin, en los castillos de Inglaterra y en las calles de París” (Julio Cortázar)

 Esta influencia de la cultura inglesa fue acentuada entre 1815 y 1820, período en el que su familia de acogida residió en Escocia y Londres. 

  Por tanto, ya hemos respondido a la primera cuestión. Era tal la influencia de la literatura inglesa y su conocimiento de lo que se cocía en Inglaterra que casi podríamos decir que Poe era más inglés que norteamericano, al menos literariamente. 

   Ahora vamos a la segunda pregunta. ¿Por qué escribió un relato de detectives? 

   Por orgullo y por dinero, claro. Poe conocía el interés que las crónicas de crímenes despertaban en Inglaterra y su olfato le indicó que tal vez ese tipo de historias podrían conseguir un aumento de las suscripciones de la revista que dirigía (y vaya si lo consiguió. En el año que la dirigió las suscripciones a la misma aumentaron de las cinco mil a las cuarenta mil). No olvidemos que Poe tenía muy presente su deseo de que la Literatura fuera su profesión y eso le hacía tener muy en cuenta el mercado. De hecho, esa es una de las razones por la que su producción poética disminuyó en favor de la narrativa. Una de las frases que más me conmueven fue aquella que recoge en Filosofía de la composición
“Razones al margen de mi voluntad me han impedido en todo momento esforzarme seriamente por algo que, en circunstancias más felices, hubiera sido mi terreno predilecto” (Edgar A. Poe, Filosofía de la composición)

  Podríamos decir que al final, Poe logró malvivir de la Literatura. Salvo sus años en el ejército, no ejerció más profesión que la relacionada con ella. Aunque eso solo le permitió disfrutar de cierta tranquilidad económica en contadas ocasiones. En su vida tuvo que decidir entre la Literatura y la vida ostentosa que le habría asegurado la fortuna de los Allan. Optó por la primera, pese a que en momentos de desesperación suplicara a su “padre adoptivo” ayuda económica. 

 "En nombre de Dios, ten piedad de mí y sálvame de la destrucción" (Última carta de Edgar enviada a su protector, John Allan, en abril de 1833)

   Esa ayuda que jamás le llegó, por cierto. 

  La otra razón era su orgullo. Poe se lo tenía, con razón, muy creído y eso le generó no pocos enemigos. Además de su obra de ficción era un brillante e implacable crítico literario y parece ser que sus víctimas predilectas eran los literati del norte, los cuales no podían asimilar que sus obras, intelectuales ellas, fueran machacadas por un sureño. 

  Así que le llegaron ataques y críticas que le acusaban de dedicarse solo a lo mórbido y al insignificante género del terror fantasmal. Algo que, como recoge Cortázar en su biografía, una persona a la que alguien calificó como la mezcla perfecta entre matemáticas y tinieblas desde luego no podía tolerar.


LOS CRIMENES DE LA CALLE MORGUE

"Nosotros leemos a Poe ahora, cuando ya sabemos que existe Sherlock Holmes, Marlowe y estamos llenos de imágenes. Pero él estaba creando sin ninguna tradición, desde su imaginación fructífera y creativa. Intenten imaginar la sorpresa de los lectores y lectoras del Graham’s Magazine. Siempre me he preguntado: ¿sintieron que estaban leyendo algo excepcional?" (Paco Camarasa en Sangre en los estantes)
Esta colección es un clásico
   Por todas esas razones, en el número de abril de la revista Graham’s Magazine se publica el que es considerado el primer relato de detectives, el iniciador de la llamada novela enigma la primera de las dos vertientes que conforma el género negrocriminal. 

  El relato se inicia con una extensa disertación sobre las virtudes de la deducción y el análisis en contraposición con la intuición. Desde luego, no es la manera recomendada para iniciar hoy día un relato. Seguramente, cualquier profesor de escritura o editor mandaría eliminar ese prólogo que retarda el meollo de la historia cuatro o cinco páginas hasta que llegamos a la frase: “El relato siguiente representará para el lector algo así como un comentario de las afirmaciones que anteceden” . Desde luego, a tenor de sus palabras bien podría ser este relato el comentario más jugoso de la historia.

Vale, Los crímenes de la calle Morgue dio forma a un nuevo género, pero exactamente ¿qué aportó? 


  Los ingredientes para todo relato policial


  1. La figura de un detective y su ayudante narrador. 

  Poe crea el primer detective de la historia de la Literatura: AUGUSTE DUPIN. Este detective no es todavía profesional, ni pertenece a ningún cuerpo de la policía. De hecho, es un personaje plano apenas desarrollado y del que apenas se aportan datos sobre su pasado ni circunstancias. Solo se dedica un párrafo para informarnos. Si bien, son unas líneas que estremecen por el paralelismo con el propio Poe, como así se refiere Cortázar: "...ese álter ego de Poe, expresión de su egoísmo cada día más intenso, de su sed de infabilibidad y superioridad que tantas simpatías le enajenaba entre los mediocres". Fijaos como se presenta a Dupin:
Este joven caballero procedía de una familia excelente —y hasta ilustre—, pero una serie de desdichadas circunstancias lo habían reducido a tal pobreza que la energía de su carácter sucumbió ante la desgracia, llevándolo a alejarse del mundo y a no preocuparse por recuperar su fortuna, Gracias a la cortesía de sus acreedores le quedó una pequeña parte del patrimonio y la renta que le producía bastaba, mediante una rigurosa economía, para subvenir a sus necesidades, sin preocuparse de lo superfluo. Los libros constituían su solo lujo, y en París es fácil procurárselos."

   Es fácil ver en ello la vida del propio Poe. Como Dupin, también se crió en el seno de una familia rica; como él, tuvo unas desdichadas circunstancias, que lo alejaron de esa situación acomodada. Y así mismo se aprecia su anhelo de renunciar al mundo que no comprende, y ansiar el retiro a una vida de contemplación y libros en la que se maneja mejor. 

   De su ayudante, que es el narrador testigo, apenas sabemos nada. Ni siquiera su nombre. Cumple la única función de ser los ojos y la boca del lector, el confidente sobre el que Dupin vierte sus razonamientos.
   Como se decía en aquel concurso, por veinticinco pesetas: ¿cuántas parejas de detectives recordáis en el género negrocriminal? Venga, empiezo yo: Sherlock Holmes y el doctor Watson.

2. La presentación de la escena del crimen y los sospechosos en igualdad de condiciones tanto para el detective como para el lector.

    En este relato, Poe recurre de manera inteligente a los artículos de prensa para mostrarnos todo lo que debemos saber para poder conocer el crimen. Como Dupin no es policía, ni detective profesional, no tiene otra forma de recibir información. De esta forma, tanto el lector como el detective lee de primera mano la descripción y circunstancias en las que fueron halladas Madame L'Espanaye y su hija. Pero no se queda ahí. También nos recoge los testimonios de las personas relacionadas con las dos mujeres, bien como testigos, bien por haberlas visto momentos antes del asesinato. Con ello, el lector podría llegar a resolver el misterio.

3. La deducción como única herramienta para resolver el misterio. 

  Poe huye de la intuición, del oportuno y feliz hallazgo inesperado. El lector se encuentra en pie de igualdad con Dupin. Ambos reciben la información y las pistas en igualdad de condiciones. Poe, nos da la oportunidad de adelantarnos al razonamiento del detective. Eso es realmente lo novedoso y lo que supone el elemento diferenciador de antecedentes como el relato de Burton, La cámara secreta o el Zadig de Voltaire. El escritor no se guarda nada en la manga para sorprender al lector, todo le es ofrecido y solo basta que este desarrolle la deducción de las pistas para averiguar el crimen. 

4. El sentido de justicia, el restablecimiento del orden.

  Lo que hace que Dupin se decida a intervenir no es la escabrosidad o el misterio, sino enterarse de que una persona ha sido arrestada sin demasiadas pruebas contra él.
“Tan solo después de haberse anunciado el arresto de Lebon me pidió mi parecer acerca de los asesinatos”.
 Es solo cuando Dupin descubre que alguien ha sido acusado “aunque nada parecía acusarlo” cuando decide poner su intelecto para el descubrimiento del misterio. Este deseo de que la razón restablezca el orden frente a la barbarie es una de las razones principales que P. D. James expone para justificar el éxito del género en su nacimiento


5. La habitación cerrada 


 Bueno, Poe no solo inició el género, sino que además mostró una variante: la de los crímenes cometidos en una habitación en la que aparentemente nadie entró ni salió.

6. Ausencia de cualquier elemento sobrenatural o explicación que no sea racional.

 Aunque no voy a desvelar el final por si alguien no lo ha leído. Os aseguro que aunque sea totalmente inesperado, está perfectamente argumentado. Vale, hay cierta cinta con un nudo marinero que aparece por arte de magia al lector y todo parece muy cogido por pinzas. Pero al menos es plausible.

  Además de lo anterior, otro aporte de Poe fue el de ambientar un relato en una ciudad que el jamás visitó. Fijaos en esta descripción: "Era una típica casa parisiense, con una puerta de entrada y una casilla de cristales con ventana corrediza, correspondiente a la loge du concierge". Desde luego, está escrito con tanta naturalidad que cualquiera lo diría.

  Dos entregas más

   Auguste Dupin resolvió dos casos más: El misterio de Marie Rogêt y La carta robada. Un momento, ¿solo dos más? ¿Es que no tuvo éxito? 

  Y tanto que sí, pero en enero de 1942 un hecho marcaría el principio del fin de Poe. Su esposa, la prima con la que se casó cuando esta contaba con trece años, evidenció los primeros síntomas de tuberculosis. Virginia Clemm, su ancla emocional, comenzaba a morir y ello fue algo demasiado duro para Poe. A su situación económica, al alcohol, se añadía ahora la enfermedad de su esposa. La situación era dramática, más aún  de lo que había sido hasta ese momento, pero pese a todo todavía llegó a publicar El escarabajo de oro, el aclamado El cuervo o el relato Eureka
  "Mis enemigos atribuyeron la locura a la bebida, en vez de atribuir la bebida a la locura" (Edgar A. Poe)

    En enero de 1847, Virginia murió. Cortázar recoge la dramática imagen del cortejo fúnebre: "Los amigos recordaban cómo Poe siguió el cortejo envuelto en su vieja capa de cadete, que durante meses había sido el único abrigo de la cama de Virginia".


    Con ella se fueron las últimas letras de Poe. El reconocimiento a su trabajo y talento se solapaba con los espectáculos que solía dar, en sus excentricidades, en su absoluta falta de control. Hasta que el 7 de octubre de 1849 falleció tras pronunciar una sola palabra: "Reynolds".

  Vale, ahora sí. Parece ser que ese Reynolds se refería al explorador Jeremiah Reynolds un explorador, conferenciante y editor que sostenía la existencia de la llamada "Tierra hueca", una teoría que afirma lo que su nombre sugiere, que la Tierra es hueca y dentro está habitada. La figura de esta personalidad fue la que le inspiró a escribir su única novela, La narración de Arthur Gordon Pym. El por qué se refirió a él en su último momento. ¿Quien sabe?

  Edgar Allan Poe, con sus luces y sombras, es sobre todo una lección de compromiso con la literatura. Os recomiendo cualquiera de sus biografías, pero la que escribió Julio Cortázar, su traductor estrella al castellano, os sobrecogerá.


  Y bueno, estamos en 1841. Así que todavía nos queda bastante historia de este género...

¡Saludos tinteros!

MÁS TINTA NEGRA:



 UNA CUESTIÓN DE ETIQUETA: Un repaso a la nomenclatura del género negrocriminal y a los subgéneros que lo conforman. Podéis acceder a ella AQUÍ






LONDRES, PRIMERA SANGRE: La Inglaterra victoriana reunió toda una serie factores que fueron clave para que el género negrocriminal naciera allí y no en otro lugar. Podéis acceder a ella AQUÍ






MATEMÁTICAS Y TINIEBLAS: Romanticismo, terror gótico, las crónicas de crímenes, la ilustración. En definitiva, las semillas literarias de las que surgió el género. Podéis acceder a ella AQUÍ






Texto y dibujo. David Rubio Sánchez

57 comentarios:

  1. Hola David, bueno hablamos de una estrella top del siglo XIX y de un precursor con influencias que llegan hasta nuestros días. Estas pinceladas como tú la has llamado son más que eso; en cierta manera es un guión maestro para entender a la persona y con ella al escritor. Por otro lado me encanta el término que en su día utilizaste de negrocriminal, pues sigue definiendo a la perfección la globalidad del género y sus interrelaciones literarias. Y por otro lado, me parece muy bien desarrollado y una verdadera clase, los seis elementos subrayados para analizar el relato. Para concluir, una pregunta, ¿qué libro recomendarías del panorama actual encuadrado en este tipo de género?
    Un placer leerte y aprender contigo. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Miguel. La verdad es que el mayor trabajo de esta entrada era seleccionar la información. La vida de Poe daría para no menos de diez entradas y, afortunadamente, existe mucha información. He dejado fuera aspectos como su vida sentimental, ese conflicto con su protector, John Allan y varias escenas truculentas de las que fue protagonista. Era testarudo, un tanto infantil y con un sentimiento de culpa tremendo. Pero desde luego, diría que fue uno de los cuatro o cinco autores que definió el camino que debía seguir la narrativa en los años que siguieron.
      A ver, de hoy... puff, existen varios y afortunadamente, en España el género está activándose con muchos y jóvenes autores. Sin embargo, yo soy todo un clásico y siempre recomendaría a Chandler, Hammett o Thompson. Ahora estoy leyendo una novela que tiene un regusto al género negrocriminal más clásico, pero el protagonismo es femenino, lo que le da un sabor distinto, REINA DEL CRIMEN de MEGAN ABBOTT.
      Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  2. Hola, David

    Conocía pinceladas de la vida de Poe y muchas de sus obras si no todas, unas de oídas, otras de reseñas y otras por haberlas leído. Pero no ha sido hasta hoy que he tenido una visión tan general, completa y apasionante de su vida, su creación literaria y su triste muerte. Como casi todos los genios fue un incomprendido que solo fue valorado con justicia tiempo después de haber desaparecido.

    Me ha encantado tu entrada, no podía dejar de leer. Por cierto, casarse con una niña de trece años supongo que no estaba mal visto en su época, pero hoy me ha producido un gran choque leerlo. Enhorabuena y, como siempre, muchas gracias :))

    ¡Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Julia. Poe fue incomprendido, pero la verdad es que se lo ganó a pulso. Cuando escribió El Cuervo, hubo un magnate dispuesto a aportar el dinero para que pudiera publicar su ansiada revista. Viajo a Washington para cerrar el trato, pero no tuvo otra idea que irse de copas la noche anterior y acudió a la cita con un aspecto lamentable que hizo pensar al empresario que Poe no era del todo una buena apuesta.
      Siempre tuvo esa tendencia autodestructiva. Esa joven no es que tuviera trece años, es que además era su prima y, parece ser, tenía un carácter muy infantil. De hecho, acostumbraba a esperarlo con un ramo de flores cuando volvía de su trabajo en la revista Graham's.
      La verdad es que lo más complicado de esta entrada era seleccionar los datos biográficos. Te recomiendo la biografía de Cortázar. Un abrazo!!

      Eliminar
  3. Guau David, una entrada magistral muy bien planteada y expuesta. Me he leído todo y cada unos de los detalles y me han resultado muy interesantes, sobre todo, porque desconocía gran parte de ellos, como la edad a la que murió Poe. Parece mentira que sólo tuviera 40 años a su muerte, creo que esto hoy es casi inimaginable: que un genio de la literatura logre despuntar a edades tan tempranas.
    Por otra parte, Poe me parece el ejemplo de vida atormentada que logra liberar su interior en la literatura. Es una pena en cierto sentido, pero una gran suerte para los que podemos, a la postre, disfrutar de sus escritos.
    Me ha encantado la entrada. La he disfrutado muchísimo. Y me ha encantado la precisión con la que has expuesto los puntos principales que dejó su novela de detectives.
    Un abrazo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Macarena. Poe bien podría ser considerado como el primer escritor comercial, quería que la escritura fuera la profesión con la que se ganara la vida. Lamentablemente, sus episodios de borracheras le crearon una fama de mala apuesta para invertir. Una vez dijo que solo se daban a conocer sus espectáculos etílicos, pero no el trabajo que realizaba de manera sobria cada día. Su carácter sureño le hizo, además, ser altanero. Era brillante y además se lo creía, y ello provocaba mucha envidia y animadversión.
      Desde luego, sus cuarenta años bien podrían ser más de cien para alguien con una vida que pudiera calificarse como normal.
      Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  4. He disfrutado con la entrada y conociendo la vida de Poe, desconocía muchos de los detalles que has dado.
    Recuerdo que disfruté de sus lecturas hace muchos años y ahora mientras te leía pensaba que fue un "visionario" y precursor de un género que en estos momentos (parece que igual que entonces) vive un boom que atrapa a muchos lectores y ahora se puede ver hasta fácil pero no en aquel momento. Triste su final.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Conxita. Poe concebía la Literatura como algo que debía atrapar al lector. Quizá el primero que escribió para el lector, el primero que buscó que sus relatos fueran comerciales. Por eso dejó abandonada la poesía, que parece ser nunca ha sido un género con ventas. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  5. Estupenda y clarificadora entrada que me ha permitido entender de una manera más global y completa de la obra de Edgar Allan Poe. Como siempre, gracias por tu generosidad David!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Norte. La verdad es que lo que he dejado fuera es tanto o más apasionante que lo que he seleccionado. Sin duda, leer su biografía es apasionante. Un abrazo!!

      Eliminar
  6. Me ha impresionado mucho esta entrada. No sabía que Poe hubiese sido adoptado, ahora entiendo mejor su poesía y los problemas que tuvo con la bebida. Es todo un personaje de una novela, como tú dices, e hijo del romanticismo.
    Es un placer leerte, David.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ana. Fue peor que eso, en realidad John Allan nunca lo adoptó, era simplemente su protector, pero jamás lo inscribió como hijo. Digamos que le dio el capricho a su esposa con la que nunca tuvo hijos. También es posible que lo hiciera por remordimiento, dado que John Allan tenía hijos extramaritales en secreto. Como ves, la vida de Poe está llena de tramas secundarias. Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  7. Excelente trabajo de documentación el tuyo, David. Y mejor aún la forma de contarlo.
    Me ha llamado la atención cuando has preguntado en qué escenario se nos representa cuando pensamos en Poe. Durante muchos años viví en el error de creer que Poe era británico. Supongo que en el colegio, o en el instituto me enseñarían que era americano, pero luego mi mente debió de borrar esa información. Es cierto, los relatos de Poe son muy 'british'.
    Con esta fantástica publicación me han entrado ganas de releer a este maestro y pionero del género de suspense y terror.
    Gracias por compartir tan buen trabajo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Paloma. Pues te aseguro que esa imagen de que era británico también la tuve siempre. Los relatos de Poe tienen esos escenarios góticos que hacen difícil indentificarlo como norteamericano. Por eso he querido detenerme en ese aspecto para intentar explicar cómo el iniciador oficial del relato de detectives cuyo origen se ubica en Inglaterra, fuera de los USA.
      Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  8. Buenos días David, qué interesante entrada y como lo has planteado para comprender la historia de este escritor y para entender y saber más de su obra. Fascinante y trágica a la vez. Recojo algunas cosas que me han quedado: una de ellas esas "tendencias histriónicas" que cita de él Cortázar, el traductor a lengua hispana de su vida, no es de extrañar, claro, con esa frustración que supondría la muerte de sus padres y la posterior adopción, pero también le sirvió para que a sus manos llegaran libros, libros de poemas y pudiera expresarse en ellos con su lectura. La rebeldía y la autoafirmación expresada en un lugar seguro: un mundo de ficción. Y cuantos genios le ha ocurrido lo mismo; esa muerte tan joven en la más loca soledad. La rebeldía unida al desarrollo de la imaginación. Y para colmo la muerte de una esposa tan joven, uf, esa imagen con la capa de cadete sobre sus hombros la misma que protegía del frío a su moribunda compañera, esa imagen...Por otro lado, esos términos de los que nos hablas: novel enigma, terror gótico, negro-criminal, muy interesante. Gracias a tu reseña y sobre todo, esa forma de presentar su literatura, ahora conozco mejor a este escritor. Gracias. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Eme. Y ni te cuento la de datos biográficos que he dejado fuera, entre ellos las conjeturas acerca de su muerte. El alcohol le sentaba especialmente mal, una de las teorías es que lo usaron para un fraude electoral que consistía en que una misma persona votara dos veces. Ese día había elecciones y se cuenta que tras emborracharlo, le llevaron dos veces a votar, para luego abandonarlo en un parque. Jo, da escalofríos esa imagen del gran Poe convertido casi en una piltrafa humana. Afortunadamente, el tiempo pone la relevancia de cada cual en su lugar y Poe fue sin duda uno de los que marcó el camino de la narrativa del último siglo. Te agradezco muchísimo tus palabras, creo que la Literatura, el contar historias, debe ser vista como uno de los mayores espectáculos de ocio y difundirla es algo apasionante. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  9. Mira que me encanta Poe y desconocía unas cuantas circunstancias de su vida.
    Me ha encantado David, mil gracias por descubrirnos estas facetas.
    ¡Cómo te lo curras chaval!
    Mil gracias compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isabel. Me alegra haberte descubierto algunas cosillas de Poe. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  10. Excelente artículo, David. Sin Poe resulta difícil concebir la literatura y, no en vano, es considerado el padre del cuento, añadiendo además, como bien explicas, que abordó elngénero del cuento en sus múltiples variaciones: fantástica, negra, psicológica, gótica, de terror, ciFi, detectivesca, e incluso costumbrista pues sus relatos reflejan bien esa Inglaterra victoriana y la estructura de clases reinante.

    Una entrada que se disfruta y en la que, una vez más, nos muestras tu bien hacer.

    Enhorabuena!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Manoli. Me alegra esa referencia que haces respecto al Poe escritor de ciencia ficción, hace tiempo leí su relato LA INCOMPARABLE AVENTURA DE UN TAL HANS PFAALL en el que narra un viaje al espacio. La minuciosidad con la que describe las complicaciones físicas y las soluciones que aporta son asombrosas por su verosimilitud y conocimiento científico de la época. Ello demuestra el bagaje intelectual y la vastedad de su curiosidad por cualquier rama del conocimiento. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  11. Te felicito por esta entrada, David, siempre todas tan trabajadas, valoro todo lo que compartes, con tanto esmero.

    Besos y feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María. Soy muy cotilla y según qué autores su vida privada es tan apasionante como su obra literaria. Me alegra que te haya gustado. Un abrazo!

      Eliminar
  12. Una entrada muy completa David,con ella he aprendido un poquito mas de Poe, pues la verdad es que no conocia gran parte de lo que nos cuentas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Vicenta. Te aseguro que yo también, por eso intento aprovechar las entradas del blog para indagar sobre determinados temas literarios con más profundidad. Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  13. Sé lo que me vas a decir, pero no he leído nada de Poe. Siempre lo tuve por un autor de terror, género que no me atrae. Luego supe que tenía alguna novela y relato negro y criminal, pero siempre me ha dado mucha pereza. Tal vez por ese estilo un tanto pesado de hace casi dos siglos.
    Te ha quedado una entrada muy buena y que da ganas de ponerse las pilas y conocer al autor por medio de su obra. Conocía ciertas cosas, como su alciholismo y la muerte de su mujer (no sabía que se había casado cuando ella tenía ¡¡trece años!!), pero desconocía otras muchas cosas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rosa. No te voy a negar que alguno de sus relatos empieza a resentirse con el paso del tiempo. Como he comentado con LOS CRÍMENES DE LA CALLE MORGUE, ese prólogo disertación inicial seguramente sería eliminado por cualquier editor por retrasar el inicio cuatro o cinco páginas. Y la "lógica" a la que se ciñe es quizá demasiado fría y preparada para el lector de hoy. Pero como dijo Camarasa, partía de unas semillas que solo el supo aglutinar y su impacto fue tal, que seguramente sin él no habríamos tenido la suerte de leer a Sherlock Holmes o Agatha Cristhie.
      Su esposa no solo contaba con trece años, además era su prima y toda su relación fue como muy infantil. Cortázar afirmaba que quizá buscaba en esa esposa una protección respecto a otras mujeres. No sé, sin duda, Poe era un tipo que habría hecho las delicias de cualquier psiquiatra.
      Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  14. Parece claro, según se desprende de sus propios escritos, que Poe padecía un trastorno bipolar. El trastorno se ponía, sobre todo de manifiesto, al consumir alcohol. Poe tenía tendencia a los estados depresivos, que según sus palabras se trajo de Escocia. Ante los sentimientos de soledad, desesperanza y tristeza vital, Poe recurría al alcohol. Bastaba una pequeña dosis para pasar de la depresión al estado maníaco, con verborrea e hiperactividad. Tanto la depresión mayor como el trastorno bipolar aparecen frecuentemente asociados al alcoholismo y al abuso de otras drogas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Lola. Es muy posible lo que comentas y quizá lo hubieran diagnosticado así hoy día. Poe eran dos personas, el entusiasta emprendedor y el depresivo con tendencia a la autodestrucción. Era el orgulloso rebelde que abandonó el domicilio de sus protectores, pero también el que suplicaba la ayuda económica de John Allan; era el brillante escritor con una idea editorial y comercial muy clara, pero también el que era incapaz de mantener una estabilidad en sus proyectos.
      Y lo peor, es que era perfectamente consciente de ello, generándole además un acusado sentimiento de culpa. Excelente apunte, Lola. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  15. Muy interesante la biografía de Poe, no recordaba lo de su orfandad. A veces se olvida el milagro creativo que supone inventar algo bueno, aunque el género se haya refinado y perfeccionado después. Aún así, prefiero esos relatos oscuros por los que le criticaban los sibaritas del norte, jaja.
    Otra cosa, en uno de los encabezados y luego en el texto se ha colado un 1941 en lugar de 1841.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro gazapo para mí: quería decir "algo nuevo". Las horas...

      Eliminar
    2. Gracias, Gerardo. Como dijo Cortázar, esos indignados literati del Norte que el tiempo se encargó de mandarlos al olvido. Poe tenía esas cosas, quizá debería haber tenido más mano izquierda. Pero entonces, seguro que no hubiera escrito de la misma manera. Las personas son un pack completo.
      ¡Ah! Gracias por hacerme notar la errata, ya la corregí. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  16. Interesantísima esta entrada David, muy completa y trabajada con todo detalle.Todo un lujo el pasar por aquí y leer la vida y obra de este escritor perteneciente a la literatura Finisecular. No es por presumir pero da la casualidad que asisto desde hace meses a una clase de " Los grandes de la literatura universal " y mira por donde hoy habló en clase de Edgar Alan Poe.
    Mis felicitaciones por la entrada.
    Un abrazo.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Puri. Jo, me mataste con eso de la Literatura Finisecular, je, je, je... ¡Qué envidia me has dado con esas clases! Sin duda, conocer a los grandes autores es algo muy recomendable y quien sabe quizá hasta se nos pegue algo. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  17. Excelente! muy buena entrada que se merece el señor Poe! nos fascino las imagenes, quedaron fantasticas, en especial el afiche con Bela Lugosi, gracias! saludosbuhos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Búho. Me alegra que te gustara el artículo. Saludos!

      Eliminar
  18. ¡Hola David! Como muchos de los comentaristas, desconocía muchos de los aspectos de la vida personal de Poe. Fíjate, a pesar de que me ha fascinado tanto siempre su narrativa que no me he parado nunca a conocer que había detrás de ese genio. Lo que si sabía era algunas pinceladas de su "anómala" y desdichada vida y también lo prematuro de su muerte.
    Y ¿qué mas decir? Está entre mis grandes preferidos en cuanto al género se refiere.
    Muchísimas gracias por tu completa y estupenda entrada.
    Un abrazo, David.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ziortza. La verdad es que sus cuarenta años podrían corresponder a casi cien para cualquiera del resto de los mortales. Además, su muerte a día de hoy sigue siendo un misterio a la altura de cualquiera de sus relatos. Me alegra que te haya gustado. Un abrazo!

      Eliminar
  19. Nos has mostrado la azarosa y desventurada vida de Poe con tal meticulosidad y técnica narrativa que casi parece en sí una novela biográfica. Habiendo leído varias de sus obras, algunas llevadas al cine, conocía algunos aspectos de sus inicios literarios y, por supuesto, de su trágico final. No obstante, han habido otros muchos detalles de su biografía que desconocía por completo y que me han resultado muy ilustrativos e interesantes. Desde luego, a quien le guste este género literario no puede eludir leer a Poe, el maestro del suspense. Y si en la actualidad, habiendo leído a renombrados autores modernos de este género, las historias de Poe todavía nos atraen y sorprenden, me imagino que sus lectores contemporáneos debían alucinar, jeje.
    Un abrazo, David.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Josep. Te aseguro que lo que más me ha costado ha sido seleccionar los numerosos y jugosos datos biográficos para no extenderme más de lo que ya lo suelo hacer. De él siempre me atrapó su interés por atrapar al lector. Entendía la Literatura como espectáculo, aunque para ello renunciara a textos más elevados como diría algún que otro experto en la materia. Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  20. ¡Con mi querido Poe hemos topado! Para mí, es uno de los escritores más fascinantes. Creo que fue en buena parte gracias a él que comencé a sentir pasión por la buena literatura. Hizo de su narrativa el germen del terror, pero pienso que aunque pase el tiempo y se innove y experimente con este género, Poe sigue estando por encima de cualquiera.
    Los crímenes no los he leído aún, pero sí su colección de relatos. Todavía oigo el latir de ese corazón que me dejó impactada siendo apenas una adolescente...
    Un abrazo, David.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sofía. Desde luego, lo que inició Poe fue la escritura por géneros. Los abarcó todos: terror, fantasía, ciencia ficción, la novela de detectives... Mientras revisaba su biografía me preguntaba qué relatos podría ofrecernos si viviera hoy día. Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  21. Siendo del genero policiaco o de suspensse, ,lo admito no he leído nada de Poe, o a lo mejor si porque en casa de mis padres hay de todo, bueno al fallecer mi padre, es cierto que mi madre se ha deshecho de varios libros, pocos, aun en casa de mi madre, queda bastante, de modo que como seguro que mi madre tiene algo me haré con alguno de Poe y leeré eso si aviso tengo una lista muy larga uf, uno a medias y otro para leer que me ha dejado una buena amiga, de modo que lo anoto para cuando pueda ser, quiero leer algo de David Safier que me gusta mucho y quiero hacerme con la última de Lorenzo Silva, autor que me gusta mucho, lo haré lo prometo pero no se cuando.
    Felicidades por tu gran trabajo da gusto asomarse a tú blog y aprender y sorprenderse, es de esos blogs que me gustan. Gracias David por todo.
    Un abrazo. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Tere. Lo bueno de Poe, es que existen muchas ediciones de sus relatos completos. También en digital. También me gusta Safier, leí su Maldito Karma y otra en la que una familia se convertía en los monstruos clásicos, me pareció muy divertida y un autor que ejemplifica una manera de narrar sencilla, directa, pero muy atrapante. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  22. Hola David, como estás?
    Me es fascinante el haber encontrado con este magnifico articulo, muy completo. Porque Poe es mi escritor numero 1 y no importa cuantas veces lea sus libros, nunca me canso. Los que yo más amo y valoro son: Ligeia, Manuscrito hallado en una botella y el cuento La carta robada me encantan mucho. Poe, te deja con la sangre helada, y aún así no puedes parar de leer. Me cuesta creer cómo pudo tener ese final así, es una pena. Estupendo, me encanto esta entrada. Un placer leer tus entradas!
    Un abrazo y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Yessy. Ligeia era el relato del que se sentía más satisfecho y ya en el género de detectives, La carta robada fue la tercera y última aparición de Dupin. Pocas semanas después de publicarlo se confirmó la grave enfermedad de su esposa. Quien sabe si ello nos privó de más entregas. Me alegra haber dado en el clavo. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  23. Poe fue uno de los escritores que me acompañaron en mi juventud y seguramente él tiene parte de la culpa de que me aficionara a la lectura. He leído bastantes de las obras que mencionas, aunque no todas. El Gato negro, un descenso al Maelstrom o la mencionada la caída de la casa Usher seguramente se encuentran entre mis favoritas. También el extraño caso del señor Valdemar es un cuento que te cautiva desde el primer momento, aunque el final cojee un poco. La obsesión de Poe por la muerte y su miedo atávico a ser enterrado vivo son una constante en muchas de sus obras.
    Conocía también las circunstancias de su vida y muerte, aunque no el detalle de que pronunciase el nombre de Reynolds, o si lo lo leí en su día no lo retuve en la memoria. Hay mucho misterio en torno a su muerte y mucho se ha especulado sobre las circunstancias previas, pero por desgracia nunca llegaremos seguramente a conocer los detalles.
    Sin duda es Poe uno de los referentes de la literatura y este homenaje es más que merecido. Un abrazo David!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Jorge. Su corta vida dio para tanto que posiblemente podríamos dedicar a ella todo un año de blog. Sin duda, sentó las bases de lo que sería la narrativa del siguiente siglo y raro es que no fuera la mayor influencia de los primeros espadas del s. XX.
      Su muerte es un misterio y en muchas ocasiones se han añadido determinados elementos para acercarlo más a la leyenda. Pero el dato de Reynolds parece real, al menos así lo confirman varios biógrafos. Ahora bien, no sabemos por qué. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  24. ¡Hola! Sin duda alguna, te luces con estas entradas informativas y contado de manera tan interesante y amena. Mi primer contacto con Poe no fue bueno. Leí 'El gato negro' y no me gustó nada de nada realmente, pero mira que el libro venía con un apéndice con la biografía del autor y me terminó pareciendo más interesante su vida que el primer relato que me topé de él XD no fue hasta que leí 'Ligeia' que quedé fascinada con su prosa y comencé a ser más asidua a su prosa y versos. 'El cuervo' es una obra de arte <3

    ¡Un placer leerte!

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Roxana. Precisamente, ese relato Ligeia era el favorito de Poe. Es cierto, que según qué relatos el tiempo comienza a pasar factura. El mismo Los crímenes de la calle Morgue, tiene un estilo que ha quedado un tanto desfasado, aunque su valor histórico lo compensa. Un abrazo!!

      Eliminar
  25. Hola, David. Brillante resumen de la vida del genio de Poe. Yo escuché por ahí que también fue quien le dio forma al cuento moderno. Para mí fue una sorpresa enterarme de que Cortázar fue su traductor más dedicado. Dos grandes, sin duda.
    Disfruto mucho de sus cuentos y como tu dices, se siente más europeo que estadounidense, quizás porque esa ruptura con la intuición que ofrece necesita de una tradición más larga.
    Un placer leerte.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mirna. Comparto totalmente tu comentario. Poe marcó el camino de la narrativa del s. XX, sobre todo, esa narrativa de género que tanto nos ha atrapado. Y desde luego, fue afortunado, al menos, en sus traductores. Al castellano, nada menos que Cortázar; y al francés, Baudelaire. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  26. Vaya tesis te has largado a cuenta del amigo Edgar.Intensa y preclara, colocándolo ademas en su contexto.
    Brillante, David.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Doctor. La verdad es que lo más complicado ha sido seleccionar los datos biográficos que dieran una línea más o menos coherente a este artículo. Te prometo que he dejado fuera datos apasionantes. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  27. Hola David!! Voy tarde, pero me pongo al día!!
    Otra entrada completa de las tuyas. Leí a Poe hace muchos años, creo que iba a la ESO, así que han pasado veinte años y no me acuerdo de mucho. Pero recuerdo esa sensación de tensión y esa gran manera de trasmitir el terror.
    Pensaba que la pionera de la clásica "habitación cerrada" había sido Agatha Christie con sus Diez negritos, pero ya veo que cada día se aprende algo nuevo.
    Me ha hecho mucha gracia el consejo de estudiar Derecho o cualquier otra profesión que tenga mayor solidez económica. Me parece que es lo que hiciste tú y lo que hice yo, ¿no? Lo que me ha hecho gracia es que veo que estos consejos se dan desde los tiempos de los tiempos... Y yo que pensaba que antes era más fácil dedicarse al arte...
    En lo referente a ser rarito, pues no sé, creo que hoy en día esa visión se está cambiando bastante y los escritores son personas más sociables, aunque la idea del artista es un poco esa, la del ser ermitaño y tímido, excéntrico y proclive al alcohol.
    Me encantan estas entradas tuyas donde explicas tantas anécdotas y nos proporcionas información sobre la vida de autores clásicos!!
    Un besito y feliz noche! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María. Desde luego, Poe representa el estereotipo de escritor atormentado y excéntrico, y la verdad es que se gano a pulso esa fama. Con un poco más de sensatez seguro que hubiera tenido una vida más acomodada, pero quizá sus relatos hubieran sido peores... ¿quién sabe?
      Pues sí, las artes no es una actividad que los padres entiendan como algo serio o productivo, y con toda su buena intención nos aconsejan carreras con más posibles. Y estoy de acuerdo, con los dedos de las manos podrían contarse los escritores españoles que pueden vivir de su obra. Algo demasiado arriesgado, salvo que dispongas de una solvencia familiar. Mucho mejor estudiar periodismo, salir en la tele y entonces publicar... Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  28. Muy ameno e instructivo tu texto, David. He disfrutado la lectura, no en vano Poe es uno de mis escritores favoritos de siempre. Incluso, lo he sacado como estrella invitada en alguno de mis relatos. A uno de ellos, "Posesión Literal", corresponde el siguiente fragmento.

    El miembro más veterano del grupo de tertulianos, un entusiasta de los relatos de terror, tuvo el privilegio de elegir el primero y se decantó, como no podía ser de otra manera, por el gran maestro Edgar Allan Poe. El presunto espíritu se manifestó con inaudita y sospechosa rapidez, según el parecer de Leonardo, y, con suma amabilidad, contestó a todas y cada una de sus preguntas. El maestro norteamericano del terror les reveló que sus relatos más queridos eran, por este orden, " El cuervo ", " El gato negro " y " El caso del señor Valdemar". A continuación, les describió, con todo lujo de detalles, sus experiencias con el opio, afirmando que la droga le servía como alucinante fuente de inspiración. Con profunda tristeza, recordó a su prima Virginia, su jovencísima esposa, muerta de tuberculosis.
    Luego, el gran Poe, con el estilo fascinante, preciso e incisivo de sus relatos, charló distendidamente sobre la vida y costumbres de Boston, su ciudad natal, y finalmente, les relató su penosa muerte en Baltimore, a los 40 años, víctima de las drogas y el alcohol.

    Un abrazo, David.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Paco. Te agradezco mucho el regalo que has compartido para la entrada. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar

Deja tu huella en el blog con un comentario. Y si te ha gustado puedes compartirlo en tu espacio social utilizando los botones sociales que aparecen a tu derecha. ¡Gracias!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...