MICROLOGÍA: PÓNGAME OTRA VIDA


  

  El mayor conflicto en Literatura es aquel que confronta lo que somos, lo que queremos ser y lo que debemos ser.

  Raro sería que en algún momento de debilidad, de dudas, no hayamos deseado tener otra vida. Ser una persona distinta de la que somos, romper nuestras ataduras, acabar con nuestros demonios, olvidar nuestros recuerdos más amargos... Por supuesto, eso sería como desear nuestra propia muerte.

  Pero para eso tenemos la Literatura, ¿no?



MICROLOGÍA: PÓNGAME OTRA VIDA


LAPSUS

  —¡Póngame otra vida! 

  —Querrá decir otra copa —le corrigió el camarero.


TERAPIA 


  Era maleducado, envidioso, agresivo: peligroso. Con esa personalidad, llegó el día en el que tuvo que elegir entre la cárcel o el psiquiatra.

  El diván le pareció más cómodo. 

  Tras innumerables visitas, no le pudieron establecer un diagnóstico claro que explicara el origen de su ira, ni un tratamiento que mitigara su carácter violento. Finalmente, sus psiquiatras decidieron probar con una novedosa técnica de hipnosis. Le aseguraron que con ello se conseguiría que todo aquello que odiara le fuera invisible. Así desaparecerían sus accesos de ira, le prometieron. 

  Sin embargo, tras finalizar el tratamiento y de camino a su casa, volvió a ver a la mujer que lo rechazó, a esos padres bobos con sus ridículos hijos, al engreído del Ferrari o a ese grupo de botarates a los que cualquier tontería parecía ser merecedora de celebración. 

 «Menuda estupidez de hipnosis», se dijo cuando entró en su apartamento, maldiciéndolos a continuación por el dinero gastado. Pero, al dejar las llaves en el vaciabolsillos, se quedó atónito al contemplar el espejo del recibidor y comprobar que su imagen no se reflejaba en él.




LA VIUDA

   Un hedor ferruginoso la recibió al abrir la puerta. Pasó por encima de los trozos de un jarrón y miró hacia el comedor. Vio el cuerpo de su marido. Apuñalado, sangrante: muerto. Se abalanzó sobre él emitiendo gritos desesperados que en seguida alertaron a los vecinos.

  Aquel llanto se prolongó en el velatorio, en el entierro, en los interrogatorios y en sus visitas al psicólogo. 

  Pasó el tiempo y la policía concluyó sin éxito la investigación. Su familia y amistades le rogaron que rehiciera su vida. Fue entonces que retomó sus clases de interpretación. 

   Por fin se había convencido de que podría ser una gran actriz.




LA MALETA

  Tiré la maleta al contenedor de basura y esperé a que el camión de recogida se la llevara. Pero al regresar a casa, la encontré en la puerta. 

  Al día siguiente la llevé a una montaña y le prendí fuego. No me marché de allí hasta que la consumieron las llamas. Sin embargo, al entrar en mi dormitorio me la encontré a los pies de la cama.

   Pensé que a lo mejor era yo quien debía abandonarla, así que la dejé en el armario y me fui a vivir a otra ciudad. El mismo día en el que me instalaba en mi nuevo hogar llamaron a la puerta. Era un mensajero que me traía un paquete. Al abrirlo observé, atónito, la maleta en su interior. 

  Entonces decidí partir a una isla desierta. Allí construí una cabaña en un árbol. Al anochecer, escuché un fuerte golpe en el techo, las cañas se rompieron y la maleta cayó a mis pies. 




INCONCRECIÓN

   El sueño de la rata era poder volar. Un día se encontró una lámpara maravillosa. Al frotarla apareció el Genio.

   —¡Deseo ser ave! —demandó la rata.

    El Genio la convirtió en gallina.




MÁS MICROLOGÍAS:











© Imagen: Nighthawks, de Edward Hoover
© Textos: David Rubio Sánchez

Comentarios

  1. La genialidad hecha micrología. Poco más puedo decir sobre estos brillantes micros, a cual más sorprendente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Josep. Bueno, genialidad me parece demasiado grande. Con ocurrencias me conformo. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  2. Y ahora con cual me quedo David? Son todos ellos muy buenos,me han gustado mucho. Cuando pueda leo los otros.
    Un beso. Y espero que hayan más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Teresa. Como eran cortitos he pensado reunir unos cuantos. Me alegra que te hayan gustado. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  3. Me gusta tanto leerte que creo que he leído esta entrada tres o cuatro veces ya esta mañana. Eres un auténtico genio de las letras ¿Cómo se puede decir tanto con tan pocas palabras? Es que yo soy de extenderme, ya me conoces. Por eso, además, aprendo leyéndote que se puede condensar el idioma con un mismo, e incluso, mayor significado.
    Y, bueno, ya conoces la frase despectiva y tan de barrio: "Cómprate una vida" jjjjjj
    Un abrazo David

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Macarena. Pero es que en tus entradas debes extenderte. Las crónicas de viajes son mejores cuanto más entran en el detalle, en ese instante único que percibe el viajero, y al describirlo se tiene que ser minucioso en detalles. Son géneros distintos. El micro precisa de recortes y recortes, hasta que ya no puedes acortar más sin perjuicio de que la historia se resienta en cuanto a comprensión. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  4. Jajaja, desde luego a veces es mejor no querer otra de vida, porque tus sueños pueden convertirse en realidades peores. Me ha gustado Terapia, tan irónico, el protagonista cambia, sin embargo su vida alrededor sigue igual. En la Maleta se aprecia esa fatalidad que siempre nos acompaña por mucho que nos empeñemos. Los deseos hay que especificarlos bien, como vemos en Inconcreción.
    ¡Magníficos micros, David! Por cierto esa pintura de Hooper, Nighthawks, me encanta, la soledad en la ciudad expresada en un bar en un ambiente nocturno, al menos es lo que yo percibo. Es espléndida.
    ¡Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ziortza. Siempre me gusta acompañar mis relatos con mis propios dibujos. Pero cuando reuní estos micros y me decidí por el título me vino a la cabeza ese cuadro y ya no hubo manera de encontrar otra opción.
      La maleta fue el primer micro que escribí cuando me apunté a un curso on line en Aula de escritores, creo que recordé algo que dijo alguien sobre una mujer con equipaje. Y es que la carga de esa maleta es algo que siempre debemos cargar, por más que queramos olvidar somos recuerdos, para bien o para mal. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  5. Todos estos personajes quieren dejar atrás aquello de sus vidas que no les gusta, sin darse cuenta que aquello que aborrecen no está fuera, sino dentro de ellos mismos. Y es que conocerse a uno mismo y soltar todo el lastre que nos sobra no es tarea sencilla, pero es camino imprescindible para estar en paz. En esa línea me ha gustado mucho "La maleta" porque sintetiza a la perfección esa idea común a los cinco micros. Parece sencillo escribirlos pero hay que afinar mucho para decir lo justo, ni de más ni de menos. Así que mis felicitaciones, David. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Jorge. Has captado la esencia de ese micro. A veces llamamos viajar, cuando lo que queremos decir es huir. Y en cuestión de recuerdos, es imposible dejarlos atrás. La única opción es aceptarlos y vivir con ellos. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  6. Eres maravilloso David los micros son ideales todos. El de la maleta me ha encantado. Leeré los otros. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carmen. Me alegra que te hayan gustado. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  7. Me han gustado mucho todos. Si hay que elegir uno me quedo con el de la desconsolada viuda.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Macondo. La verdad es que esa viuda mató dos pájaros de un tiro, je, je, je... Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  8. Hola David, para mí el mejor micro es, el que no figura como titular hoy, y es cuando dices: "El mayor conflicto en Literatura es aquel que confronta lo que somos, lo que queremos ser y lo que debemos ser". Bueno, y sin restar genialidad a ese: ¡Póngame otra vida! Y otra cosa, la pintura y ese submundo de la noche es casi obligatorio para conocer historias y darles formas de relatos, cuentos, pesadillas o sueños. Un abrazo David y felicitaciones por tu ingenio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Miguel. Ahora, y entre nosotros, esa es una frase extraída de la novela que estoy escribiendo. Pero la verdad es que esa es una ecuación de la felicidad. Si el ser=deber=querer creo que podemos decir que somos felices. El problema es cuando no coinciden las variables, hay es cuando debemos hacer piruetas para lograr un poco de equilibrio. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  9. Qué buenos, David. Me ha encantado el de "La maleta", es muy filosófico; también el de "La viuda", es muy negro.
    "Inconcreción" es buenísimo. Me recuerda cuando mis alumnos me preguntan si tengo los exámenes. Alguna vez les he respondido: "no, los he perdido". ¿Si quieren saber si los he corregido por qué preguntan si los tengo?
    Creo que yo nunca he querido tener otra vida. Bueno tal vez sí, en el eterno inconformismo de la adolescencia y la más temprana juventud.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rosa. ¡Imagino la cara de tus alumnos con esa respuesta, je, je, je! Bueno, a veces nos da vergüenza decir lo que queremos y nos andamos por demasiadas ramas. Me alegra leer que no has sentido esa necesidad, eso significa que tienes una vida plena. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  10. Bueno, bueno, qué divertido el micro de la maleta, genial estos micros. Me alegraste la tarde yo que andaba bastante de capa caída y... me encontré la gallina con rabo de rata ¿? Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Eme. Si estos micros han conseguido alegrarte una tarde de bajona te aseguro que me haces el escribiente más feliz del mundo. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  11. Me fascina
    amo los micros
    y vos estas regenial en estos
    Son cortos
    y claros
    y libres y buenos
    Me has enamorado :)
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tengo que venir a comentarte con recomenzar porque se pone celoso.Cuanto mas te leo mas megusta

      Eliminar
    2. Gracias, Recomenzar y Mucha. Me alegra que os haya gustado a las dos, je, je, je... Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  12. Muy buenos todos pero en especial me ha llamado la atencion el de la viuda... vaya, vaya la de buenas actrices que andan sueltas. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Vicenta. La verdad es que la buena mujer consiguió matar dos pájaros de un tiro, je, je, je... Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  13. Me gusta mucho el pellizco que me hace sentir los desenlaces de estos micros y es que en el fondo todos tenemos una maleta de la que nos cuesta deshacernos, todos somos en algún momento actores de nuestra vida o quisiéramos pedirle otra distinta al camarero aunque fuera de quita y pon. Muy buenos, David. Me han encantado. Felicidades y un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ana. Jo, que hermoso epílogo has regalado a la entrada. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  14. ¡Genial compañero! ¡Genial!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

  15. Hola, David
    !Que me han encantado todos, en especial el de la maleta!
    Que ingenioso eres, me echo a reír el humor negro y blanco de tus micros.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Yessy. La ironía es a lo más que llego en esto del humor. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  16. Qué bien se te da sintetizar. Contar toda una historia en tan pocas palabras demuestra que eres un escritor estupendo. ¡Qué envidia!
    Me han gustado todos pero el de la maleta tiene mucha miga, aunque a mí el que me ha encantado ha sido La viuda.¡Es muy bueno!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Paloma. Los micros, al menos en mi caso, son muy puñeteros. El 90% es que te venga la idea completa como un relámpago a la mente. Luego se trata de pulir las frases, corregir, pero la esencia tiene que venirte a golpe de inspiración. Por eso no suelo prodigarme demasiado. Un abrazo!!

      Eliminar
  17. Hermoso ramillete de bombones literarios y ya sabemos que los bueno de los bombones es la cantidad de experiencias gustativas que puede encontrarse en algo tan pequeño. Vaya, como la puñetera cocina de diseño de hoy en día.
    Lo de la maleta viajera me ha recordado al célebre equipaje con patas de Mundodisco de Terry Pratchett.
    https://youtu.be/vPw4kK7i_JA
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, doctor. Pues fíjate que la idea nació de una frase que le escuché a alguien sobre que le gustaban las mujeres con equipaje. De ahí me vino la imagen de una maleta llena de cosas que queremos olvidar, siendo esto imposible. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  18. Pocas veces te he leído micros, David, y sin embargo creo que se te dan más que bien. Éstos que nos traes hoy son directos, sorprendentes y diría que poco amables, lo que constituye parte de su encanto. ¡Directos al cerebro del lector! :) Me han gustado especialmente "Terapia", por lo inquietante, y "La viuda", por lo ingenioso de su final.

    Mi más caluroso aplauso para ti.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Julia. De tanto en tanto me viene alguna idea a la mente, pero es verdad que me prodigo poco, sobre todo últimamente. Los micros tienen un componente de inspiración muy grande, o me viene a la cabeza de forma completa o me cuesta dar con una historia para este formato. A veces son ideas que no llegaron a cuajar en forma de relato y las sinteticé. Como ese de Terapia, en el que iba para relato pero no cuajó. Un abrazo!!!

      Eliminar
  19. David unos micros realmente geniales, te animo desde aquí a que sigas componiendo este tipo de relatos. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rosana. La verdad es que, en mi caso, este género depende mucho del capricho de las musas. O me vienen a la cabeza de forma completa o no hay manera. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  20. David, eres un genio para los micros. La verdad, en lo particular me seducen más. Ya que en pocas letras realizas un trabajo de síntesis. Quedo a la espera de tu próximo libro.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Lola. El micro es un género apasionante, en un golpe de vista puedes conseguir que el lector se quede pillado, pero también son caprichosos: o te vienen, o no. Dependen mucho de la inspiración.
      A ver cómo consigo avanzar con esa novela. La verdad es que se me hace muy difícil compaginarla con el blog. He comprendido que la única forma es centrándome en ella al cien por cien, lo que significará que en julio el blog se tomará unos meses de descanso. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  21. Sencillamente fantástico. Eres un genio. 👏👏👏👏👏
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mary. Tanto como genio... me siento más cómodo considerándome ocurrente. Un abrazo!!

      Eliminar
  22. Muy bueno, David. Esa maleta con vida propia quiere decir que los fantasmas se llevan dentro, ¿verdad? Siempre me ha parecido difícil condensar una historia en tan pocas palabras, le veo mucho mérito.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Gerardo. La verdad es que esa era la idea, por mucho que intentemos huir de nuestro pasado este nos seguirá donde quiera que vayamos. Aunque, luego está la interpretación que cada cual quiera darle. Un abrazo!!

      Eliminar
  23. Geniales todos, David. Pero con el último he echado una buena carcajada jajaja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sofía. Es que si queremos algo no podemos depender de que venga un genio a regalárnoslo. Mejor darle al cerebro para intentar conseguir nuestros sueños. Un abrazo!!

      Eliminar
  24. Nunca se me han dado los micros, así que admiro tu capacidad para resumir en pocas palabras una historia con el plus de sorprender.

    TERAPIA ¡Anda que no hay fantasmas por ahí (o chulitos) que no reciben tratamiento!
    LA VIUDA.- El papelón de su vid
    LA MALETA.- De los micros, mi preferido. La maleta ( o mochila) la llevamos incorporada, forma parte de nuestro equipaje de vida, hay que asumir la maleta. MUY BU
    INCONCRECIÓN… jajjajaa Si es que hay que tener mucho cuidadito con lo que se desea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vid= vida
      BU= bueno

      Que me como las palabr...

      Eliminar
    2. Gracias, Isabel. La verdad es que yo tampoco me prodigo demasiado, para escribirlos necesito que la idea me venga a la cabeza de manera completa, o bien que un relato no-nato, pueda ser resumido y construido como un micro. Hace tiempo que no escribo ninguno. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  25. Eres un genio del microrrelato, David. Entre el surrealismo de la maleta obstinada a seguir a su dueño, pasando por la rata que quería volar, nos topamos con una buena actriz, un hombre que no sabía que se odiaba y con quien sueña con cambiar de vida con los codos apoyados en la barra de un bar. Todos magníficos.
    Un abrazo enorme, David.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Bruno. ¡Caramba! Me has ofrecido un excelente epílogo. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  26. Muchas felicidades, realmente se me hace difícil destacar uno por encima de los otros porque todos me han gustado mucho y como Tara ese último me ha hecho pensar en que se ha de ir con cuidadín con los deseos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Conxita. Es que los sueños, para poder conseguirlos, deben trabajarse. Si esperamos a la suerte es muy posible que la misma sea caprichosa. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  27. No soy demasiado entusiasta de los micros, pero estos son buenos, se nota mucho trabajo detrás, o tal vez un golpe de inspiración. Destaco los LA VIUDA y LA MALETA. Un abrazo, David.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Paco. A mi los micros me gustan cuando de verdad son micros. Cuando tienen inicio, nudo y desenlace. A veces se confunde micro con una reflexión poética corta o con una divagación de pocas líneas. Un micro es una historia, aunque lamentablemente suele depender mucho de la inspiración para que esta tenga chispa. Como quiera forzar uno, puff... me sale un truño de campeonato. Por eso no suelo prodigarme en ellos. Un abrazo!!

      Eliminar
  28. Fabulosos y excelentes micros, David, desde el mismo título que los compendia: "Póngame otra vida" todos encierran grandes lecciones y nos descubren cosas que como ya te han dicho, están en el interior de los personajes y, por ello, no resulta nada fácil alejarse. Son de una maestría que me confirma tu buen hacer también como microrrelatista. (Por cierto que estaría genial una antología con este título, porque atrapa inmediatamente al lector) ¡¡Enhorabuena!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Manoli. ¡Ostras! Pues ahora que lo dices es verdad. Es un título muy de antología de relatos, pensaré sobre ello a partir de julio cuando inicie una etapa de puerta cerrada como diría King para centrarme solo en la escritura. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  29. Hubo una época, hace unos cuantos años, que quise experimentar con los microrrelatos. El entusiasmo no me duró mucho porque hay que ser breves, concisos y sorprender con el final.
    Los tuyos son geniales todos, pero le doy el primer premio a TERAPIA.
    Abrazos y felicitaciones, David.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mirella. Los micros son puñeteros, o te viene la idea completa o no hay forma. En ocasiones también puede salir un micro de esas ideas que no terminan de germinar en relato. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  30. Geniales todos David pero el de la viuda se lleva el Oscar a la mejor interpretación jejeje.
    Abrazos y aplausos plas, plas, plas.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Puri. Desde luego, esa viuda mató dos pájaros de un tiro, je, je, je... Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  31. Muy buenos. El de la viuda tiene su aquel, la terapia con ese final es una genialidad, pero la maleta, esa maleta con vida propia, con memoria, recuerdos... ¿No te gustaría tener una así? ¡Bah!, venga, porque ser mi amigo, ¿eh? Te la regalo.
    Agur

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María Pilar. Ja, ja, ja... me parece que todos llevamos a rastras una de esas maletas cuyo contenido desearíamos olvidar, pero que llevamos agarrado a la chepa. Un abrazo!!

      Eliminar
  32. ¡Este blog vale oro! Demsiada información, buenos relatos, excelentes recursos. Gracias David

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ruben Dario. Me alegra que hayas encontrado contenido de tu interés en este blog. Un abrazo!!

      Eliminar
  33. Como en el caso de Julia me ha encantado el de la viuda,... quizás por ese desconcertante final. Excelentes micros David!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Norte. Es que desde luego esa mujer pasó con nota el casting, je, je, je... Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  34. Hola todos me han gustado.Saludos.Los micros me encantan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Betty. Te agradezco tu comentario. Un abrazo!!

      Eliminar
  35. Hala David, estos micros son geniales. Más que eso, es que no sólo me han parecido espectaculares, también son ingeniosos.
    El de la maleta y el de la rata además tienen una moraleja que me ha encantado.
    Felicidades por tu talento, eres increíble, de verdad!
    Un besito y feliz domingo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María. Me alegra que los hayas disfrutado. Los micros dependen mucho de la inspiración, o te vienen como una historia completa o de lo contrario no terminan de cuajar. Ese de la rata, por ejemplo, me vino paseando y de manera sorpresiva. Por eso no suelo prodigarme demasiado. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  36. Hola, muy buenos los microrrelatos me gusto mucho el de la maleta porque al final de la vida terminamos empacando todas las vivencias para poder marcharnos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, azulgenia. Bueno, la verdad es que ahí vamos guardando el lastre que nos va dejando la vida y que desgraciadamente no hay manera de soltarlo. Un abrazo!!

      Eliminar
  37. El microrrelato de la terapia tiene un gran cierre, imposible de adivinar ni siquiera estando ya en la última línea. Me sorprendió para bien, como suelen ser tus relatos.
    Te dejo un abrazo, David.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Julio David. Pues sí, desde luego que esa terapia al final dio resultado y dejó de ver lo que más odiaba. Y es que detrás del odio existe una enorme frustración personal. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  38. David, los he vuelto a leer. Y como aficionada a la psicología (creo que todo escritor se adentra en la de sus personajes, cobrando vida con la lectura de esas pequeñas joyas).

    Sé todo el esfuerzo que has hecho este año, siempre con una palabra amable para todos y ayudando a los novatos como yo en el mundo blogger. Todo tiene su recompensa. Seguro que tu próxima novela (que por supuesto compraré) cumple todas las expectativas.

    Asi que ¡Felices vacaciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Lola. Bueno, creo que todavía va a tardar mucho tiempo en salir esa novela y quizás sí, siempre hay algo de nuestro interior que se escapa en las letras. La verdad es que disfruto de mi actividad bloguera y desde luego, soy afortunado de contar con compañeros como tú para hacerla emocionante. Aunque como te comenté, quizá ha llegado el momento de cerrar la puerta durante un tiempo para dedicarme por entero a la escritura. Un fuerte abrazo, querida amiga!!

      Eliminar
  39. Hola David! Hacía mucho que no visitaba tu casa, jeje. Me han encantado los micros, absolutamente todos. Son una pasada! Un fuerte abrazo compañero! ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ramón. Te agradezco tu visita, a ver cuando vuelves a publicar en tu blog! Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  40. Hola David
    Como hace tiempo que no vengo, me incorporo en una entrada de esas que se leen rápido, je je... Aunque no me gusta nada dejar de lado esas magníficas revistas tuyas. Bueno, en esto de presentar varios micros con un nexo de unión eres también un experto, eh. ¡Vaya derroche de imaginación! Que no es nada fácil concretar varios cuentos así de breves y buenos (que no siempre lo breve es bueno) y encima pensando en el mismo tema. Y hablando de concreción, ese último relato me ha recordado algunos viejos chistes, un tanto escatológicos, en la misma línea y me reído con ello. No destaco ninguno porque me parecen todos buenísimos. Quizás el que menos, fíjate, el de la viuda, no sé por qué, pero en general, tu pericia en el uso de los recursos literarios te permite crear pequeñas obras que se consumen como las pipas... ¿Ya se han acabadooooor?
    Un abrazo, conpañero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isidoro. Te agradezco que te hayas fijado en ese detalle porque la verdad es que me tiro un buen rato buscando relaciones entre los textos de la carpeta de micros. Todavía quedan algunos esperando encontrar el nexo que los una. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  41. Los deseos entre más específicos mejor, cerrar los ojos a lo que no nos gusta no es suficiente, lapsus por doquier... me encantaron, muy buenos!!
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Diana. En el fondo, creo que el deseo de vivir o sentir otras vidas sería la respuesta a la pregunta de ¿por qué escribimos? Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  42. Que interesante! la verdad es que desconocía esto de las micrologías.. me alegra haber descubierto esto.. Muy buenas paradojas, mi favorita fue la última, de la rata que se convirtió en gallina.. Muy ingenioso, abrazo grande :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, 27viatri. El micro es una forma de narrativa maravillosa y complicada. En apenas cien o doscientas palabras debes contar una historia cuyo final dé una nueva lectura a lo ya leído. Por su extensión es el tipo de historia que más vas a poder encontrar en los blogs de relatos. ¡Así que estás de suerte! Gracias por el comentario y lectura. Un abrazo!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Deja tu huella en el blog con un comentario. Y si te ha gustado puedes compartirlo en tu espacio social utilizando los botones sociales (las esferas enlazadas) que aparecen al inicio y al final. ¡Gracias!