lunes, 26 de marzo de 2018

EN TINTA VIVA Nº 7: STAN LEE PRESENTA...

"BLOG DE RELATOS", "BLOGS DE RELATOS", "STAN LEE", "SPIDERMAN", "COMICS", "ESCRITORES Y VIÑETAS", "LOS CUENTOS DE LAS ESTACIONES", "SCOTT FITZGERALD", "LIBRERIA INDIE"


  ¡Extra! ¡Extra! Nuevo número de EN TINTA VIVA en el que hablamos posiblemente del contador de historias más leído de todos los tiempos: Stan Lee. Sin embargo, para conseguir crear un universo antes tuvo que derrotar a terribles supervillanos. También hablaremos de una joya, como es la publicación de relatos inéditos de Scott Fitzgerald. Los cuentos de las estaciones, nueva antología de Valencia Escribe, un tributo a Stephen Hawking y, por supuesto, nuestra Librería indie.


¡Comenzamos!



STAN LEE PRESENTA



  El otro día me di cuenta de que después de un año y medio de vida del blog, de ciento once publicaciones, no había realizado ninguna referencia a algo. A ese algo con el que aprendí a leer, a emocionarme y a soñar: el cómic. Sí, podría deciros que con nueve años devoraba a Salgari, a los hermanos Grimm, a Julio Verne o a Tolkien. Si fuera más allá hasta podría dármelas diciendo que leí Don Quijote con once años. Mentiría como un bellaco. Mis primeras letras leídas las pronunciaron personajes como Spiderman, el Capitán América o Los 4 Fantásticos.

  Nunca olvidaré cuando mi madre o mi abuela me contaban, a su manera, lo que decían esos textos encerrados en unos bocadillos mientras observaba embelesado a esos héroes vestidos con trajes llamativos y maravillosos poderes que luchaban contra villanos no menos espectaculares. Así comencé a imaginarme con una capa o lanzando telarañas mientras detenía los malvados planes de quien quería dominar el mundo. Tampoco olvidaré cuando los sábados por la mañana, con la excusa de comprarle el As a mi padre, aprovechaba el cambio para hacerme con una de aquellas ediciones en blanco y negro de los cómics de Marvel, para leerlos en el bar junto a un cacaolat y un cruasán. Eran tiempos felices. 

  De tanto leerlos, hasta los créditos, me fijé en que todos esos cómics estaban encabezados por una leyenda: Stan Lee presenta… Entonces no había Internet, por supuesto. Ni se hacían películas como para que los telediarios dedicaran un mínimo tiempo a esos cuadernillos ilustrados ni tenía conocimiento de que existieran tiendas especializadas en venderlos.

  Pero deduje que ese Stan Lee era una persona, un tipo que había creado un Universo de ficción, una mitología moderna, una fábrica de la imaginación. Alguien con una creatividad colosal para generar historias. Alguien capaz de que conseguir que un niño soñara con escribir las suyas propias. Señoras y señores con ustedes Stan Lee.

El gran Stan Lee



STAN THE MAN LEE


  Lo primero que llama la atención de la vida de este neoyorquino, cosecha de 1922, es su nombre. Stan Lee no es el nombre con el que sus padres lo inscribieron en el registro, pero sí es el que constará en su partida de defunción, que ojalá tarde todavía muchos años en cumplimentarse. ¿La razón? No seáis impacientes os la diré más adelante.

 Su carrera en el mundo del cómic comenzó pronto. Con dieciocho años y bachiller recién graduado entró a trabajar en Timely Comics, que hoy es la todopoderosa Marvel Comics. Buena culpa de ello la tuvo que el propietario, Martin Goodman, fuera el marido de una prima suya. También ayudó que en ese momento la editorial estuviera pasando por un excelente momento. La II Guerra Mundial había estallado y, además, había creado al mayor de los villanos imaginables: Adolf Hitler. Los cómics no tardaron en dar el gusto a los lectores de darle su merecido aunque fuera en papel. En esa época Joe Simon y Jack Kirby crearon la primera remesa de superhéroes de la compañía, siguiendo la estela iniciada por Superman en DC Cómics, en la que despuntó, sobre todo, el Capitán América. La producción de cómics era muy alta y esos dos autores necesitaban un ayudante para los recados, borrar el lápiz de las páginas entintadas… y preparar el café.

¿Quién no soñó con emular al Capitán America en esas circunstancias?

  Afortunadamente, también necesitaban a alguien que les ayudara con los guiones. Fue así cómo Stan Lee escribió su primera historia de dos páginas, un anexo a un número de Capitán América. Sin embargo, pronto adquirió un papel más relevante. Apenas un año después, las estrellas de la compañía, Simon y Kirby, decidieron marcharse por desavenencias con Goodman. Y es que este Goodman era un implacable hombre de negocios como veréis.

 En 1941, Stan Lee creó su primer superhéroe, The Destroyer. Sin embargo, su actividad creativa sufrió un parón al año siguiente, cuando se incorporó al ejército formando parte de los Signal Corps hasta que el final de la II Guerra Mundial. A su regreso, Timely había cambiado. Siguiendo el éxito de Disney, comenzó a dedicarse a los cómics de “animales divertidos”, siendo el famoso Super Ratón el buque insignia de esos momentos. Además, un personaje femenino, Miss América, arrasaba entre el público adolescente. Para que os hagáis una idea, en sus cómics se incluían consejos de maquillaje y moda. Eso, y que los basados en superhéroes vendían cada vez menos, provocó que Timely se dedicara a géneros como el romántico, el bélico, los western o el terror.  Ello no desagradó a Stan Lee. Al contrario, disfrutó con la oportunidad de escribir otras cosas.

  Sin embargo, al comenzar la década de los sesenta, dos circunstancias, casi dos supervillanos, le hicieron plantearse su carrera en el mundo del cómic. Bueno, más que planteárselo le hicieron tomar la decisión de dejarlo.


Martin Goodman, el editor implacable 



  Os he hablado de Martin Goodman, el propietario de la compañía. Era un hombre de negocios, alguien que entendía el medio como una industria. "Un empresario de éxito -en palabras de Stan Lee- que se mantenía alerta e intentaba detectar modas. Una vez se daba cuenta de qué era lo que vendía, publicábamos un montón de material de ese tipo". Y desde luego que lo hacía. Este era su primer mandamiento editorial:

«Si das con un título que vende, añade unos cuantos más. Te habrás asegurado buenos dividendos»

  Sí, Goodman era uno de esos editores que agotaba las fórmulas hasta la extenuación, algo que limita la creatividad. Hoy día la cosa no ha cambiado, por cierto. Si se vende El código Da Vinci, se agotan el listado de códigos y enigmas medievales; las sombras de Gray nos han traido cientos de novelas pseudoeróticas; la saga Millenium pareció despertar en las editoriales la búsqueda de cualquier escritor nórdico que escribiera…

  Ese constante dictado de lo que tenía que publicarse agotó a Stan Lee, que veía cómo, poco a poco, su trabajo se convertía en algo rutinario, encorsetado a repetir los mismos guiones una y otra vez. 


El pérfido doctor Fredric Wertham


Algunas prohibiciones que casi matan el cómic
 El doctor Fredric Wertha, encajaría perfectamente en el perfil del pérfido psiquiatra. Desconozco qué clase de traumas tuvo en su infancia, quizá lo rechazó una chica que leyera cómics. El caso es que no tuvo otra cosa que hacer que escribir un ensayo titulado La seducción del inocente. Parece ser que era especialista en el tratamiento de niños con problemas y delincuentes juveniles. Su mirada de águila constató que la mayoría de ellos leía cómic. Algo lógico, porque en aquella época todos los niños, conflictivos o no, leían cómics. El caso es que su guerra caló hasta el punto de llegar al senado norteamericano.

  La industria prefirió adelantarse a los controles que les pudieran imponer y creó lo que se llamó Comic Code, una especie de código de buenas prácticas en el contenido de los cómics para asegurar que ningún niño se corrompiera. Para que os hagáis una idea de lo que se prohibía echad un vistazo.

   Esto último en realidad no suponía un gran problema para Stan, aunque sí para la industria. Las distribuidoras dejaron de repartir todos aquellos cómics que no incluyeran el código. Esta aberración provocó la desaparición de EC Cómics, la editorial que publicaba historias de terror como Historias desde la Cripta. Y por supuesto, provocó la espantada de los lectores que desde luego no estaban dispuestos a pagar ni un céntimo por productos como World's Greatest Songs, en el que se ilustraban las canciones más populares.

  Limitación creativa por imposición comercial; limitación creativa por imposición moral, puritana diría yo. El caso es que en 1960, Stan Lee decidió que abandonaría Marvel y el mundo de los cómics. Pero, aún le quedaba una última bala.

  Una verdadera bomba atómica que revoluciono el mundo del cómic para siempre.

  Y sí, os prometo que después os explico el misterio de su nombre.

EL CÓMIC QUE LO CAMBIÓ TODO 


 En una partida de golf, Martin Goodman coincidió con el editor de DC Comics. En esa conversación se enteró del éxito que esta editorial había cosechado con la Liga de la Justicia, una serie en la que habían reunido a sus superhéroes más famosos (Superman, Batman, Wonder Woman...). Ya hemos visto que Goodman era un lince para oler dónde estaban las ventas. Así que de regreso a la editorial, llamó a Stan Lee y le pidió que hiciera lo mismo. Pero había dos problemas:


  • En Marvel no tenían ningún superhéroe en nómina.
  • Stan Lee había tomado la decisión de abandonar la compañía, cansado de no disponer de la libertad de escribir las historias como él quería.


  Afortunadamene, Joan, la esposa de Stan Lee, le propuso: "Si de todos modos piensas dejarlo, ¿por qué no haces un par de comics como tú crees que deberían hacerse, y te sacas la espina antes de abandonar?". Los millones de lectores de comics nunca podremos agradecerle lo suficiente estas palabras a la buena de Joan.

  Junto al dibujante Jack Kirby, Stan Lee se puso las pilas. Echó mano de su experiencia en el medio, de toda su imaginación y el uno de noviembre de 1961 vio la luz en los quioscos el número 1 de Los 4 Fantásticos. Un auténtico Big Bang del que nacería el Universo Marvel. A ese número le seguirían más de cien, tan fascinantes como desalentadores para quien pretenda ser original en el género de la ciencia ficción. Cualquier argumento que se nos pueda ocurrir seguro que fue tratado por Stan Lee. En esa colección o en el resto de personajes nacidos de su imaginación.

El mítico primer número de Los 4 F
 Pero no fue solo el inicio de una era de personajes superheroicos. Significó una revolución en la manera de narrar el llamado arte secuencial, en el tratamiento de los personajes, en la estética, en el método de trabajo para crear miles de historias. Para los que todavía vean la obra de Stan Lee con cierta condescendencia, tipo "Bah, solo son personajes vestidos con mallas" les sugiero una reflexión. ¿Cómo puede un personaje de ficción mantenerse en primera línea durante sesenta años? Creo que la respuesta es evidente. Ese personaje debe tener unos cimientos mucho más sólidos que un simple traje llamativo.

   Y los que escribimos, o aspiramos a ello, deberíamos tomar muy buena nota de por qué lo ha conseguido Stan Lee.

EL MÉTODO MARVEL


La personalidad de los héroes debe primar sobre el argumento


   Stan Lee sentía debilidad por la gente de carne y hueso. Y pienso que esa es la clave de por qué sus personajes han atrapando a varias generaciones. Eso sí, tenían superpoderes. Pero esto no era lo sustantivo. Os cuento una historia:
  "Un adolescente vive con sus tíos tras fallecer sus padres. A pesar de ser un buen chico, responsable, brillante en los estudios y atento, es también tímido, enclenque y apocado. Eso lo convierte en el típico y solitario empollón del instituto, en el centro de las bromas y víctima de buylling. No tiene amigos y su vida transcurre entre libros y el amor de sus ancianos tíos. Sin embargo, un buen día decide cambiar. Se apunta a un gimnasio, comienza a entrenarse con las pesas y poco a poco su constitución física se transforma. Ya no es un delgaducho con el que es fácil meterse. Ello provoca otra cosa. Su personalidad cambia. Se convierte en un creído, en un sobrado orgulloso. Una tarde se cruza con un ladrón que venía de robar en una tienda. Le hubiera bastado hacerle una zancadilla para provocar su caída y que el tendero pudiera atraparlo. No lo hizo, no era su problema. Podría haberlo hecho, pero no tenía por qué.
  Al llegar a casa por la noche, ve que hay coches de policía en la puerta. Asustado, entra en la casa y ve a su tía llorando. También ve el cuerpo de su amado tío en el suelo. Sobre un charco de sangre. En ese momento, escucha en la radio de los agentes que el causante del asesinato se encuentra encerrado en unos almacenes. Enfurecido, decide ir en su busca. Vengarse. Al darle caza, descubre que la persona que ha matado a su tío es el ladrón al que él dejó escapar porque no era su problema. Entonces recordó lo que le decía su tío: Todo poder conlleva una gran responsabilidad"

  Os imagináis a este personaje en una novela. Desde luego es un personaje redondo, con un arco perfecto de transformación, con unas motivaciones bien definidas entre lo que quiere ser, lo que de verdad es y lo que los demás le exigen que sea. Culpa, ira, venganza, tristeza, impotencia... ¿Me dejo algo? ¡Ah, sí! Si a esa historia le cambiáis lo del gimnasio por la picadura de una araña radiactiva tenemos nada más y nada menos que a Spiderman. Pero el elemento fantástico es un mero atrezzo, lo importante es el tratamiento del personaje. Ese Peter Parker con el que nos identificamos millones de lectores.

Dominio absoluto del arquetipo y el simbolismo


  Los símbolos molan. Sin entrar en un análisis de por qué, creo que estaremos de acuerdo que existen imágenes y objetos que representan algo más que su mera función. El anillo de El Señor de los anillos; la espada de Excalibur; cetros, escudos, griales... Su sola presencia constituye un atractivo en la historia. Nos entusiasman. Pues en eso, Stan Lee era un mago.

  Tomemos como ejemplo a Los 4 Fantásticos. ¿Qué os sugiere que representan? Míster Fantástico tiene el poder de poder deformar y estirar su cuerpo, como el agua; la Antorcha Humana, puede convertirse en fuego; la Mujer Invisible, como el aire; la Cosa, un monstruo recubierto de piedra. ¿Ya? Exacto, son los cuatro elementos de la Naturaleza que ideó Empedocles, según nos contó Aristóteles. ¿Más ejemplos? El Martillo de Thor, El diablo en Daredevil, El hombre y la máquina en Iron Man; la razón y lo irracional en Hulk; el uso de los animales para dotar de personalidad al héroe: Pantera Negra, el Halcón, el Hombre Hormiga...

Los personajes viven en un mundo real y único


  Habréis visto que he utilizado mucho el término Universo Marvel. No es gratuito. Antes de Stan Lee, cada personaje vivía en el pequeño mundo en el que se desarrollaban sus aventuras. Stan creó un Universo. Todos los personajes, aun con su propia colección, viven en el mismo mundo. Si en un capítulo de Spiderman se destruye el Golden Gate, en otro de Los 4 Fantásticos el puente estará derribado. Todo está relacionado en un mundo actual y real.

 Y desde luego, ese mundo no es ajeno a la vida que nos encontramos en la calle. La corrupción política, conflictos bélicos, el crimen, la prostitución... todo lo podemos encontrar en las páginas por las que transitan los superhéroes. De hecho, Stan Lee fue el primero en reflejar el drama de la droga en un cómic. En concreto en los números 96 al 98 de The Amazing Spiderman.

EL MISTERIO DEL NOMBRE SE DESVELA


 Vale, lo prometido es deuda. ¿Qué historia hay detrás del nombre de Stan Lee? Su verdadero nombre era Stanley Martin Lieber y sobre todas las cosas deseaba una sola: ser escritor. Pero escritor de libros, como sus ídolos Edgar Rice Burroughs, Arthur Conan Doyle y Robert Louis Stevenson.

 Cuando comenzó a trabajar en comics consideraba que "el negocio del comic-book era el último de la lista de la escala cultural". Pensó que si utilizaba su nombre real, quedaría estigmatizado para la Literatura y siempre creyó que algún día escribiría la Gran Novela Americana.

 Con el tiempo se dio cuenta de que fue una tontería. Quizá por ello, como desagravio, decidió cambiar su nombre legal por el apodo con el que se le conoce mundialmente.

  Jamás llegó a escribir esa Gran Novela, aunque nunca se sabe pese a sus próximos cien años de edad. Da igual. Si existe algo que desee quien se dedica a contar historias es que su obra perdure en el tiempo, que sea seguida generación tras generación. Y su obra  sin duda lo será por muchos años.

  En su caso llegó a dedicarse a la Literatura, pero ¿existen escritores que hayan pasado por el mundo del comic? Por supuesto, y os vais a llevar alguna sorpresa.

ESCRITORES ENTRE VIÑETAS


  El cómic nació en los años treinta de la fusión de las tiras de prensa con la literatura Pulp, que engloba a aquellos relatos de terror, fantásticos y de ciencia ficción que se publicaban en formatos revista de papel barato. Así que es hasta cierto punto natural que fueran autores que dieron sus primeros pasos en esa literatura popular los que más cerca estuvieran de los nuevos cuadernos ilustrados. Y desde luego no hablamos de escritores cualquiera.


DASHIELL HAMMET


Uno de los tres grandes maestros absolutos del género negrocriminal. Autor de El Halcón Maltés y Cosecha Roja, de detectives como Sam Spader o el Agente de la Continental, fue también uno de los primeros en adentrarse en el mundo del comic aunque fuera brevemente. Acompañado a los lápices por Alex Raymond (creador de Flash Gordon), nos ofreció las primeras aventuras del Agente Secreto X9, que se publicó en tiras de prensa. El argumento, por supuesto, es negro. Un detective que persigue a los mafiosos porque asesinaron a su familia.

Otro caso es el del autor de género negro, Mickey Spillane. Después de trabajar con Stan Lee en su primera etapa en la entonces Timely, alcanzó la fama en el mundo literario con la serie del detective Mike Hammer.




RAY BRADBURY, EDGAR R. BURROUGHS y ROBERT E. HOWARD


Esta terna de autores no llegó a escribir ningún cómic pero colaboraron activamente en la adaptación de sus obras literarios. E. R. Burroughs con Tarzán y Robert E. Howard con su personaje Conan, El Bárbaro. Un caso curioso fue el del maestro de la ciencia ficción, Ray Bradbury. EC Comics era una editorial maravillosa que publicaba un formato de cómics en el que incluía varias historias en cada número, generalmente de terror, ciencia ficción y suspense. Es la editorial que publicó la famosa serie de Historias desde la cripta. Parece ser que adaptaron un par de relatos de Bradbury, olvidándose de abonárselo económicamente. Ray les recordó ese detalle mediante una carta en la que les pedía cincuenta dólares. La cosa tuvo un final feliz puesto que a partir de entonces se inició una colaboración que cuajó en 25 relatos de terror y ciencia ficción del maestro, entre ellos varios de los incluidos en Crónicas marcianas.



STEPHEN KING, WARREN ELLIS, NEIL GAIMAN y ALEJANDRO JODOROWSKI


   Ejemplos más modernos podemos encontrarlos en Warren Ellis, que tras pasar por Marvel (Thor, Lobezno, Daredevil) y la DC Comics (Planetary), ha publicado varias novelas negras. La última Ritual de muerte, publicada en 2013. 

   El maestro del terror, Stephen King, también ha flirteado con el mundo del cómic. En 2005 firmó por Marvel para guionizar su obra La Torre Oscura, siendo acompañado a los dibujos por Jae Lee. 

   ¿Y qué decir de Neil Gaiman? El ya famoso y reconocido escritor de Fantasía, autor de Stardust, Coraline o la antología Objetos frágiles comenzó su carrera en el mundo del cómic. Su The Sandman publicado por el sello Vértigo perteneciente a DC Comics, es una obra maestra absoluta que se escapa a cualquier género. Su personificación del sueño, lo lleva a transitar el género de terror, el fantástico, con una riqueza de historias y de elementos de folklore y mitológicos impresionante. También trabajó para Marvel con Los Eternos y, en la propia DC, escribió una historia de Batman.

  Por no hablar del multifacético Alejandro Jodorowsky. Escritor, director de cine, psicomago... De verdad que es os recomiendo que echéis un vistazo a Wikipedia para comprobar el enorme talento de este autor. En el mundo del cómic destaca su colaboración con el dibujante Moebius, en la novela gráfica El Incal.


MARGARET ATWOOD Y EL ÚLTIMO NOBEL DE LITERATURA, KAZUO ISHIGURO
  
La prolífica Margaret Atwood, autora de la famosa novela El cuento de la criada, parece ser que se aficionó a los cómics cuando devoraba las aventuras de Dick Tracy que aparecían en los suplementos dominicales de los periódicos. Pero ha sido recientemente, con más de setenta años, cuando ha guionizado su primer cómic basado en un personaje realmente curioso: Angel Catbird.

  Este personaje es un homenaje al cómic desenfadado y alegre que se hacía en los años cuarenta. Su protagonista es un informático llamado Strig Feleedus que tras sufrir un accidente con un mutágeno que fusiona su ADN con el de un gato y un búho. El dibujante es un tal Johnnie Christmas que parece captar muy bien el lenguaje corporal felino del héroe.

Por su parte, Kazuo Ishiguro, actual Premio Nobel de Literatura, ha comunicado que su próximo proyecto será un cómic. Afirma que hay que explorar todas las formas de contar historias y, añade, siente que está en deuda con el medio y que considera que el manga (cómic japonés) es una de las mayores contribuciones culturales niponas. Parece ser que su afición se remonta a cuando su abuela le enviaba cajas repletas de mangas. 
"Es algo único, tienes que dejar tantas cosas fuera: escoges dos o tres momentos y el resto queda para la imaginación del lector. Ha influido en mi forma de escribir, que es un poco así". (Kazuo Ishiguro)


MORIRÍA POR TI, DE F. SCOTT FITZGERALD


  Ya está en las librerías una fantástica recopilación de cuentos inéditos del autor de El Gran Gatsby. Desde luego, es una excelente noticia tanto para sus fans como para los amantes de la narrativa breve. Son relatos que en su momento fueron rechazados por las editoriales o las revistas. Parece ser que la razón es que no se parecían a algo escrito por Scott Fitzgerald. Como nos cuenta Anne Margaret en la introducción, su éxito tan precoz conllevó la enorme cadena de las etiquetas, y a él le cayó la del estereotipo de escritor de "la Edad del Jazz" que escribía historias de amor, de chicos pobres enamorados de chicas ricas, fiestas glamourosas...

 Los relatos que recopila esta edición nos muestran a un Scott Fitzgerald diferente, más duro, más irónico, más negro, más maduro. Un tanto el que se ha marcado la editorial Anagrama y diría que es un tomo imprescindible, un manual para los que escribimos relatos.


LOS CUENTOS DE LAS ESTACIONES, nuevo libro de Valencia Escribe


  Un nuevo retoño literario ha visto la luz en el colectivo de Valencia Escribe. Meses de escritura, selección y corrección han conseguido el nacimiento de una nueva antología en la que más de treinta autores han aportado sus historias para pintar con letras cada una de las estaciones del año.

  Cuatro capítulos dedicados a cada una de las estaciones, y en cada uno historias de amor, suspense, costumbristas... Cada una con el sello particular de su autor. En esta ocasión, he tenido el enorme honor de ver recogidos entre ellos dos de mis relatos, Como cada verano y Como hojas de otoño.



  Con este ya son cinco los libros que Valencia Escribe ha conseguido publicar y que si os interesa podéis adquirirlos en Amazon.

"La primavera, el verano, el otoño y el invierno marcan el paso inexorable del tiempo en la naturaleza y en nuestra vida. En el presente libro resultan ser la idea a partir de la cual contamos una historia y, al mismo tiempo, son la excusa, el contexto temporal, en el que se desarrolla la acción. No es nada nuevo, desde el clasicismo el fluir constante de la naturaleza ha sido fuente inagotable de inspiración, ahí están las obras de grandes artistas: Arcimboldo, Botticelli, Rubens, Brueghel el Viejo y tantos otros, que trasladan la simbología, mitos, dioses y leyendas clásicas a sus obras pictóricas. La representación de las Cuatro Estaciones como figuras alegóricas será muy difundida en las artes decorativas por las ilustraciones flamencas para tapices y en las paredes de los palacios nobiliarios." (Extracto del prólogo de Malén Carrillo)

STEPHEN HAWKING YA ESTÁ CON LAS ESTRELLAS


  Aunque este blog trata temas literarios y de ficción no podía dejar pasar la ocasión de rendir un pequeño homenaje al gran científico y divulgador de la Ciencia, Stephen Hawking. Siempre he pensado que Ciencia y Literatura no son términos antónimos, sino hermanos. Ambas nacen de la curiosidad del ser humano, de ese maravilloso don que nos ha sido dado y que no es otro que la capacidad de hacernos preguntas, aunque no sepamos la respuesta. Hawking será recordado por siempre y se une a la lista de científicos icónicos como Einstein, Sagan o Curie.

  Algunas voces de la comunidad científica no veían con buenos ojos el papel de estrella mediática de este estudioso de los agujeros negros y de la hipótesis de una teoría unificadora de las Cuatro Fuerzas Fundamentales (Gravedad, Electromagnetismo, Fuerza Nuclear Fuerte y Fuerza Nuclear Débil). Allá ellos. La Ciencia tiene la obligación de explicarse y darse a conocer. Y de eso, Hawking lo supo hacer como nadie.

   Tal vez llegue el día en el que se hable de Ciencia en los bares, en vez de política, fútbol o vídeos chorra de YouTube. Otro gallo nos cantaría.



CONCURSOS LITERARIOS

   De entre todos los concursos literarios en los que el plazo para participar finaliza en abril de 2018 reseño esta selección en los que se puede participar mediante correo electrónico y que no presentan restricciones de participación.

XXIX PREMIO NARRACIÓN BREVE DE LA UNED 2018.  Hasta el 9/04/18. Extensión: Entre 5 y 10 páginas, Times New Roman, 12. Premio: 4.000 euros. Tema: Libre. Podéis consultar bases AQUÍ

II CERTAMEN LITERARIO ÍNDIGO CREA "DÍA DEL LIBRO 2018". Hasta el 15/04/18. Extensión máxima 200 palabras. Premio: Taller online de escritura. Tema: Mundo del libro y lectura. Bases: AQUÍ

CONCURSO EL RELATO DE LOS SUEÑOS -MUSEO PICASSO MÁLAGA. Hasta el 23/04/18. Tema: El mundo de los sueños. Extensión: 100 palabras. Premio: 800 euros. Bases: AQUÍ

XLII CERTAMEN LITERARIO CIUDAD DE MARTOS. Hasta el 27/04/18. Extensión máxima: 10 Páginas. Times New Roman, 12. Tema: Libre. Premio: 3.000. Bases: AQUÍ 

XLVI CONCURSO DE CUENTOS JOSÉ CALDERÓN ESCALADA. Hasta el 30/04/18. Extensión: Entre 90 y 180 líneas. Tema libre.  Premio: 3.000 euros. Bases: AQUÍ


    Y por supuesto: EL TINTERO DE ORO. Concurso literario mensual que organizan CAFETERA DE LETRAS y RELATOS EN SU TINTA. Podéis participar hasta el 31 de marzo en la VII edición. Consultad las Bases: AQUÍ.


LIBRERÍA INDIE


Como os comenté en el anterior número, quiero adjuntar a estas entradas una lista de libros publicados por todos aquellos que seguís el blog. Para no meter la pata y olvidarme de alguno, os pido que a los que os interese me lo hagáis saber en los comentarios, añadiendo el título, enlace de compra y género, para incorporarlos.

LIBROS DE RELATOS


IRREAL COMO LA VIDA MISMA, de Josep María Panadés

“Irreal como la vida misma” es una obra totalmente de ficción, abarcando un amplio espectro de estilos y géneros literarios: aventura, suspense, romanticismo, tragedia, humor, terror. Todo un mosaico cuyo nexo de unión pretende ser la fantasía. Este libro contiene una selección de cincuenta y cinco relatos, algunos inspirados en hechos reales. Realidad y ficción se mezclan, pues, en perfecta armonía dejando al lector la difícil tarea de discernir dónde se halla la fina línea divisoria entre ambas.

Podéis adquirirlo en Amazon AQUÍ



LAS BABAS DE DON GABRIEL, de Mariluz Chacón

Nos muestra una historia a partir de los diferentes puntos de vista de todos y cada uno de sus personajes. Una original puesta en escena en donde se une la vida y la muerte, entre lo cotidiano y la exageración. El bien y el mal, la necesidad, el amor, el sexo, el odio, la violencia, la tierra, el cielo y el infierno. De lectura ágil y amena, encontramos un concepto narrativo muy original, una historia coral en donde muchas cosas no parecen lo que son y otras son lo que no parecen; basada en su origen en el tríptico El Jardín de las Delicias, en las tablas de la Lujuria y el Infierno.

Podéis adquirirlo en Amazon AQUÍ



RELATOS DE MUERTE 2, por Javi Navas

Atrévete a internarte en el horror y en la muerte.

Los siguientes relatos son pura fantasía, pero algunos están inspirados en sucesos reales aparecidos en las noticias. Otros son consecuencia de vivencias personales de algunos lectores de mis libros, que me han regalado sus experiencias y pesadillas para que yo las convierta en un relato. Muchas gracias a todos ellos.Asesinatos, canibalismo, rostros que te vigilan desde el exterior de tu ventana, demonios, voces que susurran… Todo tiene cabida en esta antología, que no pretende sino aterrorizarte y dejarte con mal sabor de boca.

Podéis adquirirlo en Amazon AQUÍ

HISTORIAS EXTRAÑAS DE JAPÓN, por Ana Través


Desde tiempos antiquísimos, los monstruos y seres sobrenaturales han formado parte del folklore y la superstición de todas las culturas de nuestro planeta. En la mayoría de los casos, estas criaturas se han ido transformando de generación en generación, pasando de ser verdaderamente temidas a simplemente leyendas bonitas y curiosas de recordar. La legendaria cultura nipona no iba a ser menos, contando con una gran variedad de criaturas mitológicas. Algunos de estos seres son terroríficos y, además de asustar, buscan dañar a los humanos. Otros son representados como criaturas encantadoras, amables y guardianes de la naturaleza. Es a estos seres a los que dedico estas historias.

Podéis adquirirlo en Amazon AQUÍ



JAZZESINATO, por Rafa Sastre


Medio serio, medio en broma, entre la novela policiaca y el cine negro, la música de jazz y el crimen… Jazzesinato, el sorprendente primer libro de relatos de Rafa Sastre, es como una partitura para trompeta y pistola.


Rafa Sastre nació en Valencia. Tras licenciarse en Económicas, comenzó a trabajar en el sector financiero. Enamorado de la música, especialmente del jazz de los años cuarenta y cincuenta, también es aficionado al cine y a la fotografía. Sin embargo, es en la literatura, su vocación tardía, donde ha sobresalido. Algunos de sus relatos han sido distinguidos en concursos, y otros han aparecido en antologías colectivas. Forma parte del grupo literario Generación Bibliocafé y edita la revista mensual Valencia Escribe. En 2014 fue elegido como finalista para la Beca ACVF de Literatura, pero escritor y editorial acordaron su descalificación una vez iniciadas las negociaciones de su publicación. Es un admirador de la obra del ruso Antón Chejov, el irlandés Oscar Wilde y el español Juan José Millás, entre otros autores.

Podéis adquirirlo en Amazon AQUÍ


EL SONIDO DE LA TRISTEZA, por Raúl A. Victoriano


“La combinación de las alturas y el ritmo era tan triste que enlutaba todo el espacio, no había lágrimas suficientes para tolerarla, hacía temblar los pétalos de las flores en la oscuridad. Y, oyendo esa sinfonía celestial, Andrés se fue vaciando, sintió que la humedad que tenía en el alma se iba esfumando como la niebla, el corazón se le aquietaba, su espíritu entraba en la calma luego de la tempestad, las tinieblas de su interior se aclaraban, la hoguera de su cerebro daba paso a la pena leve y la hacía menos dolorosa; todo cedía.”

Con una narrativa interesada en sentimientos universales como la soledad, el amor, la tristeza, el autor teje con hebras de poesía la textura de su prosa. Los cuentos aquí reunidos poseen el encanto de los sucesos que funden la realidad con la fantasía en la medida que lo permite el ejercicio literario y buscan despertar en el lector las emociones más cercanas al corazón.

Podéis adquirirlo en Amazon AQUÍ


FANTASÍA


EL PODER DEL MEDALLÓN, de Noemí Hernández Muñoz

A punto de firmar el tratado de paz entre Vaneval y Silvest, los monarcas de ambos reinos caen gravemente enfermos. Entretanto, unos enigmáticos caballeros arrasan las aldeas de SilvestLa princesa Neridah, con la ayuda del príncipe de Vaneval y un mensajero, decide investigar los extraños acontecimientos. Por casualidades del destino, una campesina les cuenta una leyenda sobre un poderoso medallón capaz de sanar a los enfermos. Sólo hay un problema: para conseguirlo tendrán que sortear los peligros de la Gruta del Miedo.

Podéis adquirirlo en Amazon AQUÍ


LA HISTORIA DE TILANSIA, de Adella Brac

Estoraque mira el mar soñando con huir de su vida, así que el día que sus padres lo dejan al cargo de Cereus, el capitán del galeón Ninfa Blanca, sabe que ha llegado su oportunidad. Se llevará a su único amigo, su gato Aerides, y marchará sin mirar atrás. Boje siempre ha cuidado de sí mismo y está convencido de que podrá cuidar de su hermana y sobrevivir sin sus padres. Pero cuando ella enferma, tendrá que admitir que necesita ayuda y partir hacia la capital del reino en busca de su abuelo. Tilansia solo tiene claro dos cosas, que el amor es destructivo y que debe esperar el momento oportuno para abandonar la rutina decepcionante del día a día y vivir la vida de aventuras que ansía. Sin embargo, todo se precipitará con el ataque de su propia madre.

Podéis adquirirlo en Amazon AQUÍ


NOVELA


LOS AMORES PERDIDOS, de Puri Otero

Varias personas se encuentran en un cementerio para visitar a sus difuntos y entre ellos surgen lazos que los unen de forma desconocida. La intervención de los muertos hace que se alcancen grados de relación olvidada por el paso del tiempo.

Podéis adquirirlo en Bubok AQUÍ






PREDESTINADOS, por Eva Loureiro Vilarelhe

Predestinados es una novela cuya protagonista relata abiertamente su pasado, hablando sin reservas de amor y pasión, de dolor y pérdida, de amistad y de relaciones familiares, prestando especial atención a la amplia galería de personajes secundarios que la rodean y a la evolución de su concepción de la vida, al ser consciente de que está inevitablemente marcada por el destino.

Podéis adquirirlo AQUÍ





DOMICILIO DESCONOCIDO, de Gerardo V. C.

¿Qué es lo que une o separa a dos personas? ¿El destino o el puro azar? Una novela corta que nos habla de las encrucijadas y ramificaciones a las que nos conduce cada decisión que tomamos, de manera consciente o no. La vida es una posibilidad tras otra, un millón de existencias distintas, abortadas, pero que tuvieron su pequeña probabilidad de ser. "Domicilio desconocido", indaga por esos caminos nunca transitados, los de una vida nunca vivida.

Podéis adquirirlo AQUÍ




EL SECRETO DE LOS CEREZOS, de Gemma O. López

A principios de verano de los años 50, cuatro amigos están a punto de vivir el verano más importante de sus vidas. Saben que ese invierno todo cambiará, uno de los muchachos ha de empezar a trabajar y nada volverá a ser como antes así que quieren aprovechar al máximo el tiempo de libertad que les queda.

Podéis adquirirlo AQUÍ





DESPIERTE EL ALMA DORMIDA, de Ana Madrigal Muñoz

Elvira es una joven de la alta sociedad, alegre y culta, en el Madrid del último período del reinado de Amadeo de Saboya. Recién casada, afronta un embarazo complicado cuando su marido le comunica que tienen que dejar la capital para trasladarse a una casa perdida entre unos pinos en la provincia de Huesca, donde a él lo han nombrado ingeniero de un pantano. Elvira nunca será feliz lejos de la capital. Se sentirá cada vez más sola y atrapada, después de que su marido la relegue a un segundo plano tras un accidente en el que muere su ayudante. La joven esposa tratará de afrontar su abandono con la compañía de doña Sol, una viuda que la ayudará a llevar la casa. Unos años más tarde, Carlos, médico y director de los Santos Niños Justo y Pastor, el manicomio que recoge a los locos de la provincia, intentará despertar el alma de la anciana señora Roldán leyéndole las cartas que le escribe su hijo Roberto desde distintos lugares de Europa.

Podéis adquirilo en Amazon AQUÍ


Dibujo de portada y textos: David Rubio Sánchez

77 comentarios:

  1. Por una vez soy el primero,... jajaja,... imagino que la peña anda de procesiones ;)
    Que buena entrada David! y aunque yo (lamentablemente) fui más de El Capitán Trueno, Mortadelo, Zipe y Zape,... tengo que reconocer que Stan Lee creó todo un universo en torno a los superhéroes. Como muy bien dices, los comics nos acompañaron durante nuestra infancia y en mi caso recuerdo el día que comencé a leer texto sin ser en viñetas,... y se lo debo a los comics. Había unos libros de bruguera para niños (la isla del tesoro, robinson crusoe,...) que acompañaban cada dos páginas de texto corrido, una página resumen en viñetas. Por supuesto me leía con pasión las viñetas,... hasta que un día enfermo y cansado de releer una y mil veces aquellos bocadillos se me ocurrió leer un poco del texto,... y milagro:¡¡contaba muchísimo más!! A partir de ese día (que recuerdo perfectamente) comencé a leer con pasión. Muchas gracias David por recordármelo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Norte. Recuerdo una colección que adaptaba al cómic los clásicos literarios. Me parece que se llamaba Joyas Literarias Juveniles y el número que alcanzó esa colección creo que superó los doscientos. Los cómics me parece la mejor manera de iniciar a los pequeños en la lectura. Hablas del Capitán Trueno, Mortadelo o Zipi Zape, grandes clásicos que nos hicieron acercarnos a las palabras con el dulce de los dibujos.
      Hoy día, creo que el cómic ya es un ámbito cultural con peso propio. Desde los 18 años voy al Salón del Cómic de Barcelona y el público asistente ha cambiado mucho. Antes solo íbamos los chicos raros y alguna contada muchacha. Hoy día te encuentras adultos con canas, niños, adolescentes y una paridad total de sexos.
      En este caso he querido rendir homenaje a Stan Lee por lo que su manera de contar historias nos puede beneficiar a quienes comenzamos a escribir. No creo posible que exista un recuento de todos los cómics que firmó. Pero desde luego el mérito es tremendo en cuanto a genialidad y constancia de publicación. Un abrazo!!

      Eliminar
  2. Stan Lee es un visionario, alguien imprescidible para que las historietas son lo que conocemos. Creo nunca se le podrá agradecerle lo suficiente. Y también a su esposa.

    Que abominable fue ese código.

    Un gran científico, uno de los más cercanos a entender la realidad, como es verdaderamente. Y a pesar de eso, con las sombrías que son las teorías cosmológicas, tenía sentido del humor.

    Genial entrada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Demiurgo. Desde luego en esta entrada he traído a dos soñadores con mayúsculas. Gente brillante que, cada una en su campo, ha conseguido conectar con el público. Hawking con sus declaraciones, su carisma, sus apariciones mediáticas, su "buen rollo" es el ejemplo de cómo se consigue que la Ciencia llegue al gran público. No recuerdo quién dijo que si algo no se puede explicar de manera sencilla es porque quien lo hace no lo entiende.
      Él pertenece a esa estirpe iniciada por Sagan.
      Stan Lee es un visionario, su manera de narrar historias en 23 páginas que es el contenido de un comic-book es increíble. También es un ejemplo entre lo que pensamos que queremos ser y donde la vida nos termina llevando. Su consideración inicial hacia el cómic para convertirse en un Dios del arte secuencial me recordó a Poe cuando renegaba de sus relatos de detectives. Los genios también tuvieron sus mundanales prejuicios. Saludos!!

      Eliminar
    2. Si estuviéramos frente a frente me pasaria el dia escuchandote

      Eliminar
    3. Gracias, Recomenzar. No sé yo si mis dotes de orador son muy pronunciadas, je, je, je... Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  3. Bueno bueno David!!!!!
    Yo soy y sobre todo fui la loca de los comics, mi pasión por ellos fue uno de los motivos determinantes para estudiar Bellas Artes, y me gustaban de todo tipo, en mi época más underground leía a Bukowski (del que por cierto también hay tiras de comics), al mismo tiempo que consumía al gráfico de Nazario Luque Gallardo Mariscal... recuerdo un personaje de Nasti de plasti... y el más refinado del italiano Crepax y su Valentina inspirada en su mujer, al otro italiano Hugo Pratt y su inigualablae Corto Maltés. ¡Cómo no los más inocentes de Tintín y su perrita Lulú del belga Herguéy Asterix a dúo entre un magnífico dibujante y un guionista brillante
    Y ¡cómo no! la incombustible Malfalda de Quino...¡Ains que has abierto la espita de mis recuerdos!
    Algunos comics los conservo todavía, otros muchos se quedarn o perdieron en el camino, lástima porque ahora serían objetos de deseo.
    Ya verás cuando pase el compañero Isidoro Valcárcel por aquí, otro adicto al género.
    Que buena entrada, que currante eres, que bien te lo montas David.
    Graciasssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isabel. Veo que esta entrada esta despertando hermosos recuerdos. Los cómics son un ejemplo en eso que se llama atrapar al lector. El grandioso Continuará, la perfecta narración secuencial de las escenas, el tratamiento de los diálogos. Caramba se me escapó Bukowski... buscaré información por si lo añado. Mafalda es magnífico, Tintín, Astérix... Son tantos personajes. Estos últimos los devoraba en la biblioteca, normalmente se editaban en formato de álbum y sus precios eran inasequibles para la asignación de un niño. Marvel siempre editó de manera muy barata, con aquellas grapas que al final rompían la portada...
      Seguro que a Isidoro le va a encantar, todos los que adoramos el género fantástico o de ciencia ficción los tenemos en un altar. Un abrazo!!

      Eliminar
  4. Gracias también por compartir libros de los compañeros que han publicado. Enhorabuena y suerte a todos ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isabel. Se me ocurrió hace un par de meses y pedí a los compis que me comentaran si les interesaba que los incluyera, pero son muy tímidos. Así que voy añadiendo títulos poco a poco. Otro abrazo!

      Eliminar
  5. El último que tengo es la de Maitena "Todas las superadas" un tocho de color rosado chicle de tooodas sus historietas. En fin... que como ves David, el comic me pierde ainsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ja... Y desde luego que se nota esa influencia en tus relatos tan visuales. Bueno, y ahora entre nosotros. La verdadera razón de la entrada era darme la oportunidad de volver a dibujar a Spiderman.

      Eliminar
  6. Hola David, ha sido para mí todo un descubrimiento y muy enriquecedor conocer más a fondo a un autor tan importante e intenso como Stan Lee. En mi caso yo descubrí la lectura a través de Julio Verne y con respecto a los comics, conseguí engancharme a las aventuras de Tintín de Herge y a nivel nacional a las aventuras de Zipi y Zape, Carpanta, Mortadelo y compañía. De hecho aún guardo algún Super-Humor en casa. Respecto a las adaptaciones cinematográficas, algo que empezó relativamente bien con Superman por poner un ejemplo, está degenerando en una burbuja superheróica que esta degradando y perjudicando al buen comic bajo mi punto de vista, que por supuesto no tiene que ser el acertado. Respecto al maestro Stephen Hawking soy un gran admirador de su obra y me encanta la primera cita que has colocado en la imagen, es total. Me gustó bastante su biopic en el cine (y mira que es raro que me guste un biopic), llamado La teoría del todo. Por lo demás, muchas cosas David y muy bien explicadas. Mi sincera enhorabuena por tu magnifico trabajo. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Miguel. Aparte de Marvel, era muy fan de Mortadelo. Escobar me gustaba un poco menos. Como dices, el cine es otra cosa. Para un fan como yo, que ya sabemos que somos más permisivos en la calidad cinematográfica, reconozco que los resultados son dispares. Spiderman, por ejemplo, no ha sido bien retratado en el cine. En cambio, Robert Downey JR. lo clava como Iron Man. La primera de Los Vengadores estuvo genial, y no te digo Los guardianes de la galaxia. Pero es verdad que en muchísimas ocasiones la estructura de la trama es repetitiva: Origen, busqueda de uno mismo, villano metido con calzador y batalla final. Eso, por ejemplo, jamás lo hizo Stan Lee. Aunque también reconozco que las adaptaciones actuales están creando eso que comentaba del Universo Marvel. Esa continuidad que hace que el espectador se encariñe con los personajes y dedique tiempo en situar la nueva película con el resto.
      Y qué decir de Hawking. Un maestro, un ser humano irrepetible.
      Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  7. HOla David, los comics marcaron una época donde lo visual eran las ilustraciones de pepel y esos dibujos en viñetas, divertidos globos con palabras y expresiones en letras mayúsculas que daban bofetadas, gritos, risas y sueños. Puedo hablar de los hermanos del carajo, qué malos y diver, los zipi y zape, mortadelo y filemón, pepe goteras y otilio "chapuzas a domicilio", Tintín y posteriormente Mafalda con su humor ácido, inteligente. Los superhéroes no fue lo mío entonces, fue ya con el cine.Vaya entrada que te has currado, pena que no pueda aportar nada de todo ese mundo que nos revelas y cuentas con tanta nostalgia. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Eme. La verdad es que el cómic en general y los superhéroes en particular fueron los responsables de mi vena creativa. Con ellos empecé a leer y a dibujar. Eran un poco como esos amigos imaginarios que nunca te traicionan y que siempre están ahí. Recuerdo que con doce años leí el episodio de Spiderman en el que moría su novia. ¡La novia del superhéroe muerta! Atrapado para siempre.
      Con los años esas lecturas se ampliaron a cómics de distintos géneros y la fascinación por el mundo de la ficción me llevó a los libros. Ahora los leo menos, han perdido el encanto de entonces, ahora los dibujantes son más ilustradores que narradores. Pero afortunadamente mis librerías están repletas de muy buenos cómics. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  8. David, como siempre, tu entrada es para matrícula de honor. ¡Mil gracias y enhorabuena!
    Yo tampoco estoy de procesiones y mis lecturas eran las que apunta Norte; las de niñas me parecían cursis y deboraba los comics (tebeos, como los llamábamos en general) que me iba dejando mi primo un poco mayor que yo ¡Qué tiempos aquellos! No sé si alguien lo recordará pero la novia de El Guerrero del Antifaz se llamaba Ana María,como yo ¡eso era el no da más! jajaja. Tengo dos libritos "Más allá de las palabras", de pequeños cuentos y relatos reflexivos y "Las vivencias de Sol y Luna", mis dos gatitos adoptados para fomentar las adopciones, pero ninguno de los dos creo que es merecedor de estar en un cartel como éste.
    Gracias, David, eres un genio.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ana. ¡Ah! El guerrero del antifaz, lo devoraba. Durante años cada semana lo compraba junto a otro del oeste que se titulaba El pequeño luchador. ¡Ah! Gracias por aportar tus obras que sin duda añadiré en próximos números. Hace un par de meses pedí a los autores que me indicaran si les interesaba que hiciera esta referencia... pero sois tímidos y voy añadiéndolos poco a poco a la lista. En el próximo número agrego uno de los tuyos. Un abrazo!!

      Eliminar
  9. Hola, David. Qué decir de tu magnífica clase magistral, jeje. Esta entrada casi da para un Máster, pero no de los que se pierden, jajaja.
    Yo, como apuntaba algún compañero, supongo que por coincidencia de edad (lustro arriba, lustro abajo), me inicié en la lectura gracias a los cómics, que entonces les llamábamos tebeos (en base al famoso TBO), pero mis favoritos, a falta de la producción de Marvel, era Superman, El Jabato, Hazañas bélicas y, como no, Pulgarcito y El Tiovivo.
    De ahí salté a la lectura de novela infantil o juvenil y he de decir que me desinteresé totalmente del mundo del Cómic, a pesar de que para muchos sigue siendo un mundo muy atractivo incluso en la edad post-adolescente.
    Me ha llamado poderosamente la atención que Scott Fitgerald hubiera publicado, como yo, una recopilación de relatos, jajaja. Esperaré a que Moriré por ti baje de precio, pues acabo de consultarlo en Amazon y, incluso su versión Kindle (para ebook) me parece cara. De todos modos, si lo acabo adquiriendo, no me extrañaría tener una nueva decepción. Llevo tiempo comprando libros de relatos de autores de novelas famosos e incluso de personajes famosos, como Woody Allen, para ver cómo "figuras" de la literatura contemporánea se desenvuelven en el género del relato, y todo han sido decepciones.
    Y finalmente, vuelvo a agradecerte que hayas mencionado mi "Irreal como la vida misma" entu apartado dedicado a la librería Indie. A ver si de tanto insistir (son ya vario/as compañero/as que han tenido el detalle de dedicarle una reseña) se anima la concurrencia, jeje. De las novelas que mencionas, he leído El secreto de los cerezos, y la recomiendo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Josep. ¡Ah! Hazañas bélicas, también devoré esos cómics en blanco y negro con ese formato apaisado tan entrañable.
      En cuanto a los libros de relatos como siempre hay gustos para todo. Creo que como tú tengo especial predilección por los de suspense, fantasía o ciencia ficción. Y ahí es insuperable Ray Bradbury, Matheson, Asimov, Dahl o Quiroga. Los autores menos de género hacen relatos que son más costumbristas. O te pillan en el momento o te aburren. Carver, por ejemplo, me impactó cuando lo leí hace un par de años. Pero si lo hubiera leído en otra época... ¡puff! También es verdad que ahora leo como si estudiara un manual de la Facultad, me fijo más en cómo lo escriben que en disfrutar de su lectura.
      No he leído el libro de Gemma todavía, la verdad es que esta librería también la añado para tener controlados todos los libros de los compañeros para ir leyéndolos poco a poco. Un abrazo!!

      Eliminar
  10. ¡Ojo al dato! Que no se interprete, con lo que he afirmado sobre los escritores famosos que han escrito relatos, que considere que lo hacen peor que yo. Ellos son unos escritores reconocidos y yo no soy nadie. Pero mis relatos me resultan más entretenidos que los suyos, jajaja.
    Otro abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Mucho y buen material lleva este número, David. Me crié leyendo cómics, primero los clásicos hispánicos (Ibáñez, Vázquez y cía) y ya de adolescente me dio por el manga (conservo todavía una buena colección que editaba tebeos Glenat y pedía por correo a Barcelona), aparte de que hice mis pinitos porque me encantaba el dibujo. Ahora, sigo leyendo cómic. Lo que se ha venido a denominar novela gráfica, con toda justicia porque hay trabajos que superan a la novela promedio: el célebre "Maus" o "Persépolis", por citar un par de ellos. En España tenemos buenísimos autores, a mí me encanta Paco Roca.
    Gracias por incluir mi modesta novelilla en tu selección. Tengo alguno de los títulos que mencionas, seguiré explorando. Una primera edición se sacó en papel gracias a un concurso, como parte de una antología, pero sin distribución alguna. Ese ha sido el motivo de recuperarla, un poco de tapadillo, para el que le pueda interesar.
    Me ha chocado el decálogo de buenas maneras, espero que con tanta corrección política uno no acabe teniendo algo similar en mente al escribir. Hace poco leí de una autora norteamericana que ante las críticas de algunos lectores de la editorial (la acusaban de racista) decidió cambiar el libro cuando ya estaba en imprenta, montando un pollo que para qué. Lo bueno de ser autor indie es que puedes explayarte a gusto sin esperar que te linchen, jaja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Gerardo. ¡Grande Ibáñez! Sin duda, si hubiera nacido en USA seguro que su prestigio como autor estaría a la altura de Stan Lee. Es un tipo genial y de una humildad extrema. Un verdadero regalo poder verlo cada año en el Salón del Cómic de Barcelona.
      El manga me pilló un poco tarde pero las Novelas Gráficas en tomos o álbumes europeos son las que suelo comprar. Mi memoria ya no me da para los sencillos cómic-book y disfruto sobre todo las historias autoconclusivas. Maus es absolutamente brillante, un ejemplo de cómo narrar.
      En la actualidad vivimos una censura brutal: la de lo políticamente correcto. Las historias deben surgir de forma natural y son ficción. No puede ser que escribamos pendientes de que no se moleste tal o cual minoría o mayoría. De igual forma, la narrativa no es una catequesis en la que el autor deba mostrar valores morales para la sociedad. La narrativa es tan simple como contar una historia. Un mundo en el que, por ejemplo, un empresario puede ser buena persona o un monstruo; un cura, una prostituta un mendigo, un discapacitado... todos son seres humanos complejos que pueden tener cosas buenas o cosas muy malas, sin importar su condición. Bueno, que ya me estoy liando. Un abrazo!!

      Eliminar
  12. Ja,ja. Yo puedo decir sin mentir todo eso de que leía a Verne y Salgari y Stevensos a los diez años. Lo de Quijote no, porque a día de hoy solo he leído la primera parte. Otra asignatura pendiente.
    Me encanta la historia que nos has contado de Stan Lee y de todos esos novelistas que se han asomado al mundo del comic. No me extraña nada de Kazuo Ishiguro porque es especialista en tocar todos los géneros habidos y alguno que inventará. Me extraña más de Atwood.
    Respecto a la viñeta en que el Capitán América vapulea a Hitler, a todos nos hubiera gustado, pero ya lo hizo Tarantino por todos en "Malditos bastardos". Ya solo por eso le adoro. Asesinar a Hitler ha sido de lo más gratificante que he visto en cine.
    Me encanta Fitgerald, pero me desinfla un poco el que sea un libro de relatos el que se publica.
    Sentí mucho la muerte de Hawking. Como bióloga enamorada de la Física y sobre todo la Relatividad y la Física cuántica (lo poquísimo que llego a intuir), le tenía especial cariño.
    Un número espectacular. Y muy buebno lo de los enlaces para comprar libros. Deberías poner también el tuyo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rosa. Ja, ja, ja... Desde luego que en tu caso no me cabe ninguna duda. La verdad es que eso era una pequeña maldad. ¿Te has dado cuenta que cuando entrevistan a un escritor siempre suele responder que a los diez años se había leído la Odisea o algo parecido? No me gustan ese tipo de poses.
      ¡Ah! Sabía que alguno de esos autores os iban a sorprender. Pero es que lo veo hasta normal. Si yo alguna vez pudiera dedicarme a la escritura te aseguro que mandaría a mi agente a pedirle de rodillas a Marvel la oportunidad de poder guionizar alguna historia de Spiderman. Bueno, soñar no cuesta nada.
      Acabo de empezarlo y no tiene mala pinta. Son relatos pero de una extensión media. No son de esos de ocho o diez páginas. Si te gusta Fitzgerald te puede resultar curioso.
      Ay! Hawking. Desde luego es una pérdida irreparable. Aunque no tenga nada que ver con la ficción no podía pasarlo por alto.
      Un fuerte abrazo!!!

      Eliminar
  13. Me maravilla tu capacidad de síntesis, David, siempre resultan interesantísimas tus entradas porque eres capaz de meter todo en el mismo saco sin que resulte pesado, no sé si me explico, pero me encanta. Esta entrada en concreto porque versa sobre un mundo que me fascinó desde cría, devoraba cómics en la trastienda de una librería, de todo tipo, la verdad, porque las películas de Conan me las sabía por las viñetas, jajaja. Pero los superhéroes de Marvel me intrigaban sobremanera, quizás por mi afán de rebuscar en su historia, que a veces tenía altos y bajos, o se veía enrevesada de tal manera que acudía a ejemplares antiguos para intentar adivinar por dónde iban a tirar los guionistas. En serio, tiene tanto valor para mí este homenaje que le haces al gran Stan Lee, como haber asistido incrédula al entierro de Superman... ¡y a su resurrección posterior! ¿A qué me suena esta historia? ¡Y en estas fechas además, jajaja!
    Por cierto, muchísimas gracias por haberme incorporado a la biblioteca indie...
    ¡Un abrazo enorme, y gracias por regalarnos entradas como esta, David!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Eva. La verdad es que medité mucho escribir sobre este tema. Cómics y además de superhéroes. Pero es que al rebuscar en la vida y obra de Stan Lee me di cuenta de que no podía demorarla. De él podemos apreciar a una persona que soñaba con ser escritor y estimaba en muy poco el mundo del cómic. Para luego convertirse en un Dios del medio. Por otro lado, supo aportar su revolucionaria concepción de cómo se cuenta una historia.
      Casi diría que los que escribimos podríamos dividirnos entre los que leímos cómics y los que no. Viendo que tú e Isabel los leíais, veo reflejada esa influencia en vuestros textos, tan plagados de imágenes y de personajes en movimiento.
      Y tanto que recuerdo esa muerte de Superman, su entierro, el posterior El reinado de los Superhombres y el regreso final con aquel traje negro. ¡Soy muy frikie, Eva! Sin embargo, Superman siembre ha tenido el problema de su omnipotencia no siempre bien gestionada. De la DC me quedaré siempre con Batman, el caballero oscuro es un personaje Top.
      La magia de aquellos cómics era su interrelación. Leías uno y ya buscabas el anterior, o desesperabas porque saliera el siguiente. La magia de atrapar a un lector la tenían muy bien conseguida.
      Y de nada. Hace un par de meses hice un llamamiento para que me indicarais si os interesaba. Como sois muy tímidos me he decidido a incorporarlos poco a poco. Un abrazo!!

      Eliminar
    2. Creo que frikis somos todos un poco, jajaja, o al menos yo me considero una rarita en toda regla, y sí, Batman está también entre mis preferidos por su conflicto interno no resuelto, muy apto para que un escritor deje correr ríos de tinta, ¿no te parece? ;)

      Eliminar
    3. Pues sí, Eva. Además, ahora ser friki está hasta bien visto, je, je, je... Y Batman, bueno, cualquier historia mola mucho más si él está en ella. Sobre todo desde que Frank Miller lo reinventó en su glorioso El regreso del caballero oscuro.

      Eliminar
  14. Antes de nada, muchas gracias por tu mención a mi novela. Me siento muy honrada por aparecer entre gente tan buena. He disfrutado mucho de menos tu entrada tan maravillosa y me voy cargada de ideas y ganas de leer, hasta los cómics a pesar de no haber sido nunca muy aficionada a ellos. Miles de gracias por este rinconcito. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ana. Creo que es una buena idea para promocionarnos un poquito, seguro que ya te has dado cuenta de que eso es lo más antipático de todo el proceso. Y por supuesto te recomiendo la lectura de los cómics, creo que es un recurso magnífico para dotar a nuestras historias de una mayor visualidad. Besos de vuelta!!

      Eliminar
  15. Tienes mucha razón, David, cuando dices que los comics son una excelente manera de acercar a los niños la lectura. También yo recuerdo el papel importante de los cómica en mi infancia, Zipi y Zape, Mortadelo y Filemón, y más después como Tintín o Asterix y Obelix, después venían las revistas de Puro: Esther y su mundo, jaja, que de recuerdos, El capitán trueno, El corsario de Hierro... Bueno cada uno tiene los suyos, y no cabe duda que tú hablas de los grandes, grandes, en mayúsculas.

    Excelente reportaje. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Manoli. Tanto para niños, como para adultos. Pienso que el cómic es un medio que siempre va a la vanguardia de lo que es contar una historia. La manera de desarrollar una historia viñeta a viñeta, su concepto del ritmo, la composición de una página como algo parecido a un capítulo, la tensión, su enfoque a eso que se llama atrapar a un lector... En este caso hablo de Stan Lee, pero por supuesto hay muchos géneros y maestros de los que aprender. Ibáñez es genial, Astérix, Tintin, los Pitufos... O gente como Will Eisner. Pasarse por una tienda de cómics es como entrar en un bazar mágico. Un abrazo!!

      Eliminar
  16. Quise decir: Puri, no puro (el corrector del móvil es insufrible)

    Ah y felicidades por esos dos cuentos en el libro de las estaciones, de Valencia Escribe. Yo también estoy ahí con dos cuentos míos.

    Un abrazo, David.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Manoli. Y felicidades por tus relatos, que ya he tenido la suerte de leer. Un abrazo!

      Eliminar
  17. ¡Hola David! La verdad es que me he enterado de cosas que desconocía. No he leído mucho comic, no porque no me llame la atención, sino porque tengo que elegir entre muchas cosas para leer y ahí tanto para... Aún así si recuerdo con cariño los tebeos de Asterix y Tintín. Marvel es un mundo totalmente desconocido para mí. También me ha sorprendido que autores consagrados de novela hayan hecho incursiones en este género.
    Respecto a autores de relatos hay muy buenos, desde Chejov, Poe, Cortázar, Lovecraft y ¡Carver, por Dios! Vale ya sé que es para gustos...
    Excelente trabajo, como siempre.
    Un fuerte abrazo, David.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ziortza. La verdad es que con tu comentario me he dado cuenta de que he tocado dos maneras de contar historias, cómic y libro de relatos, que en España no han tenido el reconocimiento que se merece. Parece que aquí compramos a peso. Novelas gorditas con mucha letra, como si con ello el precio estuviera más amortizado.
      En cuanto a relatistas desde luego has mencionado una buena terna... bueno, a mi Lovecraft siempre me ha costado, es tan recargado e intenso con sus atmósferas de terror que casi me provoca risas. A Carver lo descubrí hace un par de años y desde luego me llegó en el momento oportuno, de esos escritores que te influyen en la escritura. Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  18. A mi también me encantaban los cómics era asidua lectora de Zipi y Zape,13 Rue del Percebe y La familia Cebolleta. Un abrazo y felices fiestas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Vicenta. Sin duda pasé muy buenos ratos con esos que mencionas. El Carpanta, Anacleto... desde luego en España hemos tenido la suerte de contar con genios como Ibáñez o Escobar. Un abrazo!

      Eliminar
  19. Hola David. Me has hecho disfrutar enormemente con las anécdotas e historias de Stan Lee y su universo Marvel. Personalmente no fui lectora de sus cómics. Leía los cómics de Argentina con Patoruzu y Mafalda. Pero si he disfrutado de las versiones en cine y cada tanto me sorprendo viendo el hombre araña, los 4 fantásticos y otros. Forman parte de la historia de muchos.
    Como siempre un placer leerte, uno de desliza por tus palabras.
    Y un agradecimiento especial porque has rendido homenaje a un gran científico y divulgador que para algunos como yo ha abierto puertas al misterio de las profundidades del universo. Y es con esas cosas que a veces la realidad supera la fantasía.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mirna. Mafalda es un referente no solo argentino, sino mundial. Creo que ya están tardando en declararla Patrimonio Histórico de la Humanidad. Sus tiras son atemporales, estoy convencido que en mil años la gente que las lea se seguirá riendo.
      Stan Lee revolucionó el medio, y es curioso que lo considerara menor. Le pasó un poco como a Poe que también renegó de sus novelas de detectives... Cosas de quienes inician un género.
      Aunque Hawking se aparta de la temática del blog no he podido resistirme a rendirle este pequeño tributo. Adoro la divulgación científica y desde luego el ha sido un primer espada a la altura de Sagan. Un abrazo!!

      Eliminar
  20. Aunque soy consumidora de la factoría Marvel, no conocía ni la mitad de las cosas que nos has contado de Stan Lee. Esta entrada se la voy a pasar a mi esclavo informático que seguro que le encanta.
    Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mary. Seguro que sí, no sé por qué ser aficionado a los cómics e informático parece un vínculo inseparable. Aunque en realidad que cualquier niño que en su día tuviera la suerte de tener un quiosco cerca de casa quedó atrapado con las historias de Stan Lee. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  21. Una entrada completísima, David, con un poco de todo y todo interesante. Yo confieso que he leído muy pocos cómics en mi vida y desde luego ninguno de súper héroes. Leí algo de Zipi y Zape de niña y luego, ya de adolescente, de Esther o de Lily (solo en casos de aburrimiento vacacional extremo). Para fan de los cómics ya está mi marido, que se conoce la historia de todos los personajes de Marvel y de DC como si fueran de su familia jajajaja. No sé por qué no me han atraído nunca. Las pelis sí las he visto todas por acompañar a mi pareja al cine, y unas me gustan y otras me aburren. Creo que soy un caso perdido.

    En cualquier caso la histroia de Stan Lee me ha parecido fascinante y muy curiosa también la incursión de grandes autores de novela en el género.

    Gracias por una entrada de la que solo cabe aprender y disfrutar. Por cierto que tomo nota de algunos enlaces de tu sección Indie y de algún concurso. ¡Un placer pasar por tu casa, David!

    Un abrazo fuerte, espero que estés disfrutando de estos días de descanso :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Julia. ¡Tu marido me cae muy bien! La verdad es que el cine desnaturaliza un poco a los personajes de Stan Lee. Algo normal por otra parte dado que cada medio tiene sus reglas. Y como dices hay pelis muy buenas y otras que son un peñazo. Hay personajes maltratados, como Spiderman. En cambio, Iron Man crece con Robert Downey jr.
      Bueno, la verdad es que estos días me vienen bien para ponerme al día, más que para descansar. Se nota que ya empiezo a necesitar unas vacaciones para ordenarme. Un abrazo!

      Eliminar
  22. ¿Solo año y medio de blog? Juventud divino tesoro, yo llevo 13 años. Espero que tanta intensidad como la de esta entrada no te agote.
    Stan Lee ¿Dónde termina el hombre y empieza la factoría? Como le gustaría la trayectoria actual de Lee a un tipo que seguramente lo conocía llamado Andy Warhol. El gran sueño americano, de pintamonas como se decía antes y no en tono despectivo a toda una marca. Esto es el pop art, el verdadero pop art.
    Desconocía esa variopinta lista de escritores haciendo guiones de comics, realmente completa y espectacular.

    Un abrazo de Semana Santa, David.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, doctor. Ja, ja, ja... el blog tiene año y medio pero servidor unos cuantos más. Y tampoco te voy a negar cierto agotamiento. Sin duda, en verano tendré que plantearme algunas cosas para poder dedicar a la escritura el tiempo que se merece y necesita.
      Bueno, a veces se mira con cierta condescendencia a quienes calan en el público, como si ser comercial o popular fuera algo negativo. Desde luego, para mí no. Sobre todo cuando detrás de ese éxito hay trabajo y talento. En el caso de Stan Lee es evidente, las operaciones de mercadotecnia tienen una vida exitosa pero muy breve y la obra de este hombre cercano a los cien años va para la eternidad. Un abrazo!!

      Eliminar
  23. ¡Hola David!

    Con un poquito de retraso -estaba cogiendo apuntes jjjj- pero menos mal que llego a tiempo o me hubiera perdido una pedazo de publicación ¡Vaya currazo del bueno!
    Primero diré que me ha encantado la nueva sección de la "Librería Indie", desde luego es de agradecer para los autores la promoción de sus obras, para los lectores, que nos las presentes "en bandeja" pues ha llegado un punto que la oferta es tan extensa, variada y buena que ya casi no sabemos qué escoger.
    Estupendo homenaje a Stephen Hawkings, buen recuerdo de los concursos literarios y... ¡Hay tantas cosas en el número de hoy! No me quiero dejar nada!!!!
    La verdad es que yo nunca fui de comics. Era más de TBO. No sé sí recordarás que en nuestra niñez y adolescencia, hasta leyendo se hacían diferenciaciones en el género y los comics eran más de niños. Sí que los leí algo cuando ya andaba en la Universidad porque mis compañeros eran coleccionistas de los comics de Capitán Trueno y alguna vez los he acompañado a las tiendas donde los vendían en bolsitas de plástico a precios desorbitados.
    Ahora bien, no puedo olvidar y me embarga casi idéntica sensación a la que has narrado al recordar a "Mortadelo y Filemón", la "Rue 13 del Percebe", "Zipi y Zape", "Tín Tín" y "Asterix y Obelix" que eran los que yo leía ¡Qué recuerdos, David! Retroceder en el tiempo con estas lecturas es recordar toda una época de mi vida. Me encanta.
    Y, en fin, que he disfrutado mucho mucho con el completo número de hoy. No quiero dejar de agradecerte esta vuelta, por minutos, a una etapa feliz de mi vida. Enhorabuena por esta publicación, David.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Macarena. ¿Y quién te impide volver a leerlos? Cuando fui con dieciocho añitos a mi primer Salón del Cómic todos eramos adolescentes, con acné, gafas y, por supuesto, chicos. Casi treinta años después el público es totalmente distinto. Mayores y menores, niños y niñas, adolescentes y adultos de ambos sexos pasean por los stands a la caza de su cómic, del género que más les guste.
      Es un medio que poco a poco va siendo reconocido como una forma de arte como cualquier otra, afortunadamente.
      Me encanta leer divulgación científica y desde luego, no podía dejar de mencionar a Hawking. Alguien que se ha ganado el derecho a estar en mi altar, justo al lado de Sagan.
      Y tranquila, las entradas estarán aquí hasta que desaparezca blogger o internet... Un fuerte abrazo!!!

      Eliminar
  24. Yo soy de los tuyos, colega. Amo el cómic. De hecho, aún soy fan del amistoso vecino lanzarredes. En otro orden, me gusta sobre todo el cómic europeo, en todos sus géneros y formatos (Del manga se ocupan mis hijas) Por eso me he leído tu número de la revista con más interés del ya sabes despertar en cualquier tema. Hasta el sincero homenaje a Hawking, que yo comparto. Sea como fuere, no solo tiene el mérito de haber creado un punto de inflexión en la física moderna, sino de haber sido un gran divulgador. No sólo sobre la ciencia, sino sobre la vida.
    Un abrazo, compañero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isidoro. Ya barruntaba yo que esta entrada te iba a gustar, escribir ciencia ficción y ser amante de los cómics es una condición indisoluble. Yo a Spiderman le he perdido el rastro desde la saga de Un día más, cuando a los guionistas de Marvel se les ocurrió resetear la trama y, más adelante, aquello del Dr. Octopus o eliminar a Peter Parker. Todo eso ha desnaturalizado al personaje, todo lo contrario que hizo Stan Lee. Al cómic europeo me aficioné más tarde, aunque solo fuera por cuestiones económicas. Aquellos álbumes eran prohibitivos para la economía adolescente.
      Como dices, Hawking es un ejemplo y aunque quizá nunca logró un descubrimiento que le diera un Nobel, es difícil que un físico teórico lo consiga, si que su figura se recordará eternamente. Un abrazo!!

      Eliminar
    2. Rectifico, he dicho que aún soy fan de Spidey, pero mi historia con él acabó en el mismo punto que la tuya. Así que no puedo estar más de acuerdo contigo. Con el cómic europeo, otro tanto, ya que aquella época, ciertamente, no daba para ello. Yo empecé con la fenecida 1984, Por ejemplo
      Un abrazo compañero

      Eliminar
    3. ¿Verdad? Siempre he odiado cuando a los guionistas de cómic no se les ocurre otra cosa que meterse con la esencia del personaje. De un superhéroe pueden tocarlo todo menos la persona que se enfunda el traje. Y mira que en Spiderman estaban avisados con el desastre de la saga del clon. En fin, seguro que Stan Lee habrá puesto el grito en el cielo. Un abrazo!!

      Eliminar
  25. ¡Hola! ¡Qué buena entrada! Muuy completa como siempre. Desconocía eso de los comics y ese código ridículo >.< siempre atacan al entretenimiento, como si los padres no tuvieran responsabilidad alguna sobre sus hijos ¬¬ menos mal que Lee le hizo caso a su esposa ¡Bendita mujer! Y bendito él por ceder ante ello, que se habría perdido demasiado talento e historias asombrosas sino.

    Sobre la librería, hay algunos que los he visto y me los anoto, a leer de a poquito.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Roxana. Lo que me llama la atención es que la historia siempre se repite. En mi infancia eran los cómics, después vinieron los juegos de rol y, ahora, son los videojuegos. Cuando surge un medio artístico o de entretenimiento nuevo parece que junto a la moda y el entusiasmo por la novedad se genera otra fuerza en sentido contrario que busca en ello la causa de todos los males modernos. En fin...
      Respecto a la esposa de Stan Lee lo que me viene a la cabeza es lo difícil que son los comienzos, cuánto talento depende del puro azar. Me recuerda a cuando King lanzó a la papelera su borrador de Carrie y su esposa lo rescató y animó a continuar. De no haberlo hecho, quizá King sería hoy un completo desconocido. Me apena pensar cuántos Lee o King se han perdido en el camino porque en ese instante crucial no encontraran a ese alguien que les diera su apoyo.
      Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  26. Por fin llego a este espacio que tanto me admira (las vacaciones de Pascua me han tenido algo apartada de estos lares). Lo primero, darte la enhorabuena por otro estupendo trabajo, David. Eres un fenómeno. He disfrutado mucho averiguando cosas de ese maravilloso mundo del cómic.
    Yo pertenezco a esa generación que se aficionó a leer gracias al cómic (cuando yo era niña lo llamábamos tebeos), aunque el mundo de los súper héroes no era lo mío, yo era más de Mortadelo y Filemón o de Rompetechos. Pero mi marido sí creció con ese Universo Marvel, y la impronta que le dejó aún no se ha borrado, es más, se la ha legado a su propia hija. Los dos son unos admiradores de Stan Lee y sus creaciones; tendrías que ver una de las estanterías de mi casa, llena de cómics de Spiderman, Los 4 fantásticos, Los vengadores, Thor, Daredevil, etc, etc. Por cierto, no sé si ves la serie Big Bang Theory, pero hay un capítulo donde hace un cameo.
    Me ha parecido un detalle precioso que mencionaras con tanto cariño a Stephen Howking. Yo estoy con la preparación de una publicación en mi sección 'Demencia, la madre de la Ciencia' a modo de homenaje.
    De las novelas 'indie' solo he leído "Irreal como la vida misma" y todo lo bueno que pueda decir de ella es poco, porque es un estupendo libro para recomendar y leer.
    Gracias por esta fantástica publicación que voy a dar a leer a mi marido e hija, estoy segura que les va a encantar.
    Un beso muy grande, David.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Paloma. Pues me parece que tu marido, tu hija y yo disfrutaríamos de lo lindo en nuestras casas.. porque te aseguro que tengo la estantería a rebosar de cómics Marvel. En mi caso, leía también los tebeos de Mortadelo, El guerrero del antifaz... pero es que Marvel me hechizó. Uno de los primeros que leí fue aquel en el que moría Gwen Stacy, la novia de Spiderman. Con doce años aquello me marcó, y el destino de Peter Parker me acompañó durante años. Big Bang es la única serie que veo y recuerdo aquel cameo, de hecho, cuando voy a ver una peli de Marvel uno de los momentos estelares es cuando Stan Lee aparece en alguna escena. ¡A ver dónde sale en la próxima de Los Vengadores, que promete ser un espectáculo!
      Tanto como espero ese homenaje en tu blog a Hawking, tu preparación científica va a conseguir un artículo maravilloso. Un fuerte abrazo... y espero que tu familia disfrute de esta entrada dedicada al gran Stan.

      Eliminar
    2. ¡Ah! y espero que les gusten mi dibujo.

      Eliminar
    3. La entrada les ha gustado mucho, pero con tu dibujo ¡han flipado!
      Por cierto, mi marido dice que si no vas a contar nada del Jabato y del Capitán Trueno (le chiflan), ja, ja, ja.
      Esto parece peticiones del oyente.
      Un besazo.

      Eliminar
    4. Gracias, Paloma. ¡Oído cocina! Un fuerte abrazo a ti y tu familia.

      Eliminar
  27. Hola David! Una vez más, qué gran entrada! Aportas muchísima información interesante y bien documentada. En tu entrada me he enterado de muchas cosas que desconocía.
    Parece que hay que agradecerle muchísimo a su mujer!!
    La pena es que los cómics se consideran subcultura, y especialmente en España, aunque últimamente este concepto está cambiando bastante. Pero cuando era adolescente era muy raro encontrar a alguien asiduo a esta lectura, te consideraban muy friki.
    Yo siempre he leído bastante cómic, aunque no tanto Marvel y sí cómic japonés. Un día, hace bastante tiempo vino Will Eisner a Barcelona, al Norma, y fui a verlo. Explicó que había trabajado con Bob Kane durante bastante tiempo. Y nombrando a Bob Kane, Batman es mi super héroe preferido, no sé si has leído El largo Halloween, pero lo recomiendo totalmente.
    Es una pena que el arte, la ilustración, y el cómic estén mal valorados en este país, que sea tan exageradamente difícil ganarse la vida si te dedicas a ello. Por eso no estudié Bellas Artes, y me decanté por algo más "práctico", o eso era lo que todo el mundo me decía, que con bellas artes no me ganaría la vida, y ahora estoy empezando a arrepentirme.
    Sé que estudiaste en la Joo, y yo no descarto apuntarme en algún momento...jaja
    Me ha hecho mucha gracia saber que Stan Lee utilizó este seudónimo para no perjudicarse como escritor, eso demuestra que él mismo sabía "el estigma", por llamarlo de alguna manera, que los cómics representan en la sociedad. Es muy curioso porque yo me pasé a la escritura quizás con más de veinte años, pero antes lo único que escribía eran mis historias para mis propios cómics. Quiero decir que mi prioridad de escribir sobre dibujar es relativamente nueva. Al contrario de Stan lee.
    De hecho, nunca he descartado escribir una novela gráfica.
    La verdad es que admiro cómo eres capaz de conciliar todo lo que llevas, todas las cosas que combinas tan bien, el blog, tus relatos, el Tintero de oro, dibujar y tus investigaciones tan detalladas para tus entradas! Eres un máquina, de verdad!!! :)
    Una gran entrada David, me he encantado!! Un besote
    PD: cómics que he descubierto en los últimos años: El azul es un color cálido, y Persépolis!! (son geniales)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María. Jo, casi me he visto reflejado en tu historia. De niño, mi sueño era ser dibujante de cómics, pero si eso es difícil hoy día, imagínate en los ochenta y principios de los noventa. Así que acabé estudiando Derecho, en fin... aparqué toda creatividad hasta la crisis de los cuarenta. Créeme, existe. Aunque en mi caso la enfoqué en la escritura, y un relato llevó a otro. Aunque quizá esa hiperactividad que mencionas es el deseo por recuperar tiempo perdido. Algo imposible.
      Desde luego que comparto afición por Batman, la pena de este personaje y de la DC en general es que en España nunca tuvo suerte con las editoriales que las publicaban. De hecho, en mi adolescencia era complicado ver un cómic de Batman o Superman en el quiosco. Y cuando lo hacían era en forma de tomos inasequibles para mi bolsillo. Luego, te aseguro que me he puesto al día. Ese que mencionas de El largo Halloween me lo compré en un tomo de tapa dura. Es fantástico. Así como Spiderman es único en su serie regular, Batman es el amo de las aventuras en tomos especiales o series limitadas.
      Y sabiendo ahora que dibujas, ¿a qué esperas para compartirlos en tu blog?
      Ese detalle de Stan Lee me pareció muy significativo. Un tipo que soñaba con ser escritor "de prestigio" y avergonzado por su trabajo en el cómic... la vida da muchas vueltas y me recordó un tanto a Poe, cuando renegaba de sus historias de detectives. Y es que parece que la ficción popular siempre ha sido vista con desdén. Afortunadamente, el tiempo pone a cada cual en su sitio. Y estoy convencido de que mucho escritor "de prestigio" hubiera deseado ser recordado como lo será Stan Lee.
      ¡Ah! Persépolis, la tengo, pero el otro no lo conocía. A ver si en una escapadita al Norma o a esa tienda estupenda que hay cerca de la estación de Badalona. Un fuerte abrazo!!!

      Eliminar
  28. Qué buena entrada y la de cosas que he aprendido David.

    Yo también me inicié en la lectura con los cómics aunque en mi caso eran tebeos (Mortadelo, Zipi y Zape...) y también las novelas gráficas (así descubrí esas mujercitas que me hicieron llorar tanto o ese Sandokan jajaja), después continué con el humor descarado y siempre actual de Mafalda que sigue siendo una de mis favoritas. No fui mucho de superhéroes pero sí caían en mis manos desde luego los leía, de hecho leía de todo porque no había tanta oferta como ahora.
    Mi padre en su juventud fue dibujante de cómics pero no era de los que firmaban sino de los que les hacía el trabajo a otros y se ganaba unas pesetillas que siempre iban muy buscadas.
    Mi hijo menor es un gran aficionado a los cómics y en casa tiene una muy buena colección.
    Creo que es un género que cada vez está siendo más reconocido en este país porque durante muchos años era como bien dices "de frikis". Crear un mundo y que sea creído es de las cosas más difíciles para un escritor y desde luego los autores de cómics lo crean.

    Me ha gustado este recorrido y también el homenaje al gran científico y a la gran persona.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Conxita. La verdad es que una de las cosas que ha conseguido esta entrada es conocer cuántos maridos apasionados a los cómics tenéis! Me encanta. También leía una colección que alcanzó un montón de números creo que se llamaba Joyas literarias juveniles. Eran geniales para leer la historia y comenzar a enamorarte de la Literatura. Lástima que ese tipo de colecciones haya desaparecido en la actualidad. Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  29. Muchos de estos escritores que han colaborado en su momento con el mundo del Comic han sido en sus comienzos gente anónima, por eso me alegro tanto de la iniciativa Índie, David. A Gerardo ya lo tenia y a Eva en su primera novela. Gracias por darle bombo a la segunda incursión en la novela de la Loureiro.

    Bueno man, te busco en kindle como autor pero no me apareces. Como no tengo el titulo de la novela pues eso.

    Déjame el titulo para poder adquirir el libro.

    Abrazo y felicitaciones por tanto esfuerzo.

    A seguir deleitando nos, David.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, John. De todo el proceso de autopublicación lo más desagradecido es la promoción. En el noventa y nueve por ciento de los casos debe hacerla el propio autor y eso siempre genera el complejo de spamer. Creo que esta clase de entradas es ideal para conseguir un poquito de repercusión a través de publicaciones ajenas.
      Bueno, te dejo el enlace a Amazon, el libro son Los demonios exteriores https://amzn.to/2GsCxpt Espero que te guste si tienes ocasión de leerlo. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
    2. ¡Ya lo tengo! Va a gustarme seguro. Tratándose de una de mis temáticas favoritas en el cine, ciencia ficción.

      Abrazo.

      Eliminar
    3. Gracias, John. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  30. Hola, David
    Llegó con retraso, pero más vale tarde que nunca. Ya que esta sección me encanta leerla. Tengo dos hermanos que son fanáticos del famoso Stan Lee. Crecieron con sus cómics, lo admiran por crear un universo entero de personajes que aún se mantiene, y por cambiar las formas de contar historias tan fantásticas. Recuerdo se peleaban entre sí cuando recolectaban las tarjetas, tienen la colección de 120 Tarjetas X-men entre los años 95-97 buenos recuerdos.

    No he leído los dos libros, que por cierto me parecen super interesantes. Me los llevo anotados.

    Que lindo detalle. Que descanse en paz Stephen Hawking. Una de las mentes más brillantes de la humanidad.
    De la librería indie no creo haber leído alguno. Pronto los visitare en mis vacaciones de verano. Me gustan muchos de ellos. Muchas gracias por compartir y por gran excelente trabajo en este número.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Yessy. Los cómics me enseñaron a leer, y Stan Lee a soñar. De hecho sigo leyéndolo con devoción y visitar las tiendas de cómics son una delicia. Los X-Men fue un paso más. Hasta ese momento, la constante era que los superhéroes recibieran los poderes de alguna manera. En la época de Stan Lee solían ser accidentes radioactivos.
      Con los X-Men y su naturaleza mutante se ahorró el buscar orígenes raros y abrió el camino al tratamiento del racismo en los cómics. Desde luego, Hawking se merecía ese homenaje. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  31. Muchos hemos hecho nuestras primeras lecturas en los comics, y sin duda ellos tienen buena parte de culpa de que hoy estemos, mejor o peor, escribiendo. Mis favoritos eran los clásicos Batman, Spiderman, Superman... cómics de humor español como Mortadelo y Filemón, Zipi y Zape o Carpanta... los cómics de El Fantasma, aquel héroe solitario perdido en la selva cuyo se oficio iba traspasando de padres a hijos... y por supuesto las maravillosas aventuras de Tintín, de las que tanto he aprendido. Estupendo homenaje al cómic el que nos traes en esta entrada, y estupendo también el homenaje a Stephen Hawking tras su fallecimiento. No quiero dejar pasar la oportunidad para felicitar a los escritores noveles cuyas obras citas y reseñas, mis felicitaciones a todos ellos.
    Gracias por esta nueva entrada David. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Jorge. Me alegra descubrir que hemos sido muchos los que hemos comenzado con los cómics, desde luego despertaban la imaginación y hacían amable el hecho de ponerse a leer. Pues me has recordado a ese personaje, El fantasma, me suena eso de pasar de padres a hijos.
      La promoción de tu propio libro es algo muy antipático, es por eso que he pensado en este espacio para dar un poquito de visibilidad en el enorme océano de Internet, no solo por el trabajo que han realizado, sino por la calidad del mismo. Un abrazo!!

      Eliminar
  32. ¡Qué buenooo! ¡Me has hecho disfrutar como una niña pequeña con esta entrada, amigo!
    ¡Adoro a Stan Lee! Aunque no lo empezara a leer de pequeña como tú, ya que fuémi noviola que me enganchó a sus comics y posteriormente a las espectaculares peliculas basadas en ellos. Sus historias son increíbles, y el hecho de haber creado un mundo aparte en el que todos sus personajes estan conectados de alguna manera solo me hace admirar aún más a Lee. Pienso que algo así, a su manera, solo es digno de un genio, y pasar por la industria del comic pudiendo decir que has creado a personajes tan fantásticos como los X men, los cuatro fantásticos o el increíble Hulk, te convierte directamente, y con todo el derecho, en uno de los mejores escritores de la industria del comic. Además, sus cameos en las películas me encantan, jajajaja.
    Leyendo tu entrada me he acordado de un programa que emitieron hace unos años en Discovery Max, un programa que precisamente presentaba él, se llamaba "los super hombres de Stan Lee". El programa no llegó a las tres temporadas, pero durante el tiempo que duró, él mismp fué buscando alrededor de todo el mundo a gente que tuviera de alguna manera peculiaridades tan únicas como sus "hijos" de papel. Llegó a conocer a un hombre que podía mover cosas con la mente, a otro cuyo propio cuerpo funcionaba como un imán, una especie de Magneto de uestro mundo, jajajaja. También a una chica que era capaz de digerir todo lo que comiera, TODO, y al hombre con la piel más elástica del mundo. Me encantó aquel programa, se nota, ¿no?
    Ha sido interesante este recorrido que nos has hecho de su vida, además de esa curiosidad de su nombre, ¡que yo no lo sabía! Y ese homenaje final al gran Stephen Hawking, vamos a echar de menos sus advertencias en cuanto a los extraterrestres... Jajajaja.
    Muchas gracias también por incluir uno de mis libros en tu lista, ¡espero que te gustara si te animaste a leerlo! Es todo un honor aparecer en tu blog, ¡al que espero que le queden aún muchos años más! Con pocos más disfruto tanto como con el tuyo.¡Sigue así!
    ¡Un besote, David!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ana. Creo que agotó todos los temas posibles en el ámbito de la ciencia ficción. Si lo máximo de un autor es que su obra pase de generación en generación, la verdad es que Stan Lee estaría en el top ten.
      Tu libro, como varios de la lista los tengo pendientes para los meses de verano, cuando desaparezca del mundo virtual para encerrarme con escritos, lecturas y demás material para preparar el año que viene. Pero no tengo dudas de que me encantará, tanto ese como el segundo que me parece está a punto de salir.
      Un fuerte abrazo, Ana!

      Eliminar
  33. ¡Ahh! ¡Otra cosa que te quería comentar!
    Me ha parecido también muy interesante eso de que un dibujante de comic pase a ser escritor, como los ejemplos que nombras, pero ¿y al revés? Yo misma me estoy pensando en animarme a escribir e ilustrar un comic, ¡A eso también me ha ayudado un poco tu entrada! Quizá me anime, ¡besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya tardas! Dibujas muy bien, de hecho, en la entrada que dediqué a las ideas para imágenes con las que acompañar nuestras publicaciones te mencioné como ejemplo. Teniendo la mano que tienes para el dibujo, deberías aprovecharlo para tus entradas. Otro abrazo!

      Eliminar

Deja tu huella en el blog con un comentario. Y si te ha gustado puedes compartirlo en tu espacio social utilizando los botones sociales que aparecen a tu derecha. ¡Gracias!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...