miércoles, 9 de noviembre de 2016

LA CAÍDA DE LUMINION de Jaime Blanch Queral


"BLOG DE RELATOS", "CIENCIA FICCION", "AUTOPUBLICAR", "ESCRITORES NOVELES", "RESEÑAS LITERARIAS", "RECURSOS PARA ESCRITORES", "AUTOPUBLICAR", "EBOOK"

La novela transcurre casi en su totalidad, como no podía ser de otra manera, en Luminion. Un planeta al que el personaje, por azar o por destino, accede mediante un portal intergaláctico que une la Tierra, Valencia en este caso, con Luminion. Ahora bien, nos muestra dos imágenes contrapuestas de ese planeta. En el inicio de la novela, lo que vendría a ser la primera venida de Gabriel a ese
mundo, nos encontramos con una cultura esplendorosa, avanzada tecnológicamente, con una altura moral casi utópica, como es la sociedad de los Lumini. Pero en la segunda venida, tras un breve regreso a Valencia, Gabriel se encontrará con un escenario diametralmente distinto. La civilización que se encontrará ha sufrido una involución. Como dice el propio Gabriel, «como si fuera un recuerdo de El planeta de los simios», parecida a la sociedad futura que se encuentra el protagonista de La máquina del tiempo. Todo el esplendor de la sociedad lumini ha desaparecido. El dominio tecnológico ha sido sustituido por una sociedad que desconoce hasta la escritura. Por supuesto, la aventura que nos propone la novela será descubrir qué ha pasado.

Aparecen muchos personajes en su mayoría planos. No es una crítica, todos ellos están pensados para cumplir su función en la historia. Son arquetipos que podemos encontrar en cualquier saga que esté estructurada como “El camino del héroe”. El principal, Gabriel, es un chico valenciano. Esto me ha gustado, ¿por qué todos los protagonistas de fantasía deben proceder de USA? Gabriel es alguien absolutamente normal en nuestro planeta pero que en Luminion alcanzará el papel de Barsnash, alguien al que antiguas profecías han anunciado como el Elegido o Salvador. En esta primera novela no se desarrolla por qué él y no otro. Parece más bien cosa del azar, es probable que esta cuestión se desarrolle en las sucesivas entregas. Representa el héroe que no puede creer el papel que el destino le tiene reservado y que, poco a poco, irá ganando confianza y grandeza. El resto de personajes, como decía, cumplen su función arquetípica en la historia. Nos encontramos con los ayudantes del héroe; el maestro; el antagonista… Es de destacar la gran cantidad de personajes que aparecen lo que es un tanto abrumador en ocasiones, sobre todo porque los nombres son “de su lengua” y hay que estar muy atento para acordarse de quien es cada uno, principalmente en la primera parte de la novela.

De las tres partes —primera venida, regreso a Valencia y segunda venida— destacaría la primera, aunque es algo muy personal. Toda la obra transita, a mi modo de ver, por los dos géneros de la ficción especulativa: ciencia ficción y fantasía. Mi gusto personal se decanta por la ciencia ficción y es por ello que la parte que más he disfrutado ha sido la primera, cuando descubrimos los avances tecnológicos de los lumini y, sobre todo, cuando el autor muestra un excelente dominio de conceptos científicos, consiguiendo que las maravillas tecnológicas sean verosímiles. Esa parte la he disfrutado mucho. Posteriormente, en la segunda venida de Gabriel, la historia, pese a contar con pinceladas propias de la ciencia ficción como naves, ciborgs, etc, sigue parámetros propios del género de fantasía, predominan aspectos mágicos, profecías, las armas, la energía Xo’m, el propio viaje que inicia el grupo que acompaña al héroe, la terminología, “los oscuros”. Diría que, de inicio, es Star Trek y la segunda parte es más Star Wars en su vertiente más mágica cuando se habla del concepto de la Fuerza.

Es muy de destacar, y alabar, el magnífico trabajo del autor para crear un mundo imaginario. No se limita a describir a los lumini o los xniu, los habitantes del planeta, ni a describir cómo es su mundo. Dota a la sociedad de un sistema económico, social e ideológico. El uso del concepto religioso que utiliza es brillante, ¿por qué una sociedad tecnológicamente avanzada no puede creer en una religión? En la segunda parte, cuando esa sociedad ha desaparecido, nos muestra un mundo rural y refleja, nuevamente, todos los ámbitos de una sociedad, en esta ocasión, más básica. En esta parte, aparece también la sociedad “oscura”, los seres malignos que han destrozado la civilización lumini, en sus diversas castas, Masari, Sii’n, Zii’n, Mii’n… Con todo ello consigue una ambientación perfecta y unas bases sólidas con las que construir los sucesivos libros. Repito encomiable trabajo de creación de mundos.

Como aspectos que me han chirriado destacaría dos. El primero, aunque la estructura de la obra necesitaba que Gabriel volviera a la Tierra entre la primera y la segunda venida, creo esa parte es la más floja. Necesaria, pero un tanto insulsa. Es tan magnífico el mundo que se muestra de inicio que la rutinaria vuelta, la intrascendente vida de Gabriel en Valencia es como un jarro de agua fría, no añade ninguna arista nueva al personaje y leídas unas páginas la lectura se vuelve vertical. Es decir, vas leyendo por encima a la espera de que vuelva lo bueno, que regrese a Luminion. Otro aspecto que me ha dificultado la lectura es el enorme  número de personajes, especies, castas, cargos, etc. Entiendo que esto es algo más personal puesto que precisamente es lo que menos me gusta del género fantástico, ese muestreo de personajes de los que en muchos casos ni siquiera hemos visto y cuyos nombres estrambóticos hacen imprescindible llevar una libreta para ir anotándolos para no perderte. Sé que esto gusta mucho a los aficionados a la fantasía. Pero ya he comentado que yo soy más de ciencia ficción.

El final de esta entrega anuncia, e invita, a adquirir la siguiente. Nos deja a Gabriel ya preparado para la lucha por la recuperación de Luminion, el anuncio de nuevos personajes que le ayudarán… En este sentido me recordó a las dos primeras películas de El Señor de los anillos o El Imperio Contrataca. Los personajes y el mundo se han presentado, los enemigos se han mostrado y se dejan las espadas en todo lo alto para la épica que todavía está por venir.

Una de las escenas que más me ha gustado y quiero destacar es cuando Gabriel, en compañía de otros personajes, llega a la Zona desolada, que es una de las antaño majestuosas ciudades que visitó antes de la Destrucción. En ese instante, los personajes sienten que les embarga una tristeza insospechada, una desazón que les atenaza el alma. Dfeir, un descendiente de los Xniu, dice refiriéndose a la tristeza:

—Hay quien dice que  es como un eco.

—¿Un eco?

—Sí, un eco, una especie de recuerdo, de residuo de todo el dolor y la desesperación sentidos por los antiguos habitantes de la ciudad en el momento de morir…

Sin duda, es una novela muy recomendable para los aficionados a la ficción especulativa en general aunque, seguramente, los aficionados a la ciencia ficción disfrutarán más la primera parte y los afines a la fantasía, la segunda.

La novela cumple con todos los requisitos de una saga épica, sigue el camino del héroe, desde la propia incredulidad del personaje hasta su convencimiento de ser alguien elegido para erigirse como salvador de toda una civilización. Por ese camino se encontrará con ayudantes, con enemigos, con maravillas fantásticas y otras horribles. Junto a Gabriel transitaremos por un mundo que, poco a poco, iremos descubriendo.

Muy buena obra de género, que he leído con gusto. Podéis conseguirla en Amazon.

 Para conocer más al autor Jaime Blanch os dejo el enlace a su blog UNIVERSO LUMINION

¡Saludos tinteros!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu huella en el blog con un comentario. ¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...